Más estado policial en Mallorca

Bajo el titular El Govern retira los Oxy Shots, la última ‘locura’ de los británicos en Mallorca, El Confidencial nos dice que:

“El [Oxy Shot consiste en] aspirar alcohol por un tubo –nunca mejor dicho– al módico precio de 4 euros. Para elaborar el trago se utiliza oxígeno en gas para convertir el alcohol en vapor, que se consume en una suerte de boquillas similares a las de los alcoholímetros”.

“Hay cócteles de todos los colores y sabores: vodka de fresa, vodka de caramelo, tequila, absenta o manzana agria. El invento está causando furor entre los jóvenes británicos que veranean en la isla”.

“Ayer mismo el Govern balear inició una inspección sobre el terreno de los expendedores de Oxy Shots y detectó, en primera instancia, graves deficiencias higiénicas tanto en los filtros como en las boquillas utilizadas. De este modo, la máxima autoridad balear ha informado que ha procedido a incautar todos los aparatos de forma preventiva mientras investiga el origen del alcohol inhalado y determina si el empleo del material utilizado es adecuado, ya que es de uso exclusivo sanitario y bajo prescripción médica”.

Conclusión. La gente es estúpida, y como no podemos encerrarlos por chupar cosas poco higiénicas (¿prohibimos el sexo también?), les vetamos su estilo de vida. ¿Se ha planteado el Gobierno Balear expulsar de la isla a los portadores del VIH en este rol totalitario que sigue? Ahh, no. Eso sería políticamente incorrecto, tendrían denuncias de tal colectivo y muy especialmente: ¡perderían votos! Ya puestos a inventar excusas peregrinas y totalitarias, ¿por qué no secuestrar en sus casas a las personas que tienen la gripe para que no contagien al resto? No me gustaría dar ideas tampoco a los sóviet del Gobierno balear, pero, ¿por qué no matar a todo aquel que tenga una enfermedad contagiosa? ¡¡¡Es por vuestro bien incautos!!!

Como todo Gobierno, el Balear es fuerte con el débil, y débil con el fuerte. Prohíbe al turista su estilo de vida NO CRIMINAL, pero parece no importarle lo más mínimo que el 15% de los turistas jóvenes sufran acoso sexual, o de tener un nivel de violencia fuera de lo normal. Dependemos de la estupidez estatal porque hemos permitido que los burócratas gestionen nuestra vida. El resultado está a la vista: miseria, esclavitud, dependencia e inseguridad. Pero nada, la solución siempre es la misma: Más Nirvana y estado policial, las leyes son mágicas pro si mismas.

.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: