El drama se acelera y Rajoy desaparece

Un día después de las elecciones generales, Artur Mas anunció una batería de medidas para paliar la crisis personal de la Generalitat de Catalunya. Una traición total al elector, sin duda, pero el presidente de la Generalitat ha demostrado ser un lider que no le tiembla la mano ante decisiones difíciles.

Por su contra, el ganador de las elecciones, Mariano Rajoy no ha dicho nada. Está desparecido. Bueno, ¡no! Ha afirmado que el primero en enterarse de todo será el Rey!  ¿Pero este tipo ha leído la prensa siquiera?

Parece que quiere gobernar de la misma forma que hizo oposición, sin hacer nada. No es consciente de la importancia que pueden tener ahora sus comentarios para la opinión popular internacional e inversores. El clima del mercado está francamente revuelto. Esta semana ha sido de surrealista. Rumores de todo tipo que movían el mercado de forma histérica, se invierten las curvas de tipos de España e Italia, bajan el rating de Bélgica, niegan la creación de eurobonos por enésima vez (que los acabarán haciendo igualmente)… La UE, y España con ella, se enfrenta a un crack soberano, de renta fija, variable y tormenta de divisas en el muy corto plazo si no se le lanza algún mensaje optimista. No es la situación económica lo realmente “malo”, sino la velocidad con la que se está produciendo todo. Ahora el mercado se mueve al son de los rendimientos soberanos, que arrastran al resto de mercados y causa movimientos de un mercado a otro para cubrir riesgos, más que para buscar beneficios directamente. Normalmente, el mercado tarda meses en crear este tipo acontecimientos, pero en las dos últimas semanas se está produciendo en días. La situación está degenerando a una velocidad de vértigo, y al paso al que va, en muy poco tiempo puede desencovar en una fuerte contracción de la demanda en renta variable, fija y en un derrumbe del euro.

Los inversores ahora mismo no piden soluciones, ya saben que los políticos son incapaces de hacerlo, sino parches: un giro en la política económica de España, un QE (quantitative easing a la europea), cualquier tipo de eurobonos, los que sean, pero quieren que haya algún tipo de garantía para el cobro de los compromisos de los estados.

Rajoy no deja de tener un papel importante ya que a España puede volverse el centro del inversor en cualquier momento viendo el miedo y nerviosismo que se respira. Al Partido Popular le viene demasiado grande la situación, tampoco podrá hacer nada, y la única solución real es la intervención, pero sí que puede mitigar el impacto o posibilidad de una nueva tormenta en nuestros mercados.

La gente se suele poner nerviosa cuando alguien no le devuelve el dinero que le debe. Se pone más nerviosa si ese dinero lo necesita para para otras cosas, y más aún cuando lo necesita para vivir. Los movimientos de los mercados e inversores empiezan con un señor que va a su oficina bancaria a vender las participaciones de su fondo de renta fija, mixta, vende deuda del Estado en mercado secundario, sus Telefónicas… Las manos fuertes (grandes inversores) no representan ni el 50% restante del mercado. El comportamiento de la bolsa esta semana, errático y volátil, es típico de mercado dominado por las manos débiles (pequeño inversor y ahorrador).

Si un político ha de tener una función, es la de calmar a esta gente. ¿A qué espera Rajoy? El mercado pide a gritos un gobierno fuerte, y la imagen que da ahora mismo Rajoy es la de un futuro Gobierno débil y miope. Este miércoles me comentaba un trader que la bolsa no aguanta un mes más así. Necesita un mensaje. No empieza muy bien el futuro presidente del Gobierno.

.

Anuncios

4 comentarios to “El drama se acelera y Rajoy desaparece”

  1. jaja, pues como sigamos con la prima y el Yerno de Riesgo, Mariono tendrá que ir a buscar al Rey por Estoril, rehabillitando la casa familiar 😉

  2. Sherlock Holmes noviembre 27, 2011 a 15:32

    Al menos no es un charlatán. Estos acostumbrados a que los políticos digan algo, aunque sea mentira no nadie se lo crea.
    Espero, al contrario de lo que plantea JV, que Rajoy no diga una palabra hasta tanto haya revisado en qué situación están las arcas del Estado por las que han pasado los rojos.

  3. El problema es que Rajoy no es Presidente. No puede hacer absolutamente nada. A Rajoy no se le puede exigir nada hasta que asuma la Presidencia. El de Rajoy es el primer caso en la democracia española (y tal vez mundial) en el que a un hombre le exigen responsabilidades de Gobierno antes de que gobierne. Alucinante.

  4. Buen Post! si Señor!!! Os dejo la opinión personal de uno de mis ídolos porque, ¿Qué harías si fueses Presidente del Gobierno de España? http://wp.me/1WTuO
    Que bueno! jejeje!
    un saludo!

A %d blogueros les gusta esto: