Los hospitales privados de Cataluña piden desgravaciones fiscales para el ciudadano

El sistema “ya no puede dar más de sí”. Esa es una de las conclusiones a las que llega la La Unión Catalana de Hospitales (UCH). Tras los recortes de la Generalitat en el sector sanitario, la economía privada pide el relevo. De momento solo parcial. En un reciente informe han propuesto ha señalado que:

  • El gasto per cápita en sanidad de Cataluña es de € 1.355,22 (2010) y ha bajado a 1.219,70€ tras los ajustes. Ha pasado de la 7ª CC.AA a la 4ª CCAA en menor disponibilidad de recursos per cápita.
  • El gasto público catalán en sanidad es de un 4,8%, mientras que el del resto de Europa es del 6,5% de media sobre el PIB.
Aunque la asociación dice en su comunicado que la calidad es “alta”, el gasto sanitario resulta ineficiente (como todo lo estatal) e insuficiente para cubrir la demanda. Denuncia que el sistema ha de estar enfocado al “ciudadano para dar respuesta a sus necesidades de salud”. También comenta que “el sistema sanitario debe ser más permeable a la participación, el fomento de la libre elección y la corresponsabilización del ciudadano”.  Además:
  • Ante la incapacidad de la administración, los empresarios afirman que se ha de “potenciar la autonomía empresarial para obtener mejores resultados y que se convierta en un instrumento impulsor de la satisfacción de profesionales y usuarios”.
  • Impulsar el copago, tal y como se hace en Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Portugal, y Suecia.
  • La sanidad privada crea riqueza. Así el sector privado sanitario es “creador de riqueza, un sector sanitario […] que se erige como sector de actividad económica generador de riqueza, impulsor de la economía productiva, innovador e impulsor del desarrollo tecnológico, generador de empleo cualificado y que llevar a cabo una actividad arraigada en la comunidad y no deslocalizable. Cabe señalar que genera una ocupación alrededor de 100.000 profesionales, que representa aproximadamente un 7% del empleo“.
  • Los empresarios han recordado que en Cataluña, el 25% de la población tiene doble cobertura sanitaria porque pagan una mutua o una aseguradora privada, y se han mostrado a favor de que a estas personas se les reconozca el derecho a una desgravación fiscal. De hecho, el propio Boi reconoció que gracias a esta afiliación a la sanidad privada, la sanidad aún “funcionaba”.
Si la administración es incapaz de curar al ciudadano, alguien va a tener que tomar el relevo. El camino que ha de seguir Mas no cuestión de dar festivos obligatorios a los hospitales porque la administración no llega a final de mes, dejar de pagar a las farmacias, o cerrar los quirófanos, sino desviar la oferta al sector privado, mucho más eficiente, barato y enfocado al ciudadano.
Evidentemente, el copago no es más que un engaño, ya que repagamos lo que ya hemos abonado a la administración anteriormente. Más que nunca, la sanidad necesita más libertad empresarial, menos estúpidas leyes, menos impuestos para ciudadanos y empresas, más desrregulación y más competencia. Está en juego la salud y vida de las personas.
.
Anuncios

Una respuesta to “Los hospitales privados de Cataluña piden desgravaciones fiscales para el ciudadano”

  1. Muy bien.

    Es una reivindicación justa, certera y que habría de hacerse aún con más contundencia. Un Hospital privado sí genera riqueza, y por tanto paga impuestos, mientras que un hospital público no. No es su cometido, dicen. Al igual que un colegio, instituto o universidad privada genera beneficios y sobre ellos se fijan impuestos. La educación pública no. No es su cometido, dicen.

    Es la diferencia entre crear riqueza, dizque para luego repartirla, o la de sólo consumirla sin tener ni idea de cómo crearla.

A %d blogueros les gusta esto: