El Gobierno de la improvisación #CMin

Hace poco ha finalizado el Consejo de Ministros del Gobierno donde se esperaban “grandes cambios”. Pues nada. No hay recortes, subirán algunos impuestos (y ya van…), no tocan pensiones, ni nada de nada.

Bueno, el Gobierno sigue como el anterior, negando la evidencia y se sigue moviendo en el corto plazo.  Destaco lo que me ha llamado la atención.

Impuesto a la banca. No es nuevo, ya existe desde hace unos meses pero no se aplica de momento. Al hacerlo efectivo, el Gobierno pretende recaudar entre 200 y 300 millones de euros. Muy poco dinero. Es tan poco que, de hecho, no es necesario un impuesto nuevo para esa cuantía. La podría sacar de gasto. No requeriría muchos cambios, la verdad. Entonces, ¿por qué poner este nuevo impuesto? Montoro ha hecho hincapié en que no lo paga el cliente bancario, sino la banca. Como ya dije en otra ocasión (Vamos a pagar caro el impuesto a la banca), eso es falso: lo pagará el cliente bancario.

Creo que este impuesto “simbólico” no es más que un as en la manga. El Gobierno lo ha armado con un bajo gravamen, muy posiblemente y por si las cosas se estropean, para subirlo después. De hecho, solo que pusiera un impuesto del 1% sobre los pasivos bancarios considerando los vista, de ahorro y a plazo, el Gobierno recaudaría, del día para la noche, más de 11.000 millones de euros.

Confianza en la deuda estatal. Para que nos hagamos una idea, cada 100 puntos básicos que baja la prima, el Gobierno se ahorra entre 10.000 y 12.000 millones de euros más o menos. El coste de la deuda española no ha parado de bajar últimamente  Según De Guindos, se debe a la confianza en España. Ridículo. Toda la deuda europea ha bajado y no es por una confianza real. El coste de financiación de las deudas europeas bajan, la española entre ellas, por la macro política expansiva monetaria de Japón, que está expulsando a sus inversores y van a buscar mejores rentabilidades a Europa y por la sensación, cada vez más fuerte entre los inversores, que el Banco Central Europeo, va a empezar a inyectar dinero en el sistema como un poseso, posiblemente en otoño. El inversor toma esta medida como una “mejora” del sistema, al menos en el corto plazo.

El Gobierno debe confiar en que la prima de riesgo siga bajando, o al menos no suba en unos meses, lo que da para ahorra mucho dinero. De hecho, esta semana se subastaron letras a tres meses al 0,15%. Es un ahorro muy significativo de dinero comparado con el año anterior cuando la prima estaba por encima de los 400pb. El ahorro global estaría entre 9.000 y 10.5000 millones de euros anuales (muy a grosso modo).

Si esto es así, significa que el plan del Gobierno no va a más de tres meses vista y se va montando en el día a día y la improvisación. No arreglan, en absoluto, el problema de las cuentas públicas en el medio ni largo plazo. A igual que hizo ZP, el plan de Rajoy es rezar para que todo se arregle solo. Toda previsión del Gobierno que supere los tres meses, son números en el vacío  Así que sus predicciones para 2014, 2015 y 2016 no significan nada. De hecho, es algo que sabíamos. De Guindos dijo a principio de año que la recuperación vendría en junio y ahora da el año 2013 por perdido y nos jura, esta vez sí, que la recuperación vendrá en 2014.

En otras palabras. Todo se sustenta en la evolución de la prima de riesgo, y más concretamente, en la evolución de la rentabilidad del bono. Aún así, una subida de los grandes impuestos, especialmente IVA, no queda ni mucho menos descartado. Las cuentas del Gobierno se aguantan con pinzas y en el medio y largo plazo son insostenibles.

.

 

Anuncios

4 comentarios para “El Gobierno de la improvisación #CMin”

  1. Están confundiendo improvisación con posibilismo. No contemplan el medio y el largo plazo, sencillamente.

  2. Reblogueó esto en FIELM.

  3. juan antonio mayo 8, 2013 a 11:24

    Menos mal que dejé de votarles a partir del año 2008. Desde aquí hago un llamamiento a los aún engañados o posiblemente idiotizados votantes del PP-PSOE-IU-UPyD,etc, etc, para que reflexionen, como yo lo hice, y piensen en otras alternativas, que sí, las hay, para enterrar este Estado corrupto-socialista que padecemos. Y no soy anarco-capitalista sino un liberal simpatizante del P-Lib. Aunque comparto muchas de las cosas que expone aquí Jorge. Muchas Gracias.

A %d blogueros les gusta esto: