Héroes. Respuestas

Viendo el revuelo que se ha levantado ahora sobre un viejo artículo que escribí hace un tiempo, “Héroes de la libertad”, expondré unos cuantos argumentos en su defensa. Quiero agradecer las defensas públicas en Internet y personales que me han enviado algunos de los lectores y otros autores.
Se ha producido durante los últimos años mucha literatura sobre el AnarcoCapitalismo, pero las acusaciones sobre algunos temas son redundantes y no aportan nada realmente ya que éstas han sido contestadas por activa y pasiva sin que los detractores del AnarcoCapitalismo se hayan dado cuenta que existen respuestas. No sólo yo escribo sobre este tema, sino muchos más economistas, psicólogos, profesores de diferentes materias, etc. El objetivo del artículo sólo es demostrar, como claramente se ve, que las leyes, imposiciones… no castigan los hechos en si, sino las relaciones económicas que no tienen culpa alguna. El legislador intenta acabar con un “mal moral”, insisto no ético, y su solución no es atacar ese “mal”, sino la relación indirecta del intercambio.
Utopismo. Se nos acusa a los anarcocapitalistas de ser utópicos. He recibido durante mucho tiempo mails a este respecto. Me planté mostrar la cara más desfavorable del AnarcoCapitalismo y examinar por encima sus implicaciones lógicas. Las conclusiones a las que llegué es que el AnarcoCapitalismo no es una utopía y que sus consecuencias, aunque sorprendan a muchos, son mejores que el dirigismo moral para evitarlas.
Neo puritanismo. Recientemente los grupos ubicados dentro de la izquierda han atacado a los conservadores con el nuevo eslogan del neo puritanismo, tanto en lo económico como en lo social. Tradicionalmente, desde mediados del S. XIX hasta el último cuarto del S. XX, la izquierda siempre se había mostrada moralmente más “progre” o incluso liberal que los conservadores.
Los conservadores apenas se han movido en estos años, pero los izquierdistas sí. Mediante la visión del pensamiento único estatista, la “izquierda moderada” ha levantado una serie de dogmas morales. Éstos los han de combatir a cualquier precio: como la lucha contra la prostitución, contra el tabaco, alcohol, etc. Los liberales creemos que nadie ha de imponer, mediante un jerarca social, un solo lifestyle al resto de la sociedad. Sus consecuencias crean el efecto contrario.
Los conservadores son honestos en este punto y admiten que hay puntos morales que se han de combatir mediante el estado. En cambio los grupos de la izquierda, que siempre han visto esta actitud como “inferior”, ahora se muestran hipócritas (en la definición la RAE y sin las connotaciones que pueda tener) atacando a quienes no piensan como ellos. Y es que contrariamente a lo que predican, son más neo puritanos que nadie.
Prostitución infantil. No defiendo la prostitución infantil, pero sí critico que en su nombre se cometan atrocidades o se mezcle con sentimientos. El año pasado un Marine fue condenado por escaparse con una muchacha de 15 años. No la secuestró, ni la violó, ni aplicó violencia alguna contra ella. La relación que tuvieron los dos fue mutuamente consentida, pero reabrió la cuestión del abuso de menores.
Otro caso sería el abuso de verdad donde se aplica la extorsión o la amenaza contra un menor por el lucro de otra persona. Eso que no es aceptable, pero es un crimen como cualquier otro, esto es: como un asesinato, robo, palizas injustificadas, etc.
La prostitución infantil no tiene porque ser un mal desde el punto de vista ético (aunque sí puede serlo desde el punto de vista moral). Pero aún siendo así en los países pobres, es temporal. En el momento que el país acumule el capital necesario para desarrollar otras ramas de la producción que los doten de mayor bienestar, la prostitución infantil empezará a desaparecer. Cuando la familia del menor tenga dinero acumulado para educar a su hija abandonará el oficio e irá a la escuela, o trabajará en otro sector.
Para acabar con la prostitución infantil sólo hay una medicina efectiva: progreso económico y más Capitalismo. La situación es similar a la del trabajo infantil donde fue el Capitalismo quien lo eliminó de verdad. En la Inglaterra de la Revolución Industrial muchos niños trabajaron y no fue ningún dirigente político quien acabó con la situación, sino la prosperidad y riqueza del libre mercado. Las leyes sólo favorecen las mafias, corrupción política y la pobreza de todos.
Recobrando el polilogismo marxiano. Marx, incapaz de defenderse de los ataques que recibió de autores liberales, recurrió a su polilogismo donde el que no le daba la razón era porque era un traidor a la clase trabajadora (La Acción Humana, Cap. III). Este especie de racismo abierto se ha inculcado cada vez en la gente de a pie, y autores de izquierdistas y conservadores. Lo único que han cambiado es “clase trabajadora” por lo que a ellos les convenía. No hay ciencia alguna en esta forma de actuar. Y todas las críticas que he visto en este aspecto sobre mi artículo, van en este aspecto. No he visto ninguna crítica realizada con alguna estructura lógica que contradiga mi artículo, todo son exabruptos.
Ética no es moral. “Héroes de la libertad” no es un manifiesto moral, sino un análisis ético. Lo dejé claro al comienzo, y recuerdo un buen post de José Carlos Rodríguez, sobre el tema. Los puntos que traté son perfectamente sólidos con la ética política aristotélica, tomista y evidentemente con la ética del derecho natural. Algunos de los oficios mostrados en el artículo pueden ser moralmente no aceptables, pero eso no significa que se tengan que prohibir o que vulneren la ética. Este punto lo trató mejor y más extensamente Walter Block en “Libertarianism and libertinism” (pdf de 523 Kb), especialmente el apartado “IV. MEA CULPA”. Evidentemente, antes de leer este ensayo, los detractores del AnarcoCapitalismo se tendrían que leer “Defending the Undefendable“.
La tiranía de las buenas intenciones. Mediante la proclamación de las “buenas intenciones” se ha impuesto hoy día la tiranía. Represión y control son la solución a todo lo que no gusta al político, ¡incluso lo hacen en nombre de la libertad! La tiranía, ya sea con buenos pretextos o malos, siempre conduce a consecuencias nefastas. Las leyes y la aplicación de la fuerza del jerarca moral o de la producción siempre llevan a servidumbre y pobreza. Clásicos como El socialismo de Mises y Camino de Servidumbre de Hayek son algunos de los muchos ejemplos que hay. Y es que la literatura sobre este tema es inmensa.
Ética y libertad, las dos caras de la misma moneda. Una sociedad libre significa que cada individuo es capaz de hacer lo que le plazca. ¿Significa que puede alguien tiene carta blanca a asesinar a todo el que quiera? Evidentemente que no. Eso sólo lo hacen los político y el estado entrando en guerras e instaurando el estado policial.
La seguridad actual es el resultado de la producción privada que el estado ha monpolizado para su beneficio. Incluso el Salvaje Oeste, uno de los casos donde el estado no existía, o no afectaba a la comunidad era menos violento de lo que creemos. Históricamente también se ha producido con otros países europeos, así como Australia y algunos países asiáticos ¿Gracias a qué? A la libertad individual. Cuando un número agregado de individuos encuentra un déficit en su bienestar, alguien lo ha de cubrir. El estado no lo cubre, sino que lo hace más grande. Sólo la figura del empresario que busca oportunidades para beneficiarse logra cubrir ese déficit. Incluso si no existe policía el propio empresario la creará dando seguridad de forma más barata y segura que el estado.
El empresario podría intentar comportarse como el estado también, pero de hacerlo perdería el plebiscito del consumidor y la propia competencia lo hundiría mediante el boicot básicamente. Hay muchas referencias sobre el tema: Sobre la Producción de Seguridad, Justicia sin estado, The market for liberty, The Myth of National Defense, For a New Liberty: The Libertarian Manifesto, Man, Economy, and State, etc.
Escuela Austriaca y AnarcoCapitalismo. El AnarcoCapitalismo no es exclusivo de la Escuela Austriaca, es más, hay autores de la Escuela Austriaca que no son anarcocapitalistas, como Israel Kirzner para mencionar a uno conocido. Y al revés también, como David Friedman que no es austriaco y sí anarcocapitalista.
Algunos, ingenuamente, creen que la representación de la Escuela Austriaca es LewRockwell o el Mises Institute. En los últimos años, no más de veinte, la Escuela Austriaca ha tenido varias tendencias. No sólo en plantearse si es mejor el AnarcoCapitalismo o el laissez-faire clásico, sino en otros temas tan importantes como la teoría monetaria, si ha de existir medios fiduciarios o no, sobre el papel de coordinación del estado, etc. Decir que toda la escuela austriaca es anarcocapitalista sólo demuestra un enorme déficit de cultura.

Anuncios

29 comentarios para “Héroes. Respuestas”

  1. Estimado Jorge:Una vez leído tu artículo explicatorio de esta tarde, que respeto plenamente, conste, pienso que sigues marrando de cabo a rabo. Dices que, “No he visto ninguna crítica realizada con alguna estructura lógica que contradiga mi artículo, todo son exabruptos”. Ahora yo he cogido un punto nada más, aparte del que comento en tu bitácora, para que lo analices y medites.A ver cómo nos comemos que (literal): “La prostitución infantil no tiene porque ser un mal, a veces es una necesidad”. ¿De qué te sirve saber tanta economía si no entiendes lo que es una persona humana? Repetimos: “La prostitución infantil no tiene porque ser un mal, a veces es una necesidad”. A ver. La prostitución infantil es un bien. Si no es un mal es un bien, ¿no?. A veces es ¡hasta una necesidad!…¿sexual? A mí no me ponía nervioso ninguna hasta los 12/13 años. Ah, no, que quieres decir que lo hacen para comer, y que entonces es mejor que lo hagan a que se mueran de hambre… Bueno, es una opción anarco-liberal (¿te has definido así, no?), que no cristiana o musulmana, por poner dos casos en los que se propondría al niño creyente que no se rebajara a ciertas cosas, aunque la vida le costara.Yo soy creyente y creo que la prostitución infantil es un mal mayúsculo, no un mal menor. Si me rompí la cabeza durante la carrra estudiando las curvas económicas neoclásicas y keynesianas (IS, LM, BP), me tendré que romper la cabeza para que no haya en ningún sitio del mundo prostitución infantil, antes que admitirla alegremente como tú lo haces. ¿Para qué teorzar tanto sobre la intervención en tal o cual ramo económico si luego se justifica tal atrocidad con un par de requiebros dialécticos de secundaria? Por cierto que, como ya te he escrito en tu bitácora, con el único afán de discutir dialécticamente, no es más liberal quien más Libertad defiende, como no es más patriota quien más nacionalismo defiende. ¿Es liberal defender que los noctámbulos puedan gritar libremente a las 4 de la mañana por las calles? No. ¿Es liberal defender a prostitución infantil o el mercado libre de niños? No.Dices más adelante: “Para acabar con la prostitución infantil sólo hay una medicina efectiva: progreso económico y más Capitalismo”. Eso pasa a los que no entendéis lo que es un liberalismo inserto en un Estado medianamente conformado. ¿De dónde te sacas que el progreso económico y el capitalismo terminan con la prostitución infantil? ¿Qué tiene qu ver la deprabación moral de la gente con el progreso económico? Si te piensas que en un estado avanzado no va a haber prostitución infantil, es que no tienes ni idea de los mecanismos con los que funcionan peredastas y demás gentes inmorales. Diríase que en la España de las postguerra, superintervenida (poco capitalista) y bastante pobre económicamente hablando (poco desarrollada), sobre todo hasta 1959, deberían estar plagadas todas las regiones de prostitución infantil. Parece que la correlación que propones falla por algún lado…En fin. A mí no me parece mal que tengamos todos discrepancias, pero esto de escribir algunas cosas con tanta “alegría”…

  2. He dicho que “Ahora yo he cogido un punto nada más, aparte del que comento en tu bitácora, para que lo analices y medites”. No era en tu bitácora, perdona. Era en http://elrincondelalibertad.blogspot.com/2005/06/rompo-relaciones-con-jorge-valn.html. Soy Smith. El blogger no me deja entrar con este nombre (Smith). Saludos.

  3. <>¿De qué te sirve saber tanta economía si no entiendes lo que es una persona humana?<> exabrupto 😉 <>A veces es ¡hasta una necesidad!…¿sexual? A mí no me ponía nervioso ninguna hasta los 12/13 años.<> ¿? <>Yo soy creyente y creo que la prostitución infantil es un mal mayúsculo, no un mal menor<> ¿Te refieres a que es ilegítimo o a que es inmoral? La distinción entre estos dos términos es de suma importancia aquí. Lo que no explicas en el comentario es por qué te parece un “mal mayúsculo”, y acaso sea la cuestión fundamental. En su día < HREF="http://www.jorgevalin.com/weblog/2004/10/los-hroes-de-la-libertad.html" REL="nofollow">ya apunté<> mis impresiones al respecto: “el punto de la prostitución infantil me parece espinoso. Si es legal que un niño consienta en mantener relaciones sexuales a los 13 años es lógico que no sea punible el hecho de que lo haga a cambio de dinero. Ahora bien, ¿a qué edad puede decirse que el niño verdaderamente “ha consentido”?¿A los trece años? ¿A los diez? ¿A los siete? ¿A los cinco? Simplemente quiero subrayar lo escabroso de marcar una frontera en lo referente a los derechos de los niños. (…) A un niño de cuatro, seis, ocho, diez años se le puede persuadir fácilmente para que “consienta” en lo que sea. ¿Es legítimo entonces mantener con él relaciones sexuales alegando que ha consentido sin que haya mediado fuerza física alguna? La cuestión es otra: ¿cuándo toma un individuo posesión de sí mismo y adquiere derechos plenos? Rothbard apuntaba algunas respuestas en “La ética de la libertad”, pero sigue siendo un asunto peliagudo”. <>¿Para qué teorizar tanto sobre la intervención en tal o cual ramo económico si luego se justifica tal atrocidad con un par de requiebros dialécticos de secundaria?<> exabrupto 😉 <>¿Es liberal defender a prostitución infantil o el mercado libre de niños? No.<> ¿Por qué no esto segundo? Como dije en otro lugar: <>”¿No puedo dar en adopción a mi hijo? Si soy yo el que tengo el derecho de tutela, por ser el padre, ¿no puedo cedérselo a un tercero? Y si puedo, ¿por qué no a un determinado precio? (…)En un mercado libre de orfanatos estos fijarían las condiciones de adopción, más o menos restrictivas, de los pequeños que tienen bajo su protección y traspasarían por vía contractual la tutela de los menores a los peticionarios autorizados. (…) Por otro lado, prohibir el libre mercado de adopciones supone incentivar el aborto (si una familia no puede ceder la tutela sobre su hijo a un tercero quizás decida abortar antes de tenerlo) y condenar a muchos niños a la convivencia con una familia que los aborrece pero que se ve en la obligación de cuidarlos, pues no puede traspasar la tutela a otras familias que desean hacerse cargo del pequeño y dedicarle todo su cariño.”<> Por último, no veo que Valín hable de la prostitución infantil con esa alegría que tú le achacas.Un saludo Smith

  4. Una sociedad que admita como legítimo, la prostitución infantil, aunque sea en la primera fase de su desarrollo es una sociedad enferma.La capacidad para la “concienciación” de los derechos es una condición necesaria para la ejecución de las libertades. Por ello no puede aceptarse la libertad de elegir como argumento válido.No es una discusión entre moral y legitimidad. Nadie de manera lógica o razonada puede defender la prostitución infantil, el peligro en los argumentos que esgrime es el intento de la justificación de su legitimidad para ejercer la prostitución por parte de aquellos que no disponen de la libertad de elegir, por su edad y/o por sus condicionantes económicos.No cabe tampoco emplear el argumento del mal menor, según este deberíamos admitir tantas otras lacras sociales. Aquí lo que existe es un dilema entre la supuesta legitimidad de sujetos incapacitados por su edad y la inacción por parte de los poderes obligados a defenderlos, que es donde me temo lleva las conclusiones de su artículo. De los menores no solo hay que respetar sus derechos sino en especial garantizar que se cumplan. Y al igual que con la prostitución estos argumentos de defensa del menor siguen siendo válidos para la prohibición de las drogas.Si de algo nos quejamos de la izquierda es de la relativización de los valores morales, del descafeinamiento a donde parece querer llevar a la ciudadanía. La diferencia entre libertad y libertinaje es la existencia de esos anteriores principios morales.Una sociedad no puede basar únicamente su progreso desde el punto de vista economicista. Ni el capitalismo, ni el progreso económico evita per se, la prostitución infantil, es el conjunto de valores sociales su medicina, y ellos han de formar parte de la educación, necesaria para el progreso humano, que no se compone solo de una faceta económica.Cree en serio que una niña que ha ejercido la prostitución, cuando su familia tenga dinero irá a la escuela?Y disculpe pero poco tiene que ver el ejemplo de una quinceañera que huyó voluntariamente con un marine.

  5. Te repito lo que ya he dicho en otros blogs.Dice Valin en relación a la prostitución infantil:<>Al prohibirle su libre elección a trabajar y obligarla a estudiar, le estamos negando una fuente de financiación fundamental para ella y su familia.<>¿Libre elección la de una niña de por ejemplo 10 años? en fin alguien que cree eso entra en la categoría de estupidez incurable.Sobre los matones dice Valín:<>El matón del libre mercado no es el que ejerce la violencia gratuita, sino el que nos defiende de los “auténticos malos”.<>¿Robin Hood quizás? lamento no haber leído esta “mina” antes, alguien que defiende eso o es gilipollas o es un inmaduro. Una cosa es saber que la violencia ahí está, la prohibamos o no, otra muy distinta es aceptar que la ejerza cualquiera. Ahora entiendo algo mejor a los “liberales” y por qué siempre repito que no lo soy, ¿cómo podría serlo con semejantes cretinos intelectuales?Dice Valín sobre el chantaje: <>Chantaje es no difundir el secreto de otro a cambio de dinero, y por lo tanto, es una transacción comercial pacífica del libre mercado.<>Vaya cretino, aplicando tu misma “lógica”, el chantajista agrede la propiedad del chantajeado pues le roba dinero o alguna otra cosa, ¿no está legitimado entonces el chantajeado a matar al chantajista? ¿es esta la sociedad que defendéis los anarcoliberales? Y luego lo que dices sobre el empresario que no paga impuestos o el que falsifica marcas y roba las ideas de otros. Ufff.Me alegro de haber leído esto, ahora puedo afirmar con alivio que dentro de Red Liberal hay algunos cretinos intelectuales, ¡y no me había dado cuenta hasta hoy!

  6. jmariaIntentas crear derechos de propiedad sobre información, o ideas..precisamente un bien público puro, pues nadie puede tener propiedad alguna sobre cualesquiera pensamientos albergue alguien en su mente. Como dice el libertario Rothbard:”¿En qué puede consistir el derecho a impedir por la fuerza que Sánchez difunda la información de que dispone [que Benítez sea homosexual, adúltero o lo que fuera]? No existe, no puede existir un tal derecho. Sanchez es propietario de su propio cuerpo y, por consiguiente, tiene el derecho fundamental de propiedad sobre los conocimientos que acumula en su cabeza, incluidos los relativos a Benítez, así como el derecho derivado a imprimirlos y difundirlos. No hay nada parecido a un derecho de privacidad excepto el derecho a proteger las propias propiedades frente a invasores exteriores.[…] Las escuchas telefónicas son delito no por una vaga e imprecisa invasión de derechos de ‘privacidad’,sino porque es una invasión del derecho de propiedad de la persona intervenida”Como nadie puede solicitar derechos de propiedad sobre información, y pues nadie tiene derecho a fortiori sobre las cuerdas vocales ajenas, prohibir la emisión y difusión libre de conocimientos o informaciones atacaría un fundamental derecho de propiedad (siempre y cuando yo no invada para ello derechos de propiedad: robando papel..etc). Por tanto, como dueño de mis cuerdas vocales y mi cerebro, el cual contiene ideas, soy libre de pactar no expresarlas a cambio de cualquier tipo de pacto o soborno concecible: dinero, favores sexuales, favores profesionales, simplemente a cambio de una pueril e insignificante acción (no te difamo si me dices la hora) o cualquier componenda voluntaria y pacifica. A unamuno2 le ha respondido bien ya Albert 😛

  7. Siento defraudaros, porque a Unamuno2 no le ha respondido nadie bien. Se quedaron en lo anecdótico. Totalmente. Valín dijo: “La prostitución infantil no tiene porque ser un mal, a veces es una necesidad”. La prostitución infantil es mala. Es un mal. No la veo como una “necesidad” en ningún caso, y si así fuera, o sea una “necesidad”, no dejaría de ser un mal, aunque trajera algo bueno (dinero). También el tráfico de drogas redunda en beneficio del traficante.Albert_espugas llama exabrupto a una pregunta mía: ¿De qué te sirve saber tanta economía si no entiendes lo que es una persona humana? El exabrupto es llamar exabrupto a mi justificada pregunta. Si prostituirse es un bien, no dudo que Valín no sabe valorar a los seres humanos. Podéis hacer la prueba y montad un partido político que defienda este tipo de disparates. A ver qué votos sacáis. Respecto al otro “exabrupto”, Albert se vuelve quedar en lo anecdótico (requiebros dialécticos de secundaria), e ignora lo principal: (Para qué teorizar tanto sobre la intervención en tal o cual ramo económico si luego se justifica tal atrocidad ).La verdad es que os quedáis en lo que he escrito para dar un poco de colorido al texto, pero no analizáis el mensaje central de mi respuesta.Saludos.

  8. Muchachos, ¿es posible hacer el intento serio de no insultarnos? Me alegra que haya saltado este tema, que dio mucho juego en su día y vuelve a la palestra con renovada fuerza… Sería genial una KDD para tratarlo en profundidad en estas noches veraniegas.Creo que un liberal jamás debería de insultar a nadie, sino discutir (con pasión) sus argumenttos y aprender de los demás.Personalmente reitero de nuevo mi posición, que es la de Jorge Valín, Albert, Narpo y otros. También creo que las negativas surgen de concepciones morales, fuertes, muy arraigadas, lo cual está muy bien, por supuesto, siempre personales, pero los tiros no van por ahí. La clave está en que a menos Estado más libertad y más posibilidad de ser lo que deseemos, para bien o para mal, cuidado. La libertad no significa prosperidad per se, sino posibilidad de lograrla. Saludillos

  9. Libertarian, efectivamente, incurable tu estupidez.Free-ky los liberales quizás no debáis de insultar, pero quienes no gozamos de ese privilegio lo hacemos.

  10. Free-ky dijo: “También creo que las negativas surgen de concepciones morales, fuertes, muy arraigadas, lo cual está muy bien, por supuesto, siempre personales, pero los tiros no van por ahí”.A mí me da igual quye os quedéis con la copla de que “como creyente, etc etc”. Era otro punto de vista. Al fin y al cabo el liberalismo es un credo como otro cualquiera. Lo que sí que digo es que rebasar algunos límites no es liberalismo. Eso está más claro que el agua.En este sentido, siento decirte que marras completa y enteramente cuando dices: “La clave está en que a menos Estado más libertad y más posibilidad de ser lo que deseemos, para bien o para mal, cuidado”. En el Estado, pasa como con la Curva de Laffer. Hay un punto que a menos Estado, menos libertad. No creo que 1. la ausencia de autoridad en la España del Frente Popular o 2. la ausencia de Estado en las comunidades anarquistas o 3. la ausencia de Estado Español en el País Vasco garanticen más la libertad o el hacer lo que deseemos. El que queda fuera del sistema (1. empresario, conservadores, católicos… 2. idem. 3. amenazados por ETA), se puede dar por jodido, jodido… De libre nada.

  11. NOTA: En la Cuva de Laffer, a partir de un punto, cualquier intento del gobierno para elevar el tipo impositivo, se traducirá, paradójicamente, en un descenso de la cantidad recaudada. Con el Estado, tal y como loplanteáis, sucede lo mismo. Si empiezas a quitar Estado, hay un punto que la libertad peligra. Siempre tendrá que haber Policía, Ejército, etc., etc. Tendrá que existir unas normas mínimas de convivencia, una Constitución, unos principios democráticos, etc. Esto no menoscaba la Libertad, sino que la garantiza. Eso está más claro que el agua, vamos.

  12. Entiendo la idea de desagrado que le produce a unamuno2 el concepto de prostitución infantil, pero aquí el unico que no elabora un discurso claro de derechos y lo deja al albur de emotivismos varios eres tu unamuno, te lo digo humilde pero sinceramente. Todo es más ‘simple’: si yo con 8, 10 o 15 o 45 años quiero realizar prácticas sexuales con alguien, prohibírmelo es coacción. ¿Y si puedo con 18, por qué no con 18 menos un día? Toda barrera de edad es siempre de todo punto arbitraria y debe ser racionalmente declarada nula tal pretensión en Derecho Natural y por ende en Derecho. En el terreno moral tu puedes promulgar mediante el convencimiento que la gente no se prostituya o no tenga relaciones homosexuales o se drogue o fume o conduzca deprisa o no se corte las venas o lo q quieras (yo estoy por ejemplo en contra del tabaco y suelo prohibir fumar en mis propiedad inclusive, pero eso no me da derecho a erigirme soberano en propiedades ajenas), pero no puedes prohibir de un modo objetivo una conducta no agresora de derechos individuales-de propiedad ajenos. Puedes convencer pacificamente de que un lifestyle (no agresivo) como dice bien Valin sea mejor o peor que otro a demas individuos, pero no puedes imponerlo, eso es invasión de las esferas de propiedad y libertad ajenas. Lo de ser cristiano en sí no tiene por qué ver, pues anda que no hay creyentes católicos libertarios.Agredir a una persona mediante la expropiación o agresión que supone un impuesto (no voluntario recuérdese) obviamente no puede ser garante de lo que concula: la Libertad.

  13. Libertarian, creo que respondiste a algo que JMaria no decía. JMaria llama “robo” no al uso de la información que hace el chantajista, sino a la entrega de dinero por parte del chantajeado. Aunque no sé por qué, porque tenía yo la impresión de que el robo consistía en arrebatar bienes por la fuerza o su amenaza, que no es lo que hace el chantajista.

  14. Si bueno marzo, tienes razón, me centré demasiado en el aspecto de la información, pero vamos. Esa persona se respondió a sí mismo en su último argumentativo post… no me interesa la imbecilidad como devoción.

  15. Unamuno2: “<>Si empiezas a quitar Estado, hay un punto que la libertad peligra. Siempre tendrá que haber Policía, Ejército, etc., etc. Tendrá que existir unas normas mínimas de convivencia, una Constitución, unos principios democráticos, etc. Esto no menoscaba la Libertad, sino que la garantiza. Eso está más claro que el agua, vamos.<>” Disparas dardos contra un muñeco de paja, ilustrativo de tu desconocimiento de los fundamentos y postulados del anarquismo de mercado (todo sea dicho sin ánimo de ofender en absoluto). Los anarco-capitalistas no niegan, obviamente, que deba haber policía, ejército, tribunales y leyes. Lo que sostienen es que estos servicios pueden ser proveídos en régimen de competencia en el libre mercado de un modo más eficiente y justo. Como dijera Rothbard las funciones del Estado son de dos tipos: aquéllas que se deben eliminar y aquéllas que se deben privatizar.Valín sugiere unos cuantos enlaces que te recomiendo vivamente. En especial el < HREF="http://www.mises.org/rothbard/newliberty.asp#top" REL="nofollow">“For a New Liberty: The Liberarian manifesto”<> de Rothbard, una defensa brillante y omnicomprensiva, a la par que sintética, de un orden social sin Estado. En < HREF="http://www.lewrockwell.com/hoppe/hoppe5.html" REL="nofollow">este artículo<> de Hoppe encontrarás más referencias. Ejemplos de ley privada en < HREF="http://osf1.gmu.edu/%7Eihs/w91issues.html" REL="nofollow"> este ensayo bibliográfico<> de Tom Bell.Un saludo

  16. Albert_Esplugas me dijo: “ilustrativo de tu desconocimiento de los fundamentos y postulados del anarquismo de mercado”. No compartir tus ideas no significa que las desconozca. Tú también te tendrías que aplicar el cuento. Y reitero. Esto es como la Curva de Laffer. Por mí, cuanto menos Estado, mejor…hasta un punto. Ese punto lo marca cuando las Libertades quedan sin garantizar por la ausencia de Estado.EJEMPLO: Para circular libremente por la calle, sin que te asalte un chorizo, tendrá que haber policía, ¿no? A ver si va a resultar que para ser liberal “auténtico”, ahora hay que vivir en alguna comuna como las que establecieron por Aragón los anarquistas en la guerra civil. Albert, ¿También los servicios de Seguridad como la Policía o el Ejército han de escapar al control de la autoridad/Estado? Seamos un poco realistas.

  17. <>”No compartir tus ideas no significa que las desconozca.”<>En el comentario previo apuntabas: <>”Siempre tendrá que haber Policía, Ejército, etc., etc. Tendrá que existir unas normas mínimas de convivencia”<>, de lo que se desprende que entiendes que en un orden social anarco-capitalista no habría ni policía, ni ejército etc.. ni normas mínimas de convivencia, lo que prueba que desconoces en qué consiste el anarco-capitalismo. Es simple.<>”Tú también te tendrías que aplicar el cuento.”<>¿?<>“EJEMPLO: Para circular libremente por la calle, sin que te asalte un chorizo, tendrá que haber policía, ¿no? A ver si va a resultar que para ser liberal “auténtico”, ahora hay que vivir en alguna comuna como las que establecieron por Aragón los anarquistas en la guerra civil. “<>¿? De nuevo das muestras evidentes de tu desconocimiento. ¿Quién habla aquí de comunas como las de la guerra civil? Que ésta sea la imagen a que te remite una el anarco-capitalismo también es indicativo. Las calles, < HREF="http://www.mises.org/journals/jls/3_2/3_2_7.pdf" REL="nofollow">privadas<> (como lo fueron en su día; no hace falta ser anarco-capitalista para defender eso), y la policía, < HREF="http://www.mises.org/journals/jls/14_1/14_1_2.pdf" REL="nofollow">también<>. <>“¿También los servicios de Seguridad como la Policía o el Ejército han de escapar al control de la autoridad/Estado? Seamos un poco realistas.”<>No es que hayan de “escapar al control del Estado”, es que el Estado no existiría y los servicios de defensa, seguridad y justicia sería proveídos por < HREF="http://www.daviddfriedman.com/Libertarian/Machinery_of_Freedom/MofF_Chapter_29.html" REL="nofollow">agencia privadas de protección<>. Lo que a mí se me antoja poco realista es pensar que nuestro más fatal agresor, el Estado, es el mejor garante de nuestras libertades, y que los servicios de seguridad y justicia serán dispensados de forma más eficiente en régimen de monopolio. Obviamente no pretendo en estas cuatro líneas convencerte de lo contrario. Me limito a señalarte que estás enjuiciando un sistema del que hoy por hoy ignoras sus rasgos esenciales.Un saludo

  18. Si el mercado no puede/no debe producir servicios de defensa/seguridad absteniéndose el Estado, entonces por qué sí puede hacer lo propio con otros servicios?Incoherente, arbitrario.

  19. Pues nada. A dejar el Ejército en manos del mejor postor.

  20. Querido Smith, yo defiendo el monopolio estatal en la provisión de Defensa y Justicia, pero criticar la postura ancap con métodos progres no me parece lo más adecuado, simplemente porque es falaz.Veamos, es muy simple. ¿Por qué la salud se puede dejar en manos del mercado (¡qué feo suena!) y la Defensa no?Yo sólo veo una razón, que tiene que ver más con mis miedos personales que con un razonamiento histórico o ético sólido. Conviene reconocerlo al menos, ¿no?

  21. “¿Por qué la salud se puede dejar en manos del mercado (¡qué feo suena!) y la Defensa no?”.¿Hace falta explicarlo o es que te gustaría que la Defensa Nacional estuviera en manos del Polanko o Berlusconi de turno para que pegara un golpe de Estado cuando más le apeteciera? De todas maneras, si te fijas bien, el libre mercado no puede llegar nunca al Ejército. Ejército sólo hay uno, luego el mercado es totalmente “imperfecto” desde el punto de vista de la teoría económica. No puede haber varios Ejércitos para que luego elijamos el mejor. Incluso aún cuando haya varias ofertas para gestionarlo, una vez que una lo coja, las demás, ¿qué hacen?Por otra parte, el Ejército es el encargado de la defensa de la soberanía nacional. La soberanía, es nacional (de todos) y no puede estar en manos de una empresa privada.A ver si nos aclaramos. A más nacionalismo, más patriotismo. Hasta un punto, claro. Si rebasas unos límites, el hipernacionalismo termina convirtiéndose en totalitarismo (Hitler, Mussolini, Carod Rovira). Cuanto menos control estatal, más libertades y más liberalismo. Hasta un punto, claro. Si no hay poderes para garantizar esas libertades, ya no hay ni libertades ni liberalismo. Se le podrá llamar anarquismo o lo que quieras.En cualquier caso, y ya que has citado la medicina, te diré: estoy completamente a favor de la liberalización de los servicios médicos o de salud, siempre y cuando quede un mínimo de asistencia para los que no puedan pagarse algunas operaciones (o que las corporaciones privadas hagan esta labor asistencial).Saludos.

  22. Creo que por parte de algunos se están dejando de lado los argumentos y se está discutiendo con las vísceras. Creo que deberíamos dejar por lo tanto la discusión. Propongo en un futuro volver sobre el texto -una tercera vez.Saludillos

  23. Se están ofreciendo argumentos y material para seguir viendo puntos de vista ligados al anarcocapitalismo (Gracias Albert). Creo que podríamos hacer un parón para leer, pensar y dejarnos “trasparsar por las palabras de otro en ambos sentidos” (dia-logos) para ver otros razonamientos y puntos de vista. No creo que replicar a lo primero que se escriba sea bueno. (Con algo más de tiempo seguro que los argumentos son incluso mejores por parte de cada uno). [Al menos yo necesito cierto tiempo para digerir ideas novedosas, y más tiempo incluso para cambiar algunas de ellas].Mi camino personal desde una derecha ligeramente centrista hacia el liberalismo de Estado mínimo, y hacia el anarcocapitalismo (en el que ahora me encuentro, digeriendo y mascando muchas cosas) ha sido lento. Propongo por ello un break al asunto.Saludillos

  24. “¿Hace falta explicarlo o es que te gustaría que la Defensa Nacional estuviera en manos del Polanko o Berlusconi de turno para que pegara un golpe de Estado cuando más le apeteciera? De todas maneras, si te fijas bien, el libre mercado no puede llegar nunca al Ejército. Ejército sólo hay uno, luego el mercado es totalmente “imperfecto” desde el punto de vista de la teoría económica.”Falsa y falsada teoría del monopolio natural. Por supuesto la moderna teoría económica austriaca no considera el mercado ‘imperfecto’ en tal sentido en absoluto. Véase “Hoppe, Hans-Hermann, Falacias de la Teoría de los Bienes Públicos y la producción de seguridad” http://www.hanshoppe.com/publications/public-spanish.pdf(en español)“A más nacionalismo, más patriotismo. Hasta un punto, claro.”Ya nos contarás cuál es tal punto exacto y no otro y en qué escala ponderativa objetiva universal ubicarlo. En cualquier caso, esto no sé que tendrá que ver con el liberalismo y la producción libre o no de la defensa que aquí parece dirimirse.“el Ejército es el encargado de la defensa de la soberanía nacional. La soberanía, es nacional (de todos) y no puede estar en manos de una empresa privada.”Una sociedad no puede ser soberana por la sencilla razón de que no puede decidir nada. La sociedad no puede decidir nada porque no es una entidad orgánica, animada, pensante e inteligente o racional. Lo que está en juego aquí es el gran mito del gran “ser social”. Desde la ‘conciencia colectiva’ del sociólogo Durkheim, la cultura contemporánea está repleta de elucubraciones sobre ‘sociedad traumatizada’, ‘riqueza colectiva’, ‘inteligencia colectiva’, ‘voluntad colectiva’, ‘preferencias sociales’, ‘objetivos colectivos’….El problema de la nación es el mismo que el de la sociedad: que no tiene una existencia propia, y ello puede aplicarse igualmente a ‘pueblo’. La soberanía del pueblo es incompatible con la soberanía del individuo, pues no existe sino como una mayoría numérica, y la opresión por la mayoría contradice la soberanía del individuo. Soberanía nacional, en fin, otro concepto de ‘nuestra’ mente colectivista. Si una mayoría de alguien sobre el resto es tiranía clara, una supuesta tiranía de todos sobre todos simultáneamente es un absurdo, un embrollo ético-jurídico insuperable. Como diría Hoppe, tu tendrías ne tal caso que reclamar autorizaciones o anuencias de otros que para actuar a su vez precisan de la tuya… esto es en puridad una soberanía tal.

  25. ¿Sólo un ejército? ¿Y eso por qué? ¿No podría haber varias agencias de seguridad privadas? Por otra parte, que sólo hubiera uno no lo convierte en imperfecto, salvo que uno sea un neoclásico irredento, por cierto. Esas zarandajas de la competencia perfecta están muy superadas, me temo. En un mercado no regulado, si sólo hay una empresa que proporcione determinados servicios es porque lo hace bien, pues nada impide que otras la mejoren, siempre teniendo en cuenta al consumidor.La soberanía es individual o no es. ¿Qué es eso de nacional? ¿Ahora es la nación el sujeto de derechos y no el individuo? Leñe, vamos para atrás como los cangrejos.Tu planteamiento lógico no me lo parece tanto. La libertad es una e indivisible y el Estado basa su propia existencia en la predación. Son ciertamente incompatibles. Y si pretendemos que lo sean, será tapándose la nariz y reconociendo la existencia de coerción como un mal (¿necesario?), nunca como un bien, pues sería una contradicción flagrante.Sobre nacionalismo y patriotismo, es una cuestión conceptual, pues yo me considero muy poco nacionalista y un muy mucho patriota.Salud. ¿Y dónde ponemos ese límite? ¿Quién lo pone y en base a qué? ¿Por qué la caridad privada no sirve, si siempre será voluntaria y moralmente más aceptable?…Un saludo, compañero. 😉

  26. Para mí, no hay ninguna duda de que, en líneas generales, a menos Estado más libertad. Ahora bien. Llega un punto en el que los individuos, cuya suma (guste o no) conforman una sociedad o nación, necesitan “algo” de Estado para vivir en Libertad. ¿Quién decide dónde está el punto de equilibrio? Ah, esa es la pregunta del millón.

  27. No estoy de acuerdo con el tema de la prostitución infantil. Existe un daño evidente de una parte sobre otra, independientemente de las circunstancias que obliguen a esta última a prostituirse. Y un menor por el hecho de serlo no puede eximir contractualmante a la otra parte del daño causado.

  28. Saludos.Remitir la elección entre dos males posibles: morirte de hambre o que te folle un camionero peludo de 100 kilos, a una inevitabilidad estructural, es afirmar expresamente que la reforma estructural necesaria para evitar (o simplemente rechazar) dicho mal, que puede pasar por reflejar en el Codigo Penal la ilegalidad que en conciencia cree la ciudadanía que debe presentar dicha actividad, es más costosa que a lo que no tiene otro remedio que hacer ese niño o niña para ganarse la vida.No creo que nos cueste más a nosotros llevar soluciones a un Parlamento para dejar claro nuestro rechazo a esa realidad que lo que le puede costar a ese niño o niña meterse en la cama con alguien que no quiere.Lo demás son excusas estúpidas, y lo que ha hecho el señor Valín en mi pueblo se le llama “escurrir el bulto”.

A %d blogueros les gusta esto: