Por el bien de todos: ¡OBEDECE! Carta de extorsión en motivo de la ITV

La sucursal de la Mafia Central en la periferia —la Generalitat de Catalunya (que cada uno lo pronuncie como le dé la gana)— me envía la carta de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). En ella se cumplen todos los requisitos de un extorsionador: amenazas, plazo de tiempo en la que dura la extorsión, un poco de psicología barata con la excusa del sentimiento grupal y la actuación por una buena causa colectiva (o más bien colectivista).

Al leer la misiva me siento lleno de gloria al ver que el desembolso obligatorio de mi dinero repercute en mi propia seguridad, el de la comunidad, en Cataluña (incluso por lugares donde ni siquiera circulo), y en el planeta entero. Con tanto tópico me extraña que no hayan incorporado la falacia keynesianista (del multiplicador), que con mi dinero, a la vez, haré que los mecánicos ¡no mueran de hambre y el dinero circule aumentando el consumo y riqueza del mundo–mundial!

En el tercer párrafo también se ve el gran fraude que difunde el Estado para legitimarse. La Falacia del Bien Común: “Yo, el Estado, soy tu. Tu bien es el mio, y todo lo que yo te ordeno que hagas es por tu voluntad y bien de ambos”. Es curioso, porque yo cada año le hago una revisión al coche sin necesidad de ninguna extorsión gubernamental. ¿Será que me preocupa más mi seguridad que a los políticos? Nooo…

Qué suerte de tener un Estado Policial que, si una empresa privada hiciera lo que él hace, sería cerrada y sus directivos encarcelados. Qué gran suerte que mis datos sean almacenados por los políticos para poderme extorsionar donde y cuando quieran (a diferencia de lo que le ha pasado a Apple). Qué gran suerte de tener un Gran Hermano que me amenaza por mi seguridad y la de todo el mundo. Si no llega a ser por la Administración, los frenos (que los cambié el año pasado sin ninguna amenaza)  se me habrían oxidado hasta deshacerse y me habría estrellado en algún colegio.

Gracias gobernantes por vuestra extorsión. Sino fuera por el Estado Policial que trata al ciudadano como un idiota de diez años robándole su dinero y capacidad de elección, me sentiría indefenso.

A todo esto, ¿saben que los coches de policía no pasan ITV? Ahí va la carta (solo me la han enviado en el idioma del microimperio catalán):

Anuncios

Una respuesta para “Por el bien de todos: ¡OBEDECE! Carta de extorsión en motivo de la ITV”

  1. Hace un par de meses yo también fui bendecido por el expolio autonómico en este caso. Sí, vale que por lo menos el inspector fue amable, pero no dejaron de robarme para decirme que mi coche estaba bien.

    ¿Para qué quiero la ITV si paso las revisiones regulares en mi coche?

    Por nuestra seguridad y por mi dinero.

A %d blogueros les gusta esto: