A la delegada Cifuentes. Los ciudadanos españoles son demasiado complacientes

Leo asombrado en La Vanguardia la siguiente noticia:

“El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, ha condenado con ‘absoluta rotundidad’ en nombre del Gobierno de la Comunidad de Madrid el ‘ataque y la coacción’ que sufrió anoche la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, durante la protestas contra los recortes del Gobierno central”. Más>>

El susodicho dice:

“…que ‘el pueblo español no se caracteriza por arreglar sus diferencias escupiendo y agrediendo a las personas’ y ha calificado estas prácticas de ‘absolutamente condenables y salvajes‘. ‘Por supuesto que hay que respetar la libertad de expresión y manifestación, pero nunca prácticas de este tipo’, ha sentenciado Manglano”.

Traducido: según Manglano el pueblo español se caracteriza por ser un borrego condescendiente que acata el Poder tiránico de la Oligarquía y cualquier ordenamiento gubernamental, por criminal que sea.

Si en la calle un ladrón nos roba, no dialogamos con él. La defensa de la propiedad, la libertad y vida no tienen nada que ver con la libertad de expresión. No escribimos en ese momento una carta al lector de algún diario, ni nos vamos al defensor del pueblo, ni persuadimos al ladrón sobre la inmoralidad de sus acciones. Tenemos tres oportunidades: damos el dinero, huimos, o nos defendemos activamente. Si un Gobierno llega al Poder mediante el embuste, la mentira, la calumnia y compra de votos no puede ser respetado ni aceptado. Si sube impuestos y recorta libertades civiles y económicas es un ataque al ciudadano. A diferencia del ladrón callejero, el Gobierno considera ilegal que sus víctimas huyan de su latrocinio, que escondan el dinero de su estado policial o se enfrenten al Gran Criminal para preservar lo que es del ciudadano por derecho. Ninguna organización criminal ha conseguido jamás tal grado de perfección y eficiencia en lo que es, directamente, hacer el Mal e instaurar la tiranía y pobreza.

¿La foto de la noticia le parece agresiva? La única arma del ciudadano es un móvil. ¿La delegada se ve amenazada? Su partido, su Gobierno, ha decretado por ley un aumento significativo del robo institucional. No vamos a ver en fotos los hombres despedidos por sus leyes, ni las familias que pierden sus hogares y las personas multadas por defenderse del latrocinio estatal. El Sr. Manglano confunde víctimas con verdugos, con criminales. En esa fotografía no hay una victima y decenas de verdugos, sino justo al revés.

Los ciudadanos de este país son demasiado complacientes y sumisos aún. Algo que va muy bien para tiranos como Manglano y amigos. Los colonos americanos del S. XVIII empezaron una revolución por un impuesto porque amaban la libertad y odiaban la tiranía. Era gente mil veces más civilizada e ilustrada que nosotros que solo nos dedicamos a hablar con nuestros amos y verdugos. Sr. Manglano, baje esos humos. El cavernicola y criminal son los suyos, no el pueblo. Éste solo se defiende, aunque sea tímidamente.

.

Anuncios

3 comentarios to “A la delegada Cifuentes. Los ciudadanos españoles son demasiado complacientes”

  1. Valín, tío, piénsate dos cosas:

    Lo de que el pueblo se defiende: ¿crees que los de la foto se quejan a Cifuentes por la coacción estatal? ¿crees que la mayoría de las manifestaciones piden libertad? ¿los del 15M, por ejemplo, se quejan de la opresión del Estado? Claro que no. Esos piden que el hiperestado que ya tenemos crezca, piden aumentar los impuestos a las fortunas, piden expansión crediticia, piden que se mantengan las subvenciones…Vamos, que piden de todo menos libertad. Y el pueblo igual: ¿o acaso no ha sido “el pueblo” quién a puesto al PP (ya al PSOE) dónde están? Lo del pueblo, o lo de soberanía popular, son expresiones muy bonitas que se colaron durante la Revolución Francesa y han servido para mucho a la hora de recortar la libertad de las personas y para atacar el derecho natural.

    Y otro tanto de lo mismo cuando prácticamente justificas las faltas de respeto que critica Manglano, en base a que los políticos son los que nos roban y por lo tanto deberíamos tratarlos cómo ladrones. Ya para empezar, esos tíos, que no son más que unos sinvergüenzas asquerosos, se quejan de que haya menos gasto estatal. Y segundo, si dices que si “un ladrón nos roba, no dialogamos con él”, en comparación con los políticos, se entiende, explica lo que deberíamos hacer, es decir, lo que debería hacer Cifuentes. Desde luego, a un ladrón lo que no hacemos es escupirle, por ejemplo. Más bien nos defendemos aunque sea a golpes, si es que podemos. Por lo tanto, llevando tu comparación a sus últimas consecuencias, es de suponer que tú cuándo ves a un político o cuándo vas a hacienda, deberías ser un tanto agresivo: te están robando.

    Soy también soy anarcocapitalista, pero serlo no quiere decir que debamos justificar toda clase de acciones contra los políticos. Y menos agresiones y humillaciones.

    Un saludo.

  2. Muy de acuerdo con el comentario de Spencer… A pesar de lo que pueda pensar, y pienso, de la casta política

  3. Luis Serrano - @filmicopez julio 18, 2012 a 18:33

    Creí que habías modificado esta entrada o añadido algún matiz. Me temo que estás llevando una deriva alocada con la excusa del purismo ácrata que al final vas a darte la mano con los totalitarismos que siempre has vilipendiado.
    El texto rezuma marxismo populista, bolchevismo por los cuatro costados, con dosis de falangismo de camisa vieja. Despreciar y odiar a los políticos, a los individuos políticos, hasta el punto de justificar los ataques a su integridad física me resultan un disparate, como ya te dije por twitter. Ensalzar, apoyar, defender a las turbas callejeras es propio de los años treinta, de puño o palma en alto.
    Soy libertariano, anarquista de mercado. No reparto carnets ni pretendo decir quién la tiene más larga. Pero si un neófito sin referencias teóricas ni lecturas sobre el individualismo y el anarcocapitalismo llegara a este blog como primera fuente de acercamiento saldría con la idea de que este pensamiento económico y moral es hermano del anarco comunismo, de los antisistema perroflaúticos y demás extremismos de izda y dcha.
    Te tengo por una referencia de primera en lengua española. Espero y deseo que lo sigas siendo.
    Un saludo.
    Luis Serrano – @filmicopez

A %d blogueros les gusta esto: