¿Es Egipto el preludio de occidente?

Todo el mundo está siguiendo las revueltas que se producen en Egipto. Nadie pensaba que algo así podía pasar ahora. Las manifestaciones se han “organizado” por gente joven laica. En la calle no hay banderas de partidos políticos, ni islamistas, ni grupos. Solo se alzan las banderas de Egipto. Es una revuelta política, no religiosa, al menos por el momento. Un analista político, Antoni Segura (Catedrático de Historia Contemporánea de la UB), comentaba que las revueltas no solo son contra el Gobierno, sino contra la clase política en general que no es más que una extensión del Gobierno de Mubarak. Exactamente igual que en occidente donde un partido toma el poder y hace lo mismo que su antecesor de contrario signo político. Los sindicatos y patronal son otra extensión del Gobierno. Y a la vez nuestros dirigentes no son más que una extensión de la política alemana, del FMI y del Tesoro Americano.

Nuestra situación es muy parecida a la que vivía Egipto. En el año 2001 Mubarak dijo que:
“No hay duda de que los acontecimientos del 11 de septiembre han creado un nuevo concepto de la democracia que difiere de la idea de que los estados occidentales defendieron antes de estos acontecimientos, sobre todo en lo que se refiere a la libertad del individuo… [Mubarak añadió] que la decisión de Estados Unidos de autorizar los tribunales militares demuestra que ‘teníamos razón desde el principio en utilizar todos los medios, incluidos los tribunales militares’”.
Mubarak hace referencia a la Patrioct Act y a las medidas del Gobierno británico señalando su similitud con la Ley del Estado de Emergencia egipcia (los americanos tienen más diplomacia y populismo escogiendo nombres). Curiosamente el Gobierno de Egipto está a punto de caer, entre otras cosas, por esas medidas contra la libertad individual. La ley de Estado de Emergencia, igual que la Patriot Act, es una ley que se va renovando. La última renovación fue en mayo de 2010 e iba a durar hasta 2012. En aquel momento los opositores llevaron pancartas diciendo que “Mubarak dice que somos un país estable pero el PND [el Gobierno] dice que estamos en estado de emergencia”. Algo así es muy aplicable a Estados Unidos y Europa.
La Patrioct Act americana y muchas leyes excesivamente intrusivas en las vidas de las personas no las creó Obama, sino Bush. El actual presidente americano simplemente ha seguido el legado de Bush. Ha ido renovando la Patriot Act y su política neocon de ocupación, intervencionismo y asesinatos en masa fuera de sus fronteras. A igual que Bush, ha seguido la misma política intervencionista en economía dando rienda suelta a todas las locuras de la Reserva Federal o beneficiando irresponsablemente a unos sectores a expensas de otros disparando la deuda federal a hitos históricos.
Bush y Obama no han occidentalizado el mundo. Ha sido al revés. Los gobiernos occidentales, como indica Mubarak en la cita anterior, han orientalizado occidente con más represión institucionalizada. Los países musulmanes no son más democráticos, sino que los países occidentales son más represores.
Egipto nos ha dado una lección. Mubarak es similar a cualquier otro político occidental y la sociedad civil ha reaccionado contra su opresor. Los ciudadanos de Europa y las Américas se muestran complacientes ante los excesos que comenten los burócratas contra nuestra libertad civil y de mercado. La única diferencia es que Mubarak no tenía problema alguno en que el mundo le viese como un dictador, mientras que los políticos de occidente ponen buena cara y pomposos nombres a sus actos atroces contra nuestra libertad. Nos multan “por nuestro bien”. Nos matan a impuestos por “el bienestar de todos” y luego eliminan beneficios sociales día tras día. Cada día amanece con nuevas prohibiciones que nos imponen hasta burócratas de Bruselas que no han pisado nunca España. Occidente entero es un Estado Policial y recaudatorio. La libertad individual va totalmente reñida con la idea de un Gobierno Omnipotente, intervencionista, belicista e intrusivo.
No es cuestión de ser de derechas, de izquierdas, nacionalista, antinacionalista, nacional o inmigrante. La situación política de occidente es la misma que la de Egipto hace un par de semanas pero revestida de una falsa ilusión de libertad. La guerra que se está desarrollando en Egipto es la misma que la de aquí: la del pueblo contra el Gobierno. Los egipcios ya han despertado. Espero que nosotros despertemos a tiempo.
.
Anuncios

3 comentarios para “¿Es Egipto el preludio de occidente?”

  1. No sé si sería bueno o malo.

  2. In a nutshell ,,,la tesis parece ser que hasta que no abrogemos el estado entero, todos estamos oprimidos por igual no hay diferencias significativas en material de libertades individuales entre digamos ya no Egyto, si no Arabia Saudi , Corea del Norte por un lado y ,por ejemplo, Suiza, Estados unidos o el Reino Unido por el otro.

    Comparto tus criticas al Patriot Act y toda la bacteria legislativa autoritaria nacida al calor de la mal llamada “Guerra contra el terror” pero tampoco es eso hombre.

  3. Una justa reflexión. Que Dios reprenda a los malvados en el nombre de Cristo…….

A %d blogueros les gusta esto: