Así es el ahorrador español

No dejo de sorprenderme de lo financieramente analfabeto que es el ahorrador/inversor de nuestro país. Para el hombre masa, en lo que se refiere a la inversión, existen dos clases de productos: depósitos ‘garantizados’ (cosa segura) y partipaciones preferentes (el suicidio financiero). Un fondo de inversión son participaciones preferentes para el españolito medio. Un bono simple también son participaciones preferentes, ¡un pagaré también son participaciones preferentes! Pero por favor, sepan dónde meten su dinero.

El perfil del inversor y ahorrador actual es conservador. A ultranza. Van a las oficinas y eso dicen. Afirman que quieren cosas seguras ¿Renta variable? No, eso es volátil e invierto. ¿Fondos de Inversión? Tampoco, aunque sea garantizado el capital e intereses. Y de golpe espetan: ¡QUIERO BONOS DE LA GENERALITAT DE CATALUÑA! Qué, cómo, el ahorrador de golpe se vuelve Mr. Hyde… ¿Pero no ha dicho seguros? Ayer mismo el Presidente de la Generalitat dijo que “Cataluña vivía del crédito”. ¡Dios mio! Se pega un tiro en la pierna y los de su partido le aplauden. No solo eso, es que más del 50% de los bonos patrióticos están colocados ya. Pero si es más seguro meterlo en acciones del Santander con un dividendo superior al 10% (debido a la bajada de la acción).

¿Y por qué depósitos? Los ahorradores lo tienen claro, porque está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósito (FGD). Está respaldado por la fuerza coercitiva del Estado y del Banco de España. El problema es que el FGD se está usando para rescatar bancos y solo le quedan ya 2.000 millones de euros, lo que no cubre ni los top depósitos de cada banco. Esto es, el FGD no garantiza nada. Es más, si una entidad quiebra, se desencadenarán denuncias contra las entidades que son revisadas una por una. El proceso de devolución queda frenado hasta que el juez dictamine. Oiga, en otros países ya ha ocurrido, y los ahorradores han llegado a tardar cuatro años en cobrar. ¿Esto es seguridad?

Es curioso que el ahorrador español confié en las cuentas vista del banco pero no en sus bonos. Desde hace casi un año el Banco de España marca el precio de los depósitos a plazo (IPFs). Si alguna entidad supera el interés marcado por el regulador, ha de provisionar, lo que sale caro para la empresa financiera. ¿Solución bancaria? Creo productos que no estén en el FGD para no pagar el sobreprecio, por ejemplo, bonos.

El problema para el ahorrador es que el bono no está ‘garantizado’ por el ‘Estado’. jajajjaja. Un bono o un pagaré es una herramienta tan solvente como su emisor. El ahorrador hace el ridículo teniendo una cuenta en Banco Santander, ¡pero no comprando sus bonos! Si cree que el banco no es solvente, saque el dinero de ahí. Los bonos del Santander, o cualquier otro banco, son tan seguros como sus productos vista. Concretamente, el Santander tiene una prima inferior a la del Estado Español (en los CDS de mercado). Esto es, es más inseguro el FGD que Banco Santander.

Curiosamente, este ahorrador conservador invierte en bonos de la Generalitat, que cuidado, aunque den un 4,5% a un año, su interés real es del 7%. Un engaño en toda regla, y es que la el gobierno catalán paga la diferencia a los bancos colocadores. ¿Pero no tendría que informarse un poco mejor el inversor antes de invertir? Y lo mejor de todo es que las empresas de rating bajarán a Cataluña por esta emisión, y está a dos pasos del bono basura ya.

El mundo de la inversión y ahorro no se divide en IPFs (depósitos) y participaciones preferentes de La Caixa. Un bono simple, es un bono simple. Punto. No tiene más historia. Y no es convertible por deuda subordinada, acciones, ni se renueva solo, ni cosas de estas.  Si usted tiene tanta confianza en el banco como para poner ingresar mes a mes su sueldo, pensión o subsidio, también la tendría que tener para adquirir sus productos ‘simples’ o de rendimiento conocido. Un bono es tan seguro como su emisor. Si el emisor del bono es La Generalitat o el Estado, es un producto de riesgo, pero si el emisor es un banco comercial, su riesgo es tan elevado como la propia entidad, que ahora mismo será más seguro que la confianza del propio Estado.

En fin, la gente no ha aprendido nada. Sigue tirándose a la alta rentabilidad por cuestiones de la propaganda en lugar de usar un poco la cabeza. ¿Por qué no entrar en renta variable? Muchas empresas españolas están a precio de derribo. Si se invierte a largo plazo y quiere ir teniendo rentas del dividiendo hay muchas acciones atractivas, mucho más seguras incluso que la propia renta fija del Estado.

.

Anuncios

Una respuesta to “Así es el ahorrador español”

  1. Sospecho, Señor Valin, que se deja afuera algo elemental: el cálculo acertadísimo del ciudadano de que el ESTADO controla todo, bancos lo que más. Acaba de apropiarse el ESTADO argentino de más de la mitad de YPF… Todos lo estamos viendo, muertos de risa (al menos yo) El ESTADO será lo último en quebrar, porque no vivimos en ese mundo que usted desea y tiene en su cabeza, vivimos en un sistema comunista de nuevo tipo donde el ojo del Gran Hermano está compuestos por partidos políticos aliados a poderosos entes  con corbata de empresarios en intercambio de favores y efectiva colaboración.
    Lo sorprendente para mí es que a usted se le escape ese detalle. Y este otro:  Claro que son más seguros los bonos del ESTADO que los del Santander, un banco cuya “cabeza” ahora mismo está a disposición de quienes pueden aplicar amnistías fiscales o aplicar la ley que ellos mismos diseñan.  La gente lo tiene claro dentro de su propio triste código moral… Porque en el fondo lo que hay es un problema moral. 
    Saludos. 

A %d blogueros les gusta esto: