Dijsselbloem, la chapuza chipriota y el fraude de la UE

Ayer Jeroen Dijsselbloem, Presidente del Eurogrupo, afirmó que la resolución chipriota era extrapolable a otros países. Luego el Eurogrupo lo desmintió con una nota que parecía salida de Twitter.

Europa, cada vez más, funciona como una república bananera. Decide el futuro de un país en un fin de semana, improvisa medidas de enorme calado en caras cumbres maratonianas que acaban a las tantas de la madrugada, los eurócratas mueven los mercados con continuos rumores y “globos sonda”… Así no se hacen las cosas. El gobierno europeo es una patochada. No se puede legislar a base de cómo se sienta el caudillo de turno porque tiene incidencias directas en la vida real. Las declaraciones de Dijsselbloem no solo derrumbaron la bolsa, el euro y dispararon la rentabilidad de la deuda en los países de la periferia, sino que provocaron que muchos ahorradores e inversores con más de 100.000 euros pensaran en irse de Europa. No es función de un legislador crear incertidumbre en la gente, ni crear inseguridad jurídica. Parece obvio, pero ni así. Curiosamente, apenas he visto críticas a esta absoluta dejadez e irresponsabilidad. Ya lo decía Herbert Spencer:

“Es juzgada con excesiva diligencia la responsabilidad de los legisladores por los males que puedan causar. En la mayor parte de los casos, lejos de creer que merecen castigo por los desastres que acarrean con leyes inspiradas tan sólo en su ignorancia, casi no les creemos dignos de censura. Se admite que la experiencia común habría debido enseñar al alumno de farmacia, poco instruido, a no dar un medicamento; pero no se admite que la misma experiencia debería enseñar al legislador a no intervenir en aquello que no entiende”.

Chipre

A esto sumar la chapuza Chipriota. He visto como muchos técnicos, especialmente los relacionados con el mercado financiero, se han tomado la decisión sobre Chipre como algo relativamente positivo. Pues no, es una locura. El rescate de Chipre es un mix de rescate interno y externo (España podría aportar hasta 1.200MM€). En lo referente al bail-in (rescate interno, o privado) no es más que una quiebra discrecional y políticamente conveniente. ¿Unos burócratas de fin de semana han de decidir quién paga el pastel y quien no? El mensaje que dio ayer el Eurogrupo fue claro para el ahorrador e inversor: Todo aquel que tenga más de 100.000 euros en el banco es susceptible a que se le expropie. ¿Le extraña que bajara la bolsa y el euro? Países como Suiza, Jersey, Man o Mauricio deben estar frotándose las manos ahora mismo ya que, de golpe, podrían tener fuertes entradas de capital gracias a los comentarios del Eurogrupo. Las declaraciones de Dijsselbloem son como el “exprópiese” de Hugo Chávez.

La UE ha instaurado un estado de guerra fiscal. Van a hacer una quita discrecional, control de capitales, un corralito que ya tienen, subirán impuestos… Esto no puede ser una buena solución. La Troika no es más que un soviet, es decir, una organización no democrática del poder supremo del Gobierno europeo (junto al FMI) que decide sobre la suerte de las personas sin consultarles ni importarles mucho las repercusiones reales. El bail-in de Chipre no es más que esto, un rescate interno sovietizado. Ha intentado emular los procesos de mercado por medio de una corte de burócratas. En otras palabras, las políticas de la Troika, a grosso modo, se parecen cada vez más al proceso de Socialismo de Mercado que ideó el economista polaco Oskar Lange, y que tan criticado fue por L.v. Mises. Que un mecanismo se parezca al proceso de mercado no significa que vaya a actuar como éste. Ni en eficiencia, ni moralmente. Tal vez Lange vaya a ser nuestro economista estrella en los próximos años. Sorprendente que analistas financieros defiendan algo así.

Falacia del Falso Dilema

Siempre que me opongo a la UE, la Troika y este absurdo proceso de bail-in sovietizado, me dicen lo mismo. “¡¿Y qué prefieres, que salgamos de Europa y devaluaciones monstruosas?!”, o “mejor eso que lo pague el ciudadano”. Si esta es la mejor respuesta que tienen los economistas y analistas actuales, esto es, soluciones basadas en sistemas cerrados y falacias, ya podemos darnos sin futuro, atarnos las cadenas al cuello y que nos lleven los tecnócratas donde les dé la gana.

Si alguien te da a elegir entre dispararte en el pie derecho o el izquierdo, eso no es libertad por más que puedas elegir. El tema está en que no nos destrocen nada por más que nos insistan en que es por el bien común, el nuestro propio, o porque no hay más solución.

Un banco es una empresa. Y un banco ha de quebrar como una empresa. Y como una empresa, lo ha de hacer por un proceso de mercado natural atendiéndose a unas normas, que al poder ser, no cambien cada día o varíen según la firma que va mal. Las pérdidas del sistema ya existen, es decir, los rescates no son para evitarlas, sino para dilatarlas en el tiempo o redistribuirlas. Las pérdidas son de suma cero. Si no las paga Juan, las pagará Pablo. Es justo que cada uno pague por la totalidad de sus acciones, tanto si son exitosas y acertadas (cuando se genera beneficios), como si son erróneas (generando pérdidas). Socializar las pérdidas no es ético, ni sostenible. Europa se ha gastado más de medio billón de euros en rescates desde que empezó la crisis y ni uno solo ha funcionado. No paran de re-inyectar dinero a Grecia, Portugal y a todo quien lo pide. Los rescates estatales son un pozo sin fondo que no funcionan. No se puede arreglar con deuda una crisis de deuda. Pero lo que tampoco va a funcionar económica, ni moralmente, es hacer rescates internos discrecionales basados en lemas y modas políticas. Actuando así solo haremos que el dinero se vaya de los países donde están depositados, especialmente de aquellos más débiles. Y si criminalizan a “los ricos” y se les obliga a exiliarse, al final los mínimos de quita irán bajando con un país cada vez menos capitalizado y con mayor inseguridad jurídica.

Simplemente, los malos bancos han de quebrar, o ser absorbidos por otras entidades sin regalos estatales, mediante un proceso de mercado real y no con emulaciones de quiebra de fin de semana política. Y si ha habido una gestión fraudulenta por parte de ciertos cargos, enjuiciarlos.

La Unión Europea es un fraude

Llegado a todo esto, hemos de ver que la UE no sirve para nada bueno. Es un intento de Gobierno mundial que trabaja con otros organismos supranacionales y gobiernos. Su única función es el mantenimiento operativo y la expansión de su propio sistema. El sistema de banca central y moneda fiduciaria tampoco funciona. Es el más monstruoso Esquema de Ponzi jamás creado en la Tierra. Lleva, y nos llevará, a crisis cíclicas.

El sistema financiero ha de volver a sus orígenes y ser sostenible. Inflación crediticia no es crecimiento, es inflación y burbujas. Punto. Un sistema sano y perdurable se ha de basar en activos reales y usarlos como respaldo, como el Patrón Oro. O si le gusta más el Patrón Bitcoin, o cualquier otro.

No nos podemos creer los mantras políticos de “la Unión Europea es irreversible”. Por favor, ¿cómo lo va a ser si una país que solo contribuye en 0,2% al PIB europeo y tiene un millón de habitantes ha hecho tambalear dicha Unión. Y evidentemente, España ha de salir de la Unión. Pero no caigamos en la falacia del falso dilema otra vez. Ese no es “El Plan”, es parte de éste. Hasta que el Estado no esté demolido del todo, la guerra por la libertad sigue. Afirmar que es mejor un Gobierno Mundial a la posibilidad de devaluaciones es vender nuestra alma al diablo. Los próximos años van a ser igual de duros que los anteriores esté España en Europa o fuera de ella. Las soluciones colectivas son cierres en falso. El bienestar individual no lo traen los eurócratas ni la castuza de nuestro país. Son el principal problema a la libertad individual, por eso hemos de prescindir de todos ellos olvidándonos de tonterías pragmáticas que solo hacen que hundirnos más en nuestra esclavitud y desesperación. El bienestar empieza por el esfuerzo de uno mismo adaptándose a cualquier situación. Si creemos que los medios políticos han de reducirse, eso pasa, primero de todo, por la desintegración de la UE o que nuestro país salga de ella.

La lucha por la libertad no es un sprint, es una carrera de fondo. El Estado del Bienestar ha caído, y lo ha hecho para siempre. Si seguimos con políticas pragmáticas el sacrificio actual que está haciendo la gente no va a servir de nada porque nos espera un futuro duro donde los poderes políticos van a tomar más fuerza apelando a ese pragmatismo. Hagamos que todo esto tenga un sentido.

.

Anuncios

6 comentarios para “Dijsselbloem, la chapuza chipriota y el fraude de la UE”

  1. Patrón Oro o patrón Bitcoin ¡¡ YA !!

  2. La Unión Soviética Europea es una parodia de la auténtica (y, afortunadamente, finiquitada) Unión Soviética. Hay tantos euroburócratas sueltos que siempre hay alguno que se despista y, en lugar de seguir las directrices retóricas establecidas por el comité correspondiente, va y larga las auténticas líneas de actuación acordadas en el último plan quincenal(*), que debían permanecer en secreto.

    (*) Quincenal, sí, no es un lapsus. En la parodia, los planes quinquenales se transforman en quincenales. Y cuando estos planes entran en contacto con la realidad, ni a quincenales llegan.

  3. ¿como crees que sería una negociación de mercado entre bancos y depositantes? gracias

    • Muy posiblemente tendría que haber arbitraje

      • Muchas gracias por la pronta respuesta.
        ¿podrías indicarme algún artículo para entender como funciona eso del arbitraje desde un punto de vista liberal?

        Ya sabes que los palanganeros de las intervenciones estatales siempre dirán que en una negociación entre bancos y depositantes siempre perderá el depositante minorista al ser el que menos poder de negociación tiene. Me resulta dificil darle la vuelta a este argumento o en que medida un arbitraje puede dar solución a esas situaciones de abuso.

        Gracias

Trackbacks/Pingbacks

  1. La UE impone una economía de guerra en Chipre | :: Jorge Valín Weblog :: - marzo 27, 2013

    […] quedó eso de “libertad de movimientos de capitales”? ¿De verdad nos alegramos del bail-in soviético (Troika) de Chipre? Esta es la última hora del […]

A %d blogueros les gusta esto: