Eurovegas y puritanismo. Por eso estamos así

Tras la última la decisión sobre el macrocomplejo de Alcorcón, Eurovegas, ha renacido el debate otra vez si éste es lícito o no. No es que esté especialmente a favor ya que las condiciones principales y gestor será la administración y ya hemos visto que ocurre cuando ésta toma en monopolio las decisiones del mercado mediante licencias, pero el proyecto tiene más puntos a favor que en contra. Como ha dicho José Luis Ruiz Bartolomé:

“Gracias a esta iniciativa, Madrid está llamada a convertirse en el principal destino europeo de ferias y congresos. Y eso se traducirá en un fuerte desarrollo del sector del transporte -especialmente el aeroportuario-; un notable impulso del sector hotelero y la hostelería; y un fuerte impacto para el resto de actividades relacionadas con el turismo”.

Lo que no entiendo es esta visión agresiva contra el proyecto de Eurovegas por razones que recuerdan  al más rancio puritanismo. Sus detractores más hostiles nos dicen que se podrá fumar, habrá prostitución, empleos basura, que se pervierte la imagen de España… Bueno, leyes que prohíben estilos de vida, tan defendida ahora por los socialistas, son las que nos ha llevado a la situación actual.

Este tipo de neopuritanos creen que las vidas de los demás son propiedad de ellos. No son más que aprendices de dictadores. Nadie tiene derecho a obligar al resto a imponer ningún tipo de norma moral sobre su persona ni propiedad por la sencilla razón que nadie es propiedad de otra persona. Eso implica esclavitud. Estamos en contra que alguien infiera en la vida de una mujer musulmana obligándola a ponerse burka, pero nos parece maravilloso que el Gobierno obligue a un empresario a que no se pueda fumar en su local o que una mujer ejerza ciertas profesiones porque son inmorales. La tiranía de las buenas intenciones no tiene nada que ver el altruismo ni humanidad, sino con la imposición y coacción. Como dijo Roderick Long:

“En otras palabras: [las personas] no son tuyas para que les mandes. Sus vidas no son tuyas para microgestionarlas. Los frutos de sus trabajos no son tuyos para disponerlos. No importa lo inteligente o maravilloso o útil que sería lo que sea que quieras que otras personas hagan. No es asunto tuyo si usan cinturones de seguridad, rinden culto al dios correcto, tienen relaciones sexuales con las personas equivocadas, o participan en transacciones de mercado que te irritan. Sus opciones no son tuyas para dirigirlas. Son seres humanos como tú, tus iguales bajo la ley natural. No posees autoridad legítima alguna sobre ellos. Mientras ellos no crucen la línea y empiecen a tratar a otras personas como su propiedad, no tienes ningún fundamento moral para iniciar la violencia contra ellos, ni para autorizar a cualquier otra persona que lo haga en tu nombre”.

Los neopuritanos en realidad basan sus lemas y creencias en el odio, en que alguna persona pueda ser feliz por ejercer su libertad y pasárselo bien sin el consentimiento de un tirano social y de la producción. Este exceso de normas puritanistas nos ha llevado a donde estamos, una sociedad y economía cercenada por lobbies y grupos que creen que cada aspecto del ser humano ha de ser aprobado mediante una licencia o ley arbitraria. Con esta mentalidad no solo matamos el progreso, sino la libertad de elección de cada individuo sometiéndolo al Gobierno Total y a merced de los grupos de presión. Así no avanzaremos ni económica ni socialmente.

.

Anuncios

2 comentarios para “Eurovegas y puritanismo. Por eso estamos así”

  1. Gregorio Apellániz Carrasco febrero 11, 2013 a 16:34

    Es más sencillo. Si Eurovegas es un éxito, será un éxito “de ellos”. Por eso, “nosotros” estamos obligados a torpedearlo, con razón o sin ella. Es como el publicista, que solo puede encomiar su producto, aunque sepa que es una basura; o como el abogado, que solo puede defender a su cliente, aunque sepa que es un criminal. Debería enseñarse a los ciudadanos a interpretar críticamente la publicidad, las alegaciones de los abogados, las objeciones de los políticos… y todo lo demás.

  2. michel mourre febrero 22, 2013 a 10:12

    Mencionas, como razones de quienes se oponen a Eurovegas, que “se podrá fumar, habrá prostitución, empleos basura, que se pervierte la imagen de España”.
    No es lo mismo que se pueda fumar, que haya prostitución (consentida, entiendo) o que se pervierta la imagen de España, cosas que efectivamente sólo pueden molestar a quienes no tienen excesivo aprecio por la libertad, con que haya empleos basura, entendidos como aquellos en los que el trabajador no dispone de derechos sino que está a merced de su jefe. En este caso la crítica está más que justificada si, como se sospecha, el Estado va a dar privilegios a Eurovegas para poder explotar legalmente a sus empleados.

A %d blogueros les gusta esto: