Mártires y locos. La visión desde el Poder

El Instituto Juan de Mariana ha publicado mi último artículo: Mártires y locos. La visión desde el Poder. Así empieza:

“Hasta la llegada de los romanos a Judea, los judíos vivían tranquilamente en su tierra, con su dios, su moneda y sus costumbres. En el año 66 a.C., tras la conquista romana, se desató la primera guerra entre las dos culturas. La primera tribu que empezó los ataques contra el Imperio fueron los zelotes, a los que se sumaron otros grupos como los sicarii. Estos últimos, según el historiador Josefo, empezaron los ataques contra los romanos por dos razones básicas: los nuevos tributos y la imposición de los dioses romanos”. Más>>

.

 

Anuncios

2 comentarios para “Mártires y locos. La visión desde el Poder”

  1. “Su suicidio colectivo fue un acto romántico hacia la libertad de culto, fiscal y de vida.”
    ¿En serio? ¿Los judíos del siglo I antes de Cristos eran anarcocapitalistas? Y lo de la libertad de culto es bestial. La libertad de culto no existió hasta hace realmente muy poco. ¿Por qué fue condenado Jesucristo, entonces? Además, los romanos no impusieron sus dioses a los judíos en al año 66. Con la llegada del Imperio romano, en año 27 a.C., se exigieron tributos especiales al emperador, que tenia una cualidad divina, pero con un sentido político, como el resto de la religión romana. Aún así, los judíos mantuvieron su religión, sin tener que incorporar el culto a dioses romanos, que era un culto social y político.

    Por otra parte, en el caso de los davidianos obvias el tema del abuso a menores ¿Entra dentro de las libertades que defiendes eso? Y lo cierto es que, aunque defiendas una sociedad sin imposiciones legales, la fabricación de armas está regulada en EEUU, debido a las características de ese producto; no se puede ir contra la legalidad. Es su cultura ¿no? Además, teniendo en cuenta la muerte de cuatro agentes del FBI, no parece que los davidianos fueran muy pacíficos. Desde luego, los métodos de los federales pueden ser cuestinables, pero la actuación de estos estaba justificada según la legalidad estadounidense.

    Pese al desacuerdo de opiniones, te felicito por el blog, que me ayudado en mis conocimientos de economía.

    • Bueno, gracias por el final 😉

      Yo no digo en ningún momento que los sicarii fueran ancap. Dios me libre de algo así!! Aunque sí que encajan en la visión de sociedad pequeña de Hans Hermann Hoppe, esto es: sociedad pequeñas unidas por un solo estilo de vida. En todo caso, la crítica en este sentido va dirigida contra el uso de la fuerza de un órgano que se cree Dios en la tierra.

      Lo de las armas depende. EE.UU. arma a grupos ilegales en el mundo y no pasa nada. Las leyes de las armas en un país solo están para proteger al Gobierno de la gente.

      El suceso de Waco fue una vergüenza, hasta tal punto, que Clinton pidió perdón por ello. Algo que los políticos solo hacen en casos extremos.

      Y por supuesto, gracias por tus comentarios!!

A %d blogueros les gusta esto: