Mark Giacopazzi. Posible crisis de deuda mundial

Ayer El Confidencial publicó una interesante entrevista a Mark Giacopazzi, CEO de Fidentiis. Empresa especializada en el research e intermediación de los mercados de España y Portugal. El CEO apunta que:


“Giacopazzi ya ha vivido muchas crisis y ese callo le permite intuir que la tormenta no se ha acabado ni mucho menos. ‘Ya ojala me equivoque, pero creo que el castigo [a España] va a seguir si no se adoptan iniciativas concretas’, apunta. Sin pretender generar alarma ni adoptar una actitud apocalíptica, el experto desliza que los gestores internacionales dan por hecho que la Unión Europea tendrá que tomar medidas sobre España si el Gobierno no las adopta. ‘Lo que están calculando fuera de aquí es cuál será la quita de la deuda nacional‘, añade, dando a entender que más allá de nuestras fronteras se da por hecho que antes o después habrá rescate”.
“Dicho esto, para Giacopazzi, las dudas sobre la solidez financiera no son exclusivas de nuestro país. ‘Estados Unidos está tan mal como nosotros. Si caemos, detrás irá Italia y después Reino Unido, que tampoco están mucho mejor. El problema es que España está ahora en el ojo del huracán de los inversores y no van a parar'”. Más>>


Que España está muy mal es evidente para cualquiera que siga los mercados. La volatilidad de la bolsa y sus duras bajadas, especialmente entre la banca, son de infarto. Los CDS y el diferencial de la deuda española con la germana no paran de subir. Parece que no haya apenas demanda y los inversores extranjeros se van del país. No es un ataque en sí, es un abandono. Otros mercados son mucho más interesantes que el español. La visión en el extranjero es muy pesimista. Los presupuestos son irreales, las medidas flojas y el inversor duda de su eficacia. Para colmo, el Gobierno está quieto, sin hacer nada, llegando al extremo de Zapatero, que se ha ido de España a regalar dinero a otros países de dudosa credibilidad.

Bueno, esto es lo que sabemos desde aquí, pero Giacopazzi va más allá insinuando que todo occidente puede quebrar debido al dispendio de los gobiernos. No le falta razón. Desde hace unas semanas han entrado en la lista negra, de forma seria, países como Bélgica e Italia. Después de la muy probable caída de Portugal, podría seguirle Bélgica debido a su tamaño. A partir de aquí, las cosas se ponen serias. Si cae España, el resto podría ser como un alud. Italia, Reino Unido y Estados Unidos aunque parezca increíble ahora. La economía yanqui no está para tirar cohetes. Esta crisis ha demostrado que lo imposible acaba siendo probable y necesario incluso.

A esto se añade la espectacular caída del euro respecto al dólar, al franco suizo y al yen. Alemania parece que quiere devaluar el euro a golpe de comunicados, algo que iría bien a la economía germana a corto plazo. Si los países del euro empiezan a caer uno tras otro, no hay dinero suficiente como para rescatarlos a todos. Tendrían que haber quitas muy importantes. Ahora parece que el camino sería ese. Se habla de una quita del 30% sobre España. ¿Le extraña aún que los inversores estén asustados? En este panorama, incluso Alemania podría salir del euro para dejar la moneda como una divisa basura y volver al marco. De hecho, es más fácil que Alemania salga del Euro, que obligar a los países irresponsables a que lo abandonen.

Estados Unidos, a la vez, está jugando con fuego con su irracional política monetaria. Recientemente China y Rusia hicieron un pacto para comerciar sólo en yuanes y rublos olvidando el dólar. China no se corta. Si Bernanke y su helicóptero siguen tirando dinero a espuertas, y haciendo trucos de magia presionando la deuda a corto y largo plazo para tirar su rentabilidad por el suelo, habrá venganza. El gigante asiático puede empezar a hacer tranquilamente pactos bilaterales de cobros y pagos en moneda que no sea la americana. Podríamos volver a oir a la OPEP de abandonar el dólar incluso. ¿Fin del patrón dólar? Eso parece si las cosas siguen igual.

Ya ha nivel más nacional, no paran de salir columnistas que afirman que toda la culpa de lo que ocurre en nuestro país es de los mercados. Qué se hagan una pregunta, ¿por qué los inversores atacan a España y no a Suiza? No creo que haya ningún país en el mundo que esté siguiendo una política económica sana, pero los excesos a los que ha llegado la UE y Estados Unidos tenían que tener sus repercusiones. Ya se que queda fatal autocitarse, pero en 2004 escribí esto:

“Que ningún índice clásico, o periodísticamente conocido, mida esta ‘inflación crediticia‘, no significa que no exista. Existe, pero está ‘latente’ en otros mercados pudiendo repercutirnos en cualquier momento. Una clara muestra ha sido el precio de la vivienda en España (también ha ocurrido lo mismo en Reino Unido y Estados Unidos). ¿Podemos decir que la ‘inflación’ de la vivienda ha sido ‘moderada’ en el lenguaje político? No. Realmente la estabilidad de precios que define el estado ha sido un evidente fracaso, y es que el fuerte incremento de la vivienda yace precisamente en la intromisión que el estado ha ejercido en el mercado inmobiliario y financiero“.
“Si el estado sigue interviniendo en la economía con más promesas y fabricando más dinero para financiarse, o impidiendo la producción privada, veremos un nuevo tipo de inflación. Una nueva inflación que acabará teniendo los mismos y nefastos resultados que ya tuvo en los años 30 y 70 del siglo XX. Y es que ningún estado jamás ha evitado ninguna crisis, más bien, siempre las ha causado”.

Evidentemente, las preocupaciones de Giacopazzi y el análisis aquí expuesto aún son economía ficción, pero los excesos de los gobiernos occidentales han conseguido que lo expuesto aquí, se convierta cada vez más, en un escenario más probable. Las cosas no van a mejorar imprimiendo dinero, bajando tipos, autocomprándose deuda, regalando dinero a países africanos o dando prestaciones a todo el mundo. Los Gobiernos tendrían que ver que el sistema actual es insostenible. Es necesario más control sobre los Estados con una moneda sana basada en un patrón rígido, como el oro, con un cambio fijo y unas cuentas estatales equilibradas. En resumen, menos Estado y más participación del mercado, esto es, de la gente. DE toda. Cada vez que el Gobierno impide mediante la fuerza excluir o incluir a alguien en el mercado, surgen desequilibrios que dañan al conjunto.

Cierro con los comentarios de los sindicatos, que no saben en qué mundo viven. No se enteran de nada siguiendo un pensamiento trasnochado e irreal. Ahora pretenden usar la presión electoral contra la reforma del mercado de trabajo:

“‘Queremos obligar a los partidos políticos a debatir de nuevo sobre la reforma laboral, y espero que tengan que hacerlo en las proximidades de las elecciones municipales y autonómicas’, dijo el martes el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo”.
“‘Hace seis meses, cuando el Gobierno impuso la reforma laboral (…) lo que pretendía, recortando derechos, era tapar la boca a los mercados financieros, y no lo ha conseguido. Nosotros lo que queremos es resolver los problemas que tienen los trabajadores y los jóvenes españoles en esta situación de crisis’, dijo [Cándido Méndez]”. Más>>

Sí, exacto. Qué sigan con más demagogia como esta. No se han enterado de la situación aún. Como no se den prisa, dentro de poco tal vez no tienen con quien “negociar”. España está la UCI. No es el momento de pedirle al paciente convaleciente que corra una maratón o lo matarán.


 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: