El Rescate. Ni las formas, ni el fondo. Es un desastre

El inversor quería un rescate. Quería que “alguien” inyectara dinero en España. No suele ser muy exigente ‘el mercado’ con estas cosas. Mientras entre dinero, le da igual casi todo. Cómo de mal se están haciendo las cosas que ni los inversores depositan confianza en esta “ayuda”.

La bolsa ha subido a primera hora un 5% por la noticia de ayer. Muy posiblemente del cierre de cortos masivo. Pero el Ibex ha perdido al final más de un 0,5%. La misma suerte han corrido el euro, la prima de riesgo (pero de camino inverso), los CDS de España y evidentemente la rentabilidad de la deuda española que se ha vuelto a disparar.

Lo que estamos viendo es que el anuncio de ayer no está aún elaborado. El inversor se ha empezado a plantear dudas que nadie ha sabido responder. Parece que todo esté en revisión aún. El anuncio del rescate ha sido precipitado y confuso. Los ciudadanos aún no saben si el rescate tendrá consecuencias para su bolsillo, si el Gobierno hará reformas (que las hará aunque no lo digan), ni cuál será precio real de tal intromisión. A la vez, el inversor (nacional y extranjero) no sabe qué bancos tendrán esa “ayuda”, con qué tipo de instrumento, ni el detalle de devolverlos, ni plazos, ni si habrá realmente supervisión… Es un ópera bufa. Cuando una empresa, un Estado o cualquier colectivo lanza una acción ha de dejar los mensajes claros, de lo contrario, pasa estas cosas. No es la primera vez que los gobiernos hacen esto. Es la rutina de siempre. No saben hacer las cosas, excepto lanzar grandes anuncios para salir en la prensa y del paso.

Gana fuerza la idea de hacer el rescate en bonos convertibles contingentes, lo que resta atractivo a la operación y ello significaría un control de facto sobre el Estado nacional y bancos. Como apunté ayer, el rescate solo es una medida para ganar tiempo. Seguimos en una crisis sistémica que no se soluciona con más dinero.

Los próximos focos del inversor son Grecia en el muy corto plazo (elecciones de este domingo), Italia, Portugal y Francia (dejando de lado a las Chipre y Bélgicas de turno). Los primeros en muy mala situación, y el país galo, gracias a Hollande, con recetas irresponsables que serán el protagonista de la gran evasión dineraria del país en unos meses. Especial atención a la banca estos días. Las ayudas podrían significar aumento en los precios del pasivo (bancario), ampliaciones de capital y merma o eliminación de los dividendos. A la vez, se hace muy difícil pensar que la banca piense en inversión (préstamos), más bien al revés. Lo dijo hace unos meses FG (CEO del BBVA): ‘en los próximos años el crédito en España ha de reducirse en 200.000MM€’. El alto endeudamiento de la banca deja al sector, y al país, cerca del colapso en el medio y largo plazo. Lo dicho ayer, el rescate es un balón de oxígeno que cada vez tiene más gases nocivos para la salud económica. Veremos como transcurren las cosas…

Ah, y el listo de la clase habló, esto es, Recarte: “Hasta septiembre no va a mejorar el acceso al crédito”. Sí, el mismo que hace una año dijo que “la falta de solvencia del sistema financiero está en vías de solución”. Como siempre, con su bolsa de cristal, que más vale que la lleve al euro-mecánico.

.

Anuncios

3 comentarios to “El Rescate. Ni las formas, ni el fondo. Es un desastre”

  1. ¿Recarte no estaba en el consejo de administración de Caja Madrid?

  2. JUAN ANTONIO SANCHEZ junio 12, 2012 a 08:29

    Hay gente que con tal de defender al inútil de Rajoy dice auténticas tonterias. Suelo oir EsRadio, y salvo unos pocos contertulios,los demás han dado un viraje muy claro pro-PP,incluso antes de que Rajoy llegara a la Moncloa. Recarte es muy blandito con este gobierno, y critica, según él a los liberales extremos, que no tienen razón. Habría que decirle que un economista que se deja influenciar por Gobiernos social-demócratas, es muy mala cosa. Y además sus predicciones a largo plazo no suelen ser ciertas casi nunca.

A %d blogueros les gusta esto: