‘El decálogo’ de William Boetcker

1. – Usted no puede crear prosperidad desalentando el ahorro.

 2. – Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.

 3. – Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.

 4. – Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.

 5. – Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.

 6. – Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.

 7. – Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.

 8. – Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.

 9. – Usted no puede formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa.

 10. – Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos, lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.

Y también, los siete grandes crímenes del hombre:

1.- No pienso.

2.- No se.

3.- No me importa.

4.- Estoy demasiado ocupado.

5.- Dejemos las cosas como están.

6.- No tengo tiempo para leer ni descubrir.

7.- No me interesa.

El decálogo fue atribuido a Lincoln por un habitual error de investigación de Reagan, pero es originario del reverendo Boetcker. La gran mayoría de la sociedad viola el decálogo, y cae en todos los crímenes. Creo que es una gran oda al Liberalismo, a la independencia y una clara muestra de repudio al socialismo y colectivismo en general.

.

Anuncios

5 comentarios para “‘El decálogo’ de William Boetcker”

  1. Pse… no me interesa.

  2. Creo que la traducción no es “siete grandes crímenes”, sino “siete crímenes nacionales”.

  3. Muy bueno. Lo de los siete grandes crímenes no me parece tan interesante. Pero el decálogo es genial.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ‘El decálogo’ y 'los 7 crímenes', de William Boetcker - agosto 14, 2011

    […] ‘El decálogo’ y 'los 7 crímenes', de William Boetcker jorgevalin.wordpress.com/2011/08/13/el-decalogo-de-willia…  por Spain-Is-Pain hace 2 segundos […]

  2. Hay Cordura en lo Sencillo | Contrapeso - agosto 18, 2011

    […] unos pocos de esos proverbios —si se les puede llamar así— y el resto pueden ser leídos en el original del que los […]

A %d blogueros les gusta esto: