Plan anticrisis del PSOE. En nombre del Estado

El PSOE ha presentado un conjunto de medidas para luchar contra la crisis. Sus puntos se resumen, de forma general, en diversos tipos asistencialismo obligatorio. Todo en nombre del Estado. El asistencialismo es como los remedios paliativos que se aplica a los pacientes terminales, atenúan el daño, pero no curan nada.  Es más, en economía son de suma cero. Cuando “alivias” a Juan, perjudicas a Pedro, a Maria, a Anna… Incluso al propio Juan. Así no se sale de ninguna crisis. Analicemos las alternativas de los socialistas punto a punto.

Nuevo cálculo del Déficit

Es el primer punto de la propuesta. Aquí leemos:

“Es necesario lograr que, a la hora de contabilizar el déficit público, se excluya el porcentaje de gasto público destinado a inversión productiva, I+D+i y educación”.

Es la teoría del si no lo veo, no existe. Si una empresa deja de contabilizar como gasto las nóminas de los empleados, esto no la hará más eficiente y rentable, sino más fraudulenta y poco transparente. Es un auténtico disparate que no vale la pena ni comentar.

Más crédito

El PSOE plantea destinar 20.000 millones de euros a subvencionar los préstamos a empresas. Si lo que pretenden es que crezca el crédito, es una buena solución, la única de hecho. La última bajada de tipos del BCE no va a servir para nada en este sentido ya que el problema de la banca, no es que los tipos estén muy altos, sino que no hay una demanda solvente. La banca solo presta a empresas cuando hay subvenciones por medio, por eso solo concede ICOs. Es una forma de eliminar el riesgo y aumentar el margen de los bancos a la hora de prestar.

La solución, sin embargo, es pésima. La economía necesita desapalancarse, esto es, reducir deuda privada y estatal. Si evitamos este proceso de ajuste estaremos creando burbujas e inflación. Para una visión más exhaustiva lean mi artículo ¿Rescate? El problema de la deuda y la morosidad en España. La economía española está con una sobredosis de crédito (gráfico inferior). Si alguien está intoxicado de heroína, no parece buena solución inyectarle más para curarlo. Eso sí, es genial para matarlo del todo.

¿Recuerda cuando he dicho eso de que “cuando alivias a Juan, perjudicas a Pedro, a Maria, a Anna…“? Aquí se produce exactamente este proceso. Este plan significa que cada familia española tendría que desembolsar 1.176 euros para que este plan viera la luz. Está claro quien saldría perdiendo, todas las familias españolas. ¿Y los ganadores? El PSOE en su compra de votos, la banca, que aumentaría márgenes y las empresas insolventes, que serían las únicas que se aprovecharían del plan. Es una estrategia enfocada a reforzar un sistema arruinado y a potenciar la mediocridad y no a la innovación.

El PSOE tiene más ideas geniales en este punto, como “crear un Fondo para reestructurar la deuda de los hogares dotado con 10.000 millones de euros”. Más asistencialismo a punta de pistola. Esto significa que cada familia española tendría que aportar 590 euros al Estado para premiar los cálculos erróneos de otras personas. Es una medida clara de compra de votos. Otra vez, se castiga la prudencia y previsión para premiar la irresponsabilidad. Evidentemente que el problema de la vivienda y desahucios son un drama. Son un horror mayúsculo. Pero no tiene nada de solidario robar a toda la sociedad para conseguir votos. Es que tampoco arreglará el problema. La banca tiene una mora declarada superior a los 160.000 millones de euros (que en realidad es muchísimo más). El plan del PSOE supone ayudar solo al 6% de los morosos.Y no solo eso, sino que ese rescate solo servirá para que otras familias estén más cerca del impago en sus otras deudas. El único ganador neto, en términos agregados, sería la banca que reduciría la mora a costa del pagador de impuestos.

Empleo

No hay forma que los políticos se enteren: por ley, no se reduce el paro. Según el PSOE, las empresas que decidan no despedir recibirían dinero. ¡Anda que bien! ¿Cómo no se le ocurrió esto a nadie? Esta medida, en realidad, es una forma encubierta de subsidio de desempleo. Mantendría las empresas sobredimensionadas y evitaría ajustes a costa del pagador de impuestos. No solo eso, muchas empresarios maquillarán cuentas para acogerse al plan y así aumentar márgenes. Esto no va a generar más producción, ni hará la economía más competitiva, al revés. Además, “el trabajador percibiría su salario reducido en la proporción en que se ajustase su jornada”, según el documento. Esto ya se hace. Otra mediad más enfocada a una economía mediocre. Incluso en un momento donde se ha visto que los sindicatos no sirven par nada, el PSOE propone reforzar su presencia con una “reforma laboral para recuperar la libertad de la negociación colectiva”.

Estrategia del Crecimiento

El PSOE propone una serie de puntos para “modernizar la economía” de forma centralizada. Ya sabemos lo que ha pasado cuando el Estado se proclama dictador de la producción impulsando la economía. Los diferentes gobiernos españoles creyeron que una forma de crecer económicamente era construyendo casas, naves industriales, enormes complejos… Todos vivimos las consecuencias de esa genial ideal. Si el Estado se ocupa de la producción, solo creará burbujas, rent seeking y transferencias de una clase productiva a otra artificial e improductiva generando pérdidas totales en el largo plazo.

En este sentido es interesante el primer punto de la propuesta: “Elaborar una Estrategia para una Economía Abierta, con la meta de que nuestras exportaciones crezcan un 50% en los próximos 10 años, potenciando el ICEX”. Subvencionar las exportaciones es especialmente sangrante por las pérdidas que esto genera. Fijémonos en las empresas ecológicas que exportan. Este mismo año Abengoa anunció el desarrollo una planta de cogeneración en Texas, Estados Unidos. Según una nota de la propia compañía:

“Abengoa (MCE: ABG.B), compañía que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medioambiente, ha sido seleccionada por la empresa Rentech Nitrogen (NYSE: RNF) para desarrollar una planta de cogeneración en el estado de Texas, en Estados Unidos”.

¿Sabe por qué eligieron a esta empresa y no a otra? Es evidente, porque era más barata que el resto. ¿Pero sabe por qué era más barata? Porque recibe un porrón de subvenciones que pagamos mediante impuestos. Es decir, los americanos pagan menos por los servicios de Abengoa porque el sobreprecio lo pagamos nosotros, los españoles. Los ciudadanos somos los que perdemos, y los ganadores son Abengoa y los yankis que se aprovecharán de ese servicio a low cost. Aquí no hay beneficios productivos, lo que hacemos es subvencionar productos y servicios que serán consumidos en otro países. En este sentido, cuanto más aumenten las subvenciones a la exportación, más pobreza crearemos en España para alimentar a empresas que cotizan en bolsa. No parece una medida muy “socialista” precisamente.

Reforma fiscal

Según el documento del PSOE:

“España tiene que buscar la máxima eficiencia en sus grandes programas de gasto público pero, sobre todo tiene que aumentar sus ingresos sin subir los impuestos a las clases medidas y a los trabajadores, sino aumentando las bases impositivas”.

Es decir, que paguen más los ricos y aumentar el estado policial sobre las empresas y particulares. Eso significa no ver el problema, más aún, es aumentarlo. Todos los que hayan leído mi libro, El Gobierno Es El Problema, ya saben que los impuestos a los ricos, siempre son pagados por los pobres (en el libro explico el porqué con ejemplos). Pero también sabrán algo más, y es que los ricos, los que ganan más de 150.000 euros al año, representan poco más del 3% de los ingresos de Hacienda. Eso significa que apenas hay ricos en España. Y eso es debido a los altos impuestos. Si los subimos más, solo haremos que reducir ese porcentaje descapitalizando el país.

Ya se que la envidia y el odio hacia los empresarios tira mucho aquí, pero criminalizar a los más pudientes no hará que vivamos mejor. Es una clara estrategia del PSOE para la compra de votos de aquellas personas más oscuras de alma y resentidas. Una política económica enfocada desde el odio, solo va a crear pérdidas totales. Si tratamos a los ricos como parias y chivos expiatorios, se irán.

Lucha Contra la Pobreza

El PSOE propone en este punto:

“Creación de un Fondo de Emergencia contra la Pobreza con una dotación de 1.000 millones de euros para 2013 que supondría la creación o mantenimiento de 30.000 empleos”.

Qué listos son estos políticos. ¿ Por qué no lo han hecho otros países y el nuestro hace 100 años? Parece fácil sacar a todo el mundo de la miseria así. Si el plan se aplica, ¿sabe cuánto nos va a costar? Exactamente, cada empleo nuevo que se cree con esta medida costará 33.300 euros al resto de la sociedad. Aquí no estamos creando riqueza, la estamos trasladando de un sector productivo para generar empleos que no servirán para nada. Es otra forma de enmascarar la tasa de desempleo. No solo eso, sino que los socialistas quieren que este dinero se gestione a través de Ayuntamientos, CCAA y ONGs que viven de rentas estatales. Auténticos cum laude en corrupción, tráfico de amiguismo e ineficiencia. Eso significará que el coste de transacción, además, será inmenso. Lo siento mucho, pero la pobreza no se puede arreglar por ley. Si fuera tan fácil erradicar la pobreza, ya lo habrían hecho todos los gobiernos para comprar votos. Esta medida, de todos los puntos del PSOE, es la que más aumentaría la corrupción institucional.

Ni aunque las medidas fueran acertadas…

Ahora hagamos un vació y pensemos que la medidas son acertadas. Por ejemplo, en un esfuerzo de imaginación, supongamos que el PSOE dice de bajar impuestos, reducir un 90% el peso del Estado sobre la economía y sociedad civil y reducir el déficit a cero. No tendrían ninguna validez tampoco porque no las aplicarían llegado el momento. ¿Cuál es la consecuencia de incumplir el programa y promesas políticos? Ninguna. ¿Qué incentivos tienen los partidos políticos pues para hacer propuestas reales? Ninguno.

Cualquier cosa que digan los políticos no tiene credibilidad. Y cualquier cosa que hagan, siempre será un desastre que nos perjudicará. No tiene sentido escucharlos ni darles nuestro voto de confianza. ¿Queremos salir de la crisis? Empiece por cambiar nuestra mentalidad y ver la realidad. Los cambios empiezan y acaban en nuestras propias acciones, no en la de los mesías y salva patrias  que operan desde un despacho ministerial. Para algo así, yo ya propuse un plan.

.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: