Definición de tirano. Por Juan de Mariana

La Dignidad Real y la Educación del Rey – Juan de Mariana. pp 66 a 69:

“Y cuando [el tirano] haya ascendido al poder por voluntad del pueblo, lo ejerce con violencia y no lo acomoda a la utilidad del pueblo, sino a sus placeres, a sus vicios o a su utilidad particular. Es posible que en un principio sea amable y risueño con todos y aparente querer vivir bajo el mismo derecho que los demás, para engañarlos con su suavidad y su clemencia hasta que robustece sus fuerzas y se fortalece […] Pero una vez que se siente seguro en su gobierno, cambia de conducta y no puede disminuir por más tiempo su crueldad natural”. […]

Esos tiranos pretenden derribar a todos, y especialmente a los ricos contra los que acomenten especialmente porque consideran más sospechosos a los buenos que a los malos y la virtud aparece como mucho más peligrosa a los que carecen de ella. […] Caiga lo que está más alto en el reino, dicen los tiranos. Y para satisfacer este propósito, bien los atacan directamente o bien aplauden a calumnias y secretas acusaciones.

El tirano, para impedir que los ciudadanos se puedan sublevar, procura arruinarlos, imponiendo cada día nuevos tributos, sembrando pleitos [leyes] contra los ciudadanos. Construye grandes monumentos a costa de la riqueza de los súbditos.

[…] El tirano teme necesariamente a los que le temen, a los que trata como esclavos, y para evitar que éstos preparen su muerte, suprime todas sus posibles garantías y defensas, les priva de las armas, no les permite ejercer las artes libremente dignas de los hombres libres. […] El tirano prohíbe que los ciudadanos se reúnan y que formen juntas y asociaciones. […] Como no tiene confianza en los ciudadanos, busca su apoyo en el engaño y la intriga.”

¿Le recuerda a algo?
El caprichsimo de ZP por ciertos estilos de vida en contra de otros como subvenciones al cine, a su lobby rosa (sólo al que le vota), Alianza de Civilizaciones, leyes del igualitarismo que descriminan a la mitad de la población. Continuo uso regulatorio para subordiarnos (la violencia de la ley). Control de Internet con leyes antipiratería, P2P, SITEL, el documento 8570/10 que permite espiar a los “radicales”. Impuestos a los ricos, a los no-ricos. Cierre de periódicos y prohibición de partidos políticos, secuestro de revistas, subvenciones discrecionales a grupos progobierno como medios de comunicación y lobbies (como el de Pepe Blanco), regalo de dinero a las empresas del lobby verde. En fin, un gobierno de tiranos. Un mundo de tiranos.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: