Austeridad comparada: España vs. Letonia. El éxito y el fracaso

Ayer Juan Ramón Rallo publicó un vídeo donde se preguntaba si es cierto que el Gobierno ha reducido el gasto (Recomendado). Para quien no lo haya visto, odio desvelar el país con quien nos compara, por eso de sacarle emoción, pero Rallo afirma que Letonia hizo un buen plan de austeridad y ahora las cosas le van mejor. Si miramos el vídeo nos quedamos un poco con las ganas de ver qué pasó con el país báltico. Vamos allá.

¿Qué hizo Letonia?

Como todos los países, Letonia no pudo escapar de la crisis. No me voy a extender cómo le afecto. Su mayor varapalo se lo llevó el sector industrial principalmente y su PIB se hundió. El Gobierno tomó una serie de medidas para evitar mayores catástrofes. ¿Y qué hizo? Nos lo cuenta Diego Sánchez de la Cruz a través de los autores Åslund y Dombrovskis:

“En un plazo de un año, las agencias gubernamentales pasan de 76 a 25; el número de funcionarios se reduce en un 30%, y se fija el objetivo de que su número no exceda del 8% de la población activa (en España es más del doble). El salario medio del funcionario se recorta sustancialmente para equipararse al del sector privado, que se reduce en un 10%. El 12% de las escuelas cierran y se establece un sistema que incentiva la eficiencia y la calidad en vez de el volumen de recursos empleados. La única partida de gasto que no sufre recortes son las pensiones, que el Tribunal Constitucional letón ordena mantener intactas. Se reducen sustancialmente las trabas y trámites regulatorios facilitando así a las empresas su labor como creadores de riqueza (…). Por último, ni el Gobierno ni la banca intentan impedir el ajuste de precios inmobiliarios y éstos caen un 70%, corrigiendo de forma natural, rápida y necesaria los excesos anteriores para poder recomenzar así sobre terreno firme”.

No solo eso. Recortó la sanidad. Pasó de tener 7,6 camas por cada 1000 habitantes a 5,32 de las actuales. El gasto privado en sanidad ha aumentado algo en contrapartida y no hay signos de deterioro para los enfermos según el Banco Mundial. La esperanza de vida incluso ha subido un poco, la tasa de mortalidad materna se ha reducido y la tasa de mortalidad de menores de 5 años se hunde año tras año.

También redujo el gasto militar, que pasó del 6,38% del gasto total del Gobierno al 3,39%. El ejército paso de tener 16.000 efectivos en 2007, a los 5.300 actuales.

Las críticas

Ahora ya no está tan de moda criticar a Letonia, pero cuando empezaron los recortes sí. En el año 2009, el diario Publico escribió un artículo con el siguiente titular: El bastión neoliberal de la UE se derrumba. Describía a Letonia como una especie de Infierno al borde del estallido social. Las críticas fueron universales. Se decía que la gente estaba muy mal y las reformar no servían de nada. Casi todos los artículos que criticaban a Letonia solían ser muy sensacionalistas. Cogían a una persona, la más miserable que encontraban, y le preguntaban sobre lo mal que estaba. Después extrapolaban la situación de ese ciudadano al país. Pura basura propagandística.

Incluso Paul Krugman recientemente criticó las reformas bálticas (La ilusión de Letonia). Dibujó un par de gráficos tontos y añadió:

“La gente que elogia a los países bálticos tiende a ignorar las observaciones de que el desempleo sigue siendo elevado y que la producción sigue estando muy por debajo de los máximos anteriores a la crisis“.

Krugman es alucinante. Lo que dice, simplemente, es falso. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Los resultados de la austeridad comparados con España

Hace poco comparé entre sí los distintos sectores públicos de los países de la UE. España, junto a Luxemburgo, son los que más han crecido en este sentido, por más que Montoro diga que recorta. En uno de los gráficos, el más confuso, se ve la caída del sector publico de Letonia. Pero comparemos ahora la evolución del sector público letón con el del español. Esto es austeridad de verdad y no la de Montoro:

Está claro quién ha hecho los deberes y quién no. He dibujado también los datos de la UE como referencia. Fíjense en el recorte de la administración que hizo Letonia, y como España, lejos de disminuir su sector público, lo ha seguido aumentando. De hecho, la reducción del último año ni se nota casi. Aún así, Montoro nos dice que no para de recortar en el Estado.

¿Cómo afectó la austeridad al crecimiento? Krugman decía que el crecimiento era inferior a los años anteriores. En realidad es normal, estamos en crisis, pero no Letonia. Su PIB ha vuelto casi a máximos históricos. No se puede decir lo mismo de España. Compraremos datos.

Desde 2005, el PIB letón creció un 200% y en 2008 se estrelló. En 2008 también se estrelló el PIB español y no ha hecho nada desde entonces. De hecho, estamos en recesión, esto es, tenemos crecimiento negativos. No se puede decir lo mismo de Letonia. Su crecimiento va catapultado. Está casi en las mismas cotas de la época pre-crisis.

Pero últimamente a la izquierda no le gustan mucho esas cosas del crecimiento. Y tienen razón en parte, crecer más no significa mayor bienestar. Los defensores de la economía del bien común, abominan de este concepto. Bueno, miremos el desempleo pues. Y como no, lo comparamos con España.

En el gráfico anterior también he dibujado la tasa media del desempleo de la UE para tener una referencia. Es cierto que Letonia aún no ha llegado a las cotas de la media de los países comunitarios, pero la evolución no está mal. España, sin embargo, no tiene un mercado laboral sano como se ve en el gráfico. De hecho, es lamentable. España tiene un tasa de desempleo (datos Eurostat desestacionalizados) del 26,5% en el primer trimestre de 2013. Letonia del 12,4%. En poco tiempo quedará por debajo de la media de la UE muy posiblemente.

Para nuestros amigos de la economía del bien común y krugmanitas: se dijo que el nivel de miseria en Letonia, cuando emprendió las reformas era enorme y empeoraría. ¿Es cierto? La verdad es que España es el primer país del mundo en el Índice de Miseria. Más aún, si nos lo miramos a través del Coeficiente de Gini, que mide el grado de desigualdades sociales, Letonia queda mucho mejor que otros países tan distributivos y sociales como Venezuela. Incluso Estados Unidos queda peor parado que el país báltico en este punto.

Si realmente hubiese fuertes tensiones sociales, como anunciaron muchos expertos de la ala izquierda, ahora la gente se matarían por las calles en Letonia. El Banco Mundial lo niega. Desde el año 2000, el número de homicidios en Letonia ha bajado casi un 70%. No se puede decir lo mismo de países tan “redistributivos” y sociales como Venezuela por ejemplo.

Es cierto que la tasa de muertes intencionadas en Letonia es superior a la media de la UE, pero a este paso en un par de años se equipararán. Lo que realmente importa es la tendencia. Y en Letonia, la tendencia es claramente bajista. Usando otros datos del Banco Mundial, sin embargo, en Venezuela la violencia sigue aumentando después de 2010.

Pero, ¿y las cuentas públicas? Aquí también Letonia ha mejorado y ahora está saneada. Comparémoslo con España otra vez.

Muy interesante la evolución desde 2010. Mientras que el Gobierno español gasto como un borracho en un burdel, Letonia hizo los deberes. La austeridad fue plena en el país báltico. No como aquí que apenas hay recortes de la administración y el Gobierno no para de endeudarse más y más a unos tipos de interés que son prohibitivos. Y así pasamos a la siguiente comparativa: la deuda estatal.

Como vemos, España no queda en muy buena situación si comparamos con Letonia. El Gobierno español tiene la deuda totalmente fuera de control. En Letonia, sin embargo, está ahora perfectamente controlada. No solo eso, incluso si lo comparamos con otros países europeos, el nivel de endeudamiento de Letonia, es excelente.

Fíjese que está a años luz de la deuda de Italia, Alemania o Francia. Incluso muy por debajo de la media de la UE.

Atendiéndonos a los datos, y no a las profecías de la izquierda, parece que las reformas de austeridad funcionaron muy, pero que muy bien en Letonia. Esa es la razón por la cual los periódicos socialistas ya no hablan del país báltico. Letonia es la muestra donde la austeridad ha funcionado de verdad porque se ha hecho de verdad. Y si lo comparamos con la España–cutre—de—Montoro, deja en evidencia a nuestro ministro que solo sabe mentir y falsificar datos de devoluciones de impuestos y cosas así.

¿Entonces, la austeridad funciona?

En realidad no del todo. El problema de la austeridad es que no deja de ser economía planificada y eso suena demasiado a comunismo. ¿Qué derecho tienen los políticos para gestionar nuestras vidas con sus planes de recortes y robo fiscal como si fuéramos esclavos de sus deseos?

Toda Europa está sumergida en la austeridad. España no es el único lugar donde no ha funcionado. En muy pocos países ha tenido éxito en realidad. La excepción es Letonia. Rumanía, por ejemplo, es el país que más años lleva aplicando la austeridad y es un caos. En Alemania también son expertos en austeridad y tienen un nivel de sub–empleo del 20% y su deuda también crece estando a cotas muy altas. La clase media está desapareciendo de hecho. Todo para mantener, de forma escondida, las ayudas a sus ruinosos bancos y ocultar parte del paro en lo que llaman mini-jobs, que no es más que paro encubierto y subvencionado.

Podríamos pensar que los políticos letones son mejores que los nuestros. ¡Sin duda!. Los políticos de Subnormal-Country serían mejores que los nuestros. Hasta morir ahogado es mejor que nuestros políticos. La realidad es que no podemos tirar al mar a nuestros gobernantes y secuestrar a los de Letonia para ponerlos aquí.

Letonia ha podido hacer bien sus reformas por varios motivos. Uno de ellos es que solo tiene dos millones de habitantes (el doble de lo que tiene Barcelona). Es fácil manejar un pueblo así. En términos europeos, podemos decir incluso que Letonia está casi deshabitada. Tiene una densidad de 34 habitantes por kilómetro cuadrado. Nada comparado con los 93 de España, los 230 de Alemania, o los 114 de la UE.

A la vez, en Letonia no hay tantos intereses político-comerciales como en el resto de Europa debido a sus dimensiones.

Hemos de añadir otro factor. Los letones son tipos muy sufridos si los comparamos con nosotros, los franceses o los italianos. Vienen del comunismo y saben lo malo que es eso. Tienen una mentalidad más capitalista, más enfocada al esfuerzo y sacrificio. Lo de Letonia es una excepción.

La economía planificada, aunque la llamen “austeridad”, no funciona. La austeridad no tiene nada que ver con la libertad individual. No es más que otro programa del Gobierno. Es socialismo. Es represión. Es el mayor ejemplo donde vemos que el Contrato Social no es más que un engaño inventado por una panda de filósofos y políticos asesinos. El padre del Contrato Social, de hecho, Rousseau, fue el mayor asesino de su país y un criminal político.

No podemos dejar en manos de gente así nuestro destino. Porque lo más seguro, como muestran las evidencias occidentales, es que no acabe funcionando. En Alemania ahora el Gobierno tiene la capacidad de infectar ordenadores de ciudadanos para espiarlos. Tenemos a un premio Nobel, que es presidente de EE.UU., que se dedica a espiar al mundo ilegalmente, presiona mediante su Hacienda a los detractores de su partido e invade países a costa del pagador de impuestos con mentiras y falsa propaganda belicista.

La única realidad es que la Libertad y el Capitalismo pleno son la más realista senda al bienestar material y personal. Y para eso, solo hay una apuesta segura, apartar al Gobierno de nuestras vidas para siempre. Cualquier otra apuesta solo nos dejará a merced de inútiles corruptos que nos usan como una pieza de su maquinaria colectivista e igualitarista. Y donde hay igualitarismo no hay diversidad ni riqueza. Solo una ilusión de éstos. Yo tengo otro plan de austeridad que se llama Aparta al Gobierno de tu Vida Para Siempre.  No es difícil aplicarlo. Consiste en evitar el robo y las leyes absurdas del Estado. Es un plan de austeridad radical que solo puede concluir con la desaparición absoluta y rotunda del Estado. Seguro que funciona mejor que las absurdas medidas de Montoro que solo representan para nosotros pagar más impuestos y ser cada día más pobres.

.

Anuncios

10 comentarios to “Austeridad comparada: España vs. Letonia. El éxito y el fracaso”

  1. Uhrraa! Abajo Partitocracia!

  2. Nada, nada, fuera estado y viva la ley del mas fuerte, veréis que bien funciona todo.

  3. Porque los gráficos de Krugman son tontos y los tuyos no?? Porque lo dices tú??

  4. La provincia de Barcelona tiene 5,5 millones de habitantes, no 1 millón. Ai el resto de los datos del artículo son igual de ciertos…

    • El artíulo dice literalmente “dos millones de habitantes (el doble de lo que tiene Barcelona)”. No habla para nada de la provincia, así que habrá que entender que se refiere a la ciudad. Ciudad que tiene una población de unos 2 millones de habitantes, igual más o menos a la de Letonia, sin que eso repercuta en un gobierno municipal de eficiencia comparable. No es cierto que un gobierno pequeño sea mejor que uno grande, salvo que se hable en términos relativos en relación con la población en cuyo caso podríamos hablar de una especie de “curva de Laffer” del gobierno, que tendría una dimensión óptima. El problema que se plantea es cuál es el tamaño óptimo y sobre todo, como conseguir que no se supere.

  5. Según la gráfica de evolución del sector público, sólo ha habido reduccion el último año. Pero el gobierno habla de 375.000 empleados públicos menos en los ultimos años, además con salarios recortados. Alguien miente…

  6. El anterior ejemplo a Letonia del “éxito” de la austeridad fue Estonia. Los que vendían a Estonia como ejemplo de la austeridad “olvidaban” que dicho país recibe subvenciones de la unión europea (sí, subvenciones, no rescates) que a finales de este año sumarán 3600 millones de euros. Esta cantidad puede parecer pequeña, pero Estonia es un país pequeño de algo más de 1 millón de habitantes. Extrapolando a un país como España esos 3600 millones se convertirían en unos 120000 millones…

    Osea, que el exito de la austeridad hasta ahora se ha demostrado que o lo SUBVENCIONAS o lo normal es que te pase como en Portugal, Grecia o España.

    Me gustaría saber cuantas subvenciones está recibiendo Letonia por parte de Europa para salir de la crisis y poder así admitirla en el euro, como se ha hecho con Estonia, y poder calibrar de esta manera este supuesto “éxito” de la austeridad que, por otro lado, solo parece funcionar en países que vienen del desastre comunista de la antigua URSS.

  7. Hola Jorge. Te leía hace tiempo en Libertad Digital. Buen artículo, pero me llama algo la atención: yo no tengo buena opinión de Rousseau, pero desconocía su faceta de asesino.

    Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Austeridad comparada: España vs. Letonia. El éxito y el fracaso - junio 21, 2013

    […] Austeridad comparada: España vs. Letonia. El éxito y el fracaso   […]

A %d blogueros les gusta esto: