PSOE y PP rechazan el despido de funcionarios

Como no podía ser de otra forma. Según El Mundo

“En opinión de ambos portavoces [del PSOE y PP], esta posibilidad no cabe en la función pública, dada que la estabilidad laboral de los funcionarios es necesaria para garantizar su ‘independencia’ en el desempeño de una ‘importantísima tarea’ al servicio del interés general“. [Negritas originales] Más>>

¿Y el vendedor de ordenadores, mecánico, ingeniero, abogado, instructor de autoescuela, guarda de seguridad… no hacen una “importantísima tarea al servicio del interés general”? Para los políticos del mainstream, no. Los funcionarios tienen cargo vitalicio por una absurda teoría digna de un borracho. El principio es que cuando una persona tiene estabilidad laboral absorbe economías de experiencia que no puede adquirir con la precariedad. Transferir estas economías de experiencia supone un coste elevado que se traduce en ineficiencia. ¿Algo que ver con la realidad? No. Es tan absurdo como que los políticos son honestos, sirven a la sociedad y no a los lobbies o anteponen el sentido común, coherencia y el bien de todos a los intereses personales. El Estado del Bienestar está cargado de contradicciones así. La teoría del vitaliciado funcionarial, parece, sin duda, creada por alguien que no ha trabajado en su vida.

Son los empresarios los que cambian el mundo dándonos aquello que queremos. No hay nadie más precario que un empresario. La lógica es fácil. Un empresario trabaja para el cliente, vive a su merced, de sus deseos y ha de satisfacerle con mejores productos y precios para seguir cada día. La vida del empresario está entregada al cliente. A lo que éste demande ya sea calidad, precio, innovación o tradición. El libre mercado es esto precisamente, ofrecer a los demás lo que quieren a cambio de un beneficio empresarial.

El trabajo del funcionario es cerrado, está blindado. No trabaja para el cliente. No tiene atención al cliente. No depende de los caprichos de éstos, ni de su alta producción ni del beneplácito de la sociedad. Simplemente está ahí y todos hemos de aguantar nos guste o no. No nos solucionan los problemas, nos los complican. Son una traba más. No aportan nada. El funcionario, en realidad trabaja para el mismo. A la vez, al no producir nada necesario cobran de nuestro dinero. No cobran porque su servicio o función cree beneficios, sino porque sólo acarrea costes. De lo contrario, podría ser privatizado. Eso nos lleva a otra nota en el artículo de El Mundo:

“‘¿Ustedes se imaginan a jueces, policías o guardias civiles elegidos, contratados y despedidos con criterios políticos?‘, ha señalado Sáenz de Santamaría”

Primero de todo. Policías y jueces son la minoría de los funcionarios. La gente entendería que estos cargos fuesen blindados, ¿pero el típico burócrata insolente de mostrador es necesario? ¿No es lógico que su puesto de trabajo dependa de su nivel de servicio? Preguntémonos ahora: ¿la seguridad es un servicio que demande la sociedad? Sí. La policía es un fenómeno nuevo. En Reino Unido precisamente se creó la policía porque las empresas de seguridad empezaron a ser demasiado eficientes y el mainstream tenía miedo a que los echaran (ver: El crimen que dio origen a la policía). El jefe de la policía es el Gobierno y los políticos. ¿Se siente seguro cuando ve a un policía, o más bien teme que le vaya a multar por alguna ley estúpida que ni conoce? La policía no reprime el crimen, sólo son los perros guardianes del Gobierno: sus recaudadores armados.

Historiadamente, lo mismo ha ocurrido con la justicia. La finalidad de la justicia es combatir el crimen, esto es, todo aquello que ataque la libertad, propiedad y vida de las personas. Hoy día, la justicia hace lo contrario, sólo castiga al hombre medio por leyes arbitrarias dejando en libertad a personajes como el Rafita. Cuando en Estados Unidos el Gobierno era testimonial en el S. XIX, una de las primeras instituciones que se crearon fueron las de asegurar la justicia. La compañía del Ferrocarril tenía su constitución y leyes que aplicaba en su propiedad. Lo mismo ocurría con los buscadores de oro, comunidades de propietarios, granjeros… La justicia arbitral privada —tanto nacional como internacional— aumenta día a día ante la ineficiencia de las leyes gubernamentales y vacios legales. Sin ir más lejos, la Asociación Europea de Arbitraje (AEADE) creció más de un 65% en los primeros nueve meses de años respecto al año anterior. ¡Y eso que estamos en crisis!

Lo que crea buen servicio es la competencia, no sóviets que viven a costa del pagador de impuestos. La prueba más aplastante es el día a día. Fuera del mainstream político, al menos hay una ligera brisa de sentido común. El Partido de la Libertad Individual (P-Lib) se ha pronunciado favorable al despido de funcionarios. Los funcionarios no son más que un lobby pro-gubernamental que nos chupan nuestro dinero y producción a cambio de crear más obstáculos a nuestros fines. Al Gobierno y oposición les interesa quedar bien con los funcionarios. Son votos cautivos. Rentistas estatales. Lo primero que hace cualquier partido cuando llega al Poder es designar nuevos funcionarios y hacerlos vitalicios. En una sociedad justa y sostenible, la única misión del funcionariado es desaparecer o privatizar aquellos servicios que sean realmente útiles a la comunidad.


 

Anuncios

6 comentarios para “PSOE y PP rechazan el despido de funcionarios”

  1. Neng! Los funcionarios tienen trabajo vitalicio porque así se convierten en una masa de votantes vitalicios. No hay mucho más.

    Saludos.

  2. Vamos a ver Jorge, Sáez de Santamaría no sólo tiene razón respecto a que puedan ser contratados y despedidos por razones políticas… ¿te imaginas que ante una subvención claramente fraudulenta un funcionario pueda ser despedido por no llevarla a cabo?

    El problema del funcionariado no es si tienen el contrato blindado sino su número y a qué se dedican.
    Lo cierto es que si las oposiciones fueran verdaderamente objetivas se podría tener una administración verdaderamente útil, pero como ocurre que ante situaciones demenciales de permanencia en el poder de los partidos durante períodos excesivamente largos, al final los sistemas selectivos acaban siendo un coladero de amiguetes, parientes y hasta de amantes.

    El problema, insisto no es el contrato, porque además de lo dicho, piensa que equiparar el trabajo privado con el administrativo no tiene sentido alguno. Esto es así porque en el privado, el rendimiento de un trabajador lo realiza quien se está jugando el dinero, el dueño del negocio o de la empresa, mientras que en la administración el dinero que se están jugando es el nuestro y la rentabilidad política de que haya paz en la administración la cobra el político. Mientras que el que haya un fulano en una ventanilla que más que un AllBran lo que necesitaría sería un sopapo, no le resta al político electo, que no al director general del que depende, ni un voto. Sobre todo cuando el que va a esa ventanilla, en las más de las ocasiones, va a pedir una subvención que es por la que le ha votado.

  3. Hola Bastiat,

    ¿”Subvención claramente fraudulenta”? Toda subvención se basa en la extorsión y robo. ¿Cuál es el número de funcionarios optima? En el mundo real, la falta de competencia desincentiva la producción y servicio. Es un principio económico muy claro. Los servicios del Estado, son servicios arrebatados a la sociedad civil mediante la violencia de la ley.

    Convertir un servicio en una rama del Estado, como la educación, es condenarla a su fracaso. Lo que comentas contradice el sentido económico. Si no hay competencia, no hay eficiencia. Sólo parasitismo.

  4. Jorge…. Bien. Si nos ponemos así… fale

    Veamos. El titulo de tu comentario se refiere a cómo es posible que no se puedan despedir a los funcionarios y yo apostillo el porqué creo que no es conveniente. Pero si me lees creo que dejo bien claro que lo que tiene que ocurrir es que haya muchos menos funcionarios. Por su puesto los de la educación y la sanidad. Y creo que al menos en eso estarás de acuerdo conmigo… o yo contigo.

    Luego si quieres podemos debatir sobre si los impuestos son un robo o es el fruto de un acuerdo entre los que viven dentro de una comunidad, en un territorio sobre el que tienen derecho a establecer las normas que consideren oportunas o no, en un sentido u otro.

  5. En realidad yo creo que en Sanidad hay demasiados pocos… Muchos a nivel administrativo, pocos a nivel médico/farmacéutico.

    Ahí tenemos que cada vez que un médico se coge vacaciones, bajas, lo que sea, no hay sustitutos.

    Otra cosa es que la mayoría de los funcionarios (independientemente de su rama y categoría profesional) no peguen palo al agua.

    Si a los funcionarios se les diese un sueldo fijo de X y luego se variase ese sueldo en función de rendimiento con más o menos dinero… y cuando digo “menos” me refiero que se les quite dinero de su sueldo por incompetentes… de ser así hace tiempo que habríamos salido de la crisis pues a fin de mes muchos funcionarios tendrían que pagar en lugar de cobrar.

    Para finalizar. Casi del todo de acuerdo con el post. Considero que hay ciertas ramas que sí deben ser “fijas”, precisamente por su función. Cierto que la justicia está pervertida y la sanidad corrupta (y viceversa), pero de ser totalmente “independiente”, sería aún más pervertida y corrupta. Al menos es mi modo de ver el mundo.

    Te dejo un par de entradas a mi blog en el que hablo de la burocracia y los funcionarios. Son antiguas (de finales de 2008 y principios de 2009), pero creo que expresan bastante bien mi modo de ver este mundillo mafioso:

    http://visionesdelotrolado.blogspot.com/2008/12/burocracia-primera-parte.html

    http://visionesdelotrolado.blogspot.com/2009/01/burocracia-segunda-parte.html

    Un Saludo Felino
    Miau
    Pd.- Me apunto como seguidor a tu blog. Me gusta (y comparto) esta visión que tienes del mundo 😉

  6. “¿Ustedes se imaginan a jueces, policías o guardias civiles elegidos, contratados y despedidos con criterios políticos?”

    La típica demagogia de político inutil. Como cuando relacionan reducir el gasto público con cerrar hospitales para meter miedo.

A %d blogueros les gusta esto: