Los horrores de las ‘zonas libres de armas’

Dos mujeres cuentan su historia en la National Self-Defense Conference de Washington:

Amanda Collins:

Si la ley no prohibiese a las mujeres llevar armas, yo no habría sido violada cuando era estudiante en la Universidad de Nevada.

Collins dijo que regresaba a su coche en el garaje de la Universidad cuando un hombre la retuvo a punta de pistola y luego la violó.

Todo lo que quería era una oportunidad para defenderme, y llevar una pistola conmigo al campus me hubiera dado esa oportunidad.

Nikki Goeser:

Goeser dijo que su esposo fue asesinado a tiros en un bar por un hombre que la estaba agrediendo. En ese momento, las leyes de Tennessee prohibían a las personas portar un arma de fuego en los bares: “Mi marido y yo fuimos las víctimas de una zona libre de armas“.

Los criminales saben que las ciudadanas respetuosas con la ley están desarmadas  e indefensa como para protegerse a sí mismas: “Las zonas libres de armas son las zonas de la muerte”.

Collins está en desacuerdo con los que se oponen a la legítima defensa armada. Éstos defienden que ella y cualquier otra víctimas estarían más seguras con un aumento de la policía, pero ella fue violada a menos de 300 metros de una comisaría de policía. Incluso los “teléfonos azules de emergencias” instalados en su campus fueron inútiles para ella.

.

Anuncios

12 comentarios to “Los horrores de las ‘zonas libres de armas’”

  1. Es mejor tener miles de mujeres violada y asesinadas a tener a una sola persona con un arma.

    • MaestredeCampo agosto 20, 2011 a 19:43

      Yo aún díría más, es mejor tener millones de mujeres, ¡qué digo, millones!, cientos de millones de mujeres violadas y agredidas a que una sola persona, que no sea funcionario, tenga un arma.

  2. El segundo caso, en el que el marido asesinado en el bar iba desarmado por exigencia legal, es claro. Con un arma, al menos hubiera podido defenderse, y probablemente el agresor se lo hubiera pensado.

    El primer caso, el de la mujer en el garaje, es menos claro: probablemente si hubiera sacado un arma cuando la estaban apuntando, hubiera muerto, a no ser que fuera el revolver más rápido de su Universidad. Pero estaba en su derecho a defenderse y llevarse con ella al malnacido al otro barrio.

  3. Bien sr. Lora, es usted muy libre de preferir que violen y/o asesinen a su mujer y a su hija (o quizás esta ud. pensando en las de los demás?) antes de tener un arma. Usted sabrá. Pero me parece evidente que no todos tenemos porque compartir sus preferencias, y desde luego, no lo dude, independientemente de lo que usted prefiera, hay mucha gente armada por ahí y el problema es que no son precisamente de la policia.

  4. Quiero pensar que el comentario de Manuel Lora es algún tipo de sarcasmo.

  5. Lo es. Abogo por el libre comercio en las armas, el uso defensivo (o cualquier uso no agresivo) y la tenencia libre en tu hogar, auto, etc.

  6. ya quisiera tener más….

  7. Mis disculpas señor Lora, no habia captado el sárcasmo de su frase; como hubo un conocido progresista que preferia morir a matar, pensé que era uno de su clase. Saludos cordiales.

  8. Si yo tengo dinero para comprar un tanque ¿porque no puedo comprarmelo? Que si le va pasar algo a la sociedad, lo importante es mi seguridad no la de la sociedad, si contratan una buena empresa de seguridad estaran seguros, si no eres capaz jodete eres un fracasado que culpa tengo de eso, que culpa tengo de la gente que sufre accidentes por no saber conducir pues la misma . Ninguna. Lo que pasa es que los liberales con tanta moral cirsitiana se vuelven unos socialistas y te saltan con los derechos naturales.
    Pues no existe ningun derecho que no sea el del Mercado, eso de los derechos anturales huele a socialismo de extrema izquierda.

    • En Suiza es legal comprarse un tanque, y no nadie lo hace. De hecho Suiza es el país con más armas de Europa en manos de ciudadanos y a la vez el más seguro.

      Negar las armas al pueblo, es recortar sus derechos civiles, y actuar como un dictador.

  9. Harry, y si alguien prefiere morir a matar, me parece legítimo y loable. Pero que no nos imponga a los demás preferir lo mismo.
    Yo no creo que mate a nadie nunca. Tengo cuchillos por todas partes y aún no le he clavado uno a nadie. No sé por qué con pistola tendría que llenar de plomo a una persona.

    Al final, en mi opinión, el menor de los males es que los criminales tengan todos armas, y nosotros estemos todos armados.
    El problema es el Estado, que como sabe y fuerza que estemos desarmados, hace con nosotros toda case de aberraciones sin que podamos suponer siquiera una amenaza.

    Sin armas no hay derechos del individuo.

A %d blogueros les gusta esto: