Así va el país…

Una muestra clara que el subsidio de desempleo irresponsable —esto es, estatal o público— sólo crea hedonismo y parasitismo. Sección “el lector opina” del diario Sport.es. Flipante:

ENTRADAS DEL BARÇA-MADRID
Problema para los parados
David Fraile
.
El 2 de septiembre se ponen a la venta las entradas del Barça-Madrid para los socios no abonados. Todos aquellos que, por desgracia, estamos en el paro no cobramos nuestro subsidio hasta el día 10 de cada mes. Somos personas que hacemos verdaderos esfuerzos para llegar a fin de mes y poder seguir animando a nuestro equipo, y para que nuestros hijos sigan nuestro ejemplo. El poco dinero que nos queda (a final de mes) es para comer, pagar la luz, los colegios. En cambio, el 10 de septiembre sí podríamos optar a la compra de esas entradas. Rogaría al club que articulara una posible solución para las personas que, como yo, no podemos disponer del dinero suficiente hasta el 10 de cada mes. El club también somos nosotros.
.

Buen argumento para que el subsidio de desempleo estatal desaparezca del todo para dejar paso al privado, esto es, seguros, y evitar al máximo el clásico riesgo moral (moral hazard). Además de los ya conocidos: efecto expulsión de los actores económicos en el mercado laboral poco cualificado, eliminación de cierta productividad, aumento de economía sumergida…

Se entiende perfectamente por qué España es el país de la UE con mayor protección de desempleo y a la vez, el que dobla la tasa de paro de la UE (18,5%).
.

Anuncios

15 comentarios para “Así va el país…”

  1. Alucinante! Me parto, Jorge!!! Y encima lo publican?

  2. “Somos personas que hacemos verdaderos esfuerzos para llegar a fin de mes y poder seguir animando a nuestro equipo.”

    Coño, pues a ver la tele que seguro que tienes el PLUS, caradura.

    Fernando: a mi me parece que lo que hace Sport.es es coherente, de una carta sacan una cuasi-noticia. Lo incoherente es tener la caradura de mandar la carta. Pero nos da una idea de hasta que punto algunas personas tienen interiorizado que el estado debe proteger a las personas: el que ha escrito la carta no piensa que el estado le da una ayuda hasta que encuentre otro trabajo, piensa que el estado le da un sueldo (aunque no trabaje) con el cual no solo debe subsistir, sino ir al fútbol, tomarse cañas, comprar el Sport, etc. cómo la Renta Básica esa que ha propuesto a veces IU.

    Jorge, una pregunta. Tu, cómo ancap, ¿no te alegras algo de que debido a los subsidios (que obviamente no ves correctos)se promuevan los mercados negros? Yo lo veo interesante, no sólo cómo ejemplo de lo que pasa al subsidiar, sino por la existencia de pequeños mercados negros de los cuales el estado no rasca bola. Estoy hablando de pequeños negocios, cómo dar clases particulares, cortar el pelo a vecinos, restaurantes “caseros” clandestinos, arreglos de electrodomésticos, etc.

    Nota: Yo no soy ancap pero si creo que hay negocios en los que el estado no debe meter las narices (ejemplos cómo los que he citado).

  3. Hola Spartan,

    efectivamente, el mercado negro es bueno hasta cierto punto. Quien actúa en el mercado negro asume un coste elevadisimo (multas, prisión…). Tanto oferente, como consumidor. Eso no me parece bien. ¿Por qué la gente asume este coste y negocia en la economía sumergida (de un 22% a un 25% en el pais dependiendo de quién la mida en )? Porque el coste en la “vida legal” es peor.

    Gracias la economía sumergida los ciudadanos tiene ciertas cosas y no se sumen en la miseria, pero el coste es elevadísimo. Lo mejor sería que no existiese porque no hubiese barreras a esos negocios.

    Es una de cal y otra de arena. Te paso dos artículo mios sobre el tema:

    # La otra economía y su mitología.
    # ¿Libertad o corrupción? Aquí hablo de la corrupción, pero explico a qué se debe. Con la economía sumergida ocurre algo similar. Existe porque no hay libertad. El coste es operar en un mercado ilegal.

  4. Señor Valin: Comparto obviamente su crítica contra los parásitos en España. Pero soy de la opinión que el subsidio es mejor antes que el Estado cree empleo para esta gente que no vale para nada productivo. Me explico: la alternativa es que esta gente tenga un empleo, lo cual significaria sueldos por encima de ese subsidio que reciben, ergo, más inflación y más dinero público destinado a mantener empleos que no sirven para nada (de hecho ya se hace con más de la mitad de los funcionarios). Por lo tanto, yo preferiría que se mantengan con el subsidio a largo plazo antes que mantenerles en un empleo más caro y poco productivo.

    No sé si me explico.

    Y efectivamente: España tiene lo que se merece: es un país donde hay mucha gente envidiosa, rastreras y ZP es un reflejo perfecto de más de la mitad del país + los terroristas separatistas que le votan por cuestiones nacionalistas.

  5. Hola Alfredo,

    piensa que si mantienes subsideos premias el hedonismo y la baja productividad en lugar de la responsabilidad individual y el esfuerzo. Se da entonces la paradoja que el productivo trabaja para traspasar sus rentas al no productivo. ¿Te parece justo algo así?

  6. Hola Jorge: por supuesto que no me parece justo ni ideal, pero estoy pensando dentro del “sistema” ya existente. Es cierto que hay que fomentar la resp. individual y el esfuerzo pero ahora mismo no se puede reubicar, ni se debe, a esa gente a ningún puesto laboral que yo sepa. Creo que siendo pragmático es mucho peor que el trabajador traspase sus rentas en trabajos no productivos que cuestan más dinero.

    Por ejemplo, en el Reino Unido durante la huelga de los mineros, ¿sabe cuanto le costaba a cada contribuyente británico mantener las minas abiertas? 100 libras por semana.

    Ya que nos queda socialismo para rato, prefiero que en vez de pagar más en IRPF para subvencionar empleos, que se queden con el subsidio.

  7. Hola Jorge, me gustaría saber porque dices que el mercado negro “es bueno hasta cierto punto”. Creo que dices eso porque utilizas una definición distinta a la que usualmente usamos los agoristas para el término mercado negro. Me explico, pienso que tal como pasa con el término capitalismo que usualmente se usa para referirse a dos conceptos contrapuestos como si fueran una misma cosa, con el “mercado negro” se pretende englobar a lo que yo llamaría:

    – El mercado negro (propiamente), que sería el conjunto de acciones e intercambios voluntarios que no agrediendo los derechos de propiedad legítimos de nadie, están prohibidos por el estado. Ejemplos: una prostituta, un vendedor de drogas, un hombre que saltaba el muro de Berlín, unos fieles que organizan una ceremonia religiosa allí donde el estado ha proscrito tales prácticas, un evasor fiscal, una anciana que se arma sin permiso estatal para defenderse de los atracadores de su barrio, dos hombres que ejercitan su sexualidad allí donde el estado ha declarado “crimen” su forma de vivir…
    Es decir un mercado que no paga impuestos, ni obedece las normativas estatales, que satisface a quienes interactúan en mutuo beneficio, de forma voluntaria y libre.

    – El mercado rojo, que comprendería todos los actos invasivos de derechos de propiedad legítimos, prohibidos por el estado. Lo que sería todo el crimen “privado”. Ejemplos: el mafioso extorsionador, el asesino, el estafador, el violador…
    – Entre el mercado blanco y el negro se encontraría todo un espectro de mercado gris, que incluiría todas las acciones pacificas no prohibidas expresamente por el estado, pero que incumple con distintas normativas en mayor o menor medida.
    (Sigue)

  8. (viene de arriba)
    Fíjate, Valín, en que, normalmente quienes no diferencian estos conceptos y pretenden que todo lo que va contra la ley es ilegitimo, son los mismos que dicen que la violencia en manos del individuo es ilegitima, porque tampoco distinguen entre agresión o iniciación de su uso y defensa contra la agresión. Su mensaje en un caso es el de incitar al desarme moral de las victimas. En el otro popularizar la idea de que si no accedes a sus amenazas y chantajes, si incumples sus leyes tiránicas e ilegitimas, entonces estas equiparado a un ladrón o un asesino, eres un delincuente, un ser infrahumano. No importa que tú seas una persona honesta que no haya agredido los derechos de nadie en su vida y ellos vivan de hacerlo a gran escala, el denigrar a los disidentes esta en el catequismo de cualquier estatista ¿Te das cuenta de a que intereses sirven esas falacias?

    Es cierto que existe una prima por el riesgo, pero, ¿acaso es injusto cobrar por un servicio que de otra forma no existiría? Si no existiera ese plus, no compensaría la transacción y sencillamente no habría nada. El estado habría tenido éxito en su acción destructiva. Veo que vienes a decir que sería mejor si no existieran las regulaciones del estado, ya, estamos de acuerdo. Pero es que existen, no podemos cambiar eso ni cargar con la culpa de las vergüenzas de otros. Recuerda que lo que define al estado es la coacción, la imposición… no cabe el dialogo entre iguales ante quien te apunta con un arma. Has de buscar la mejor forma de resistir y salir adelante, porque someterte y razonar con quien te pisotea no solucionara nada, al contrario te hará completamente dependiente e impotente. Uno no tiene poder de decisión con respecto a las circunstancias en las que le ha tocado vivir, pero si tiene todo el poder de determinar como reaccionar ante ellas. Si serían mejor muchas cosas, pero esto es lo que hay, y hay que obrar en base a ello.

    El mercado negro (y gris) esta al margen del estado, no contribuye con su sostenimiento, es una afrenta en el imperio de su falsa ley, en la medida que se extiende más personas pasan de vivir en un sistema coactivo a uno voluntario (basado en el autointerés), es decir los medios económicos van ganando importancia desplazando a los medios políticos. ¿Qué es eso más que el avance en la práctica de lo que defendemos en la teoría? Sin ningún partido, sin ningún mesías salvador político, solo individuos buscando sus intereses. Decir que no pueden existir mercados negros extensos, porque en la actualidad son más o menos marginales, es igual a decir que una situación de anarquismo de mercado no puede darse, porque hoy el estado lo abarca prácticamente todo. En otras palabras la economía sumergida es realmente la economía libre.

    Hace tiempo escribiste acerca de diversos contraeconomistas a los que acertadamente denominaste como “héroes de la Libertad”. Bien, ¿En qué “punto” es en el que los héroes son demasiados?

    Un saludo y a seguir con este ritmo

  9. Flipante…

    ¿Para cuando subvencionarán las entradas de fútbol? Creo que esto demuestra a las claras que es una necesidad vital.

    Fonseca

  10. Hola,
    sobre lo que dice Alfredo, creo que lo del subsidio permanente es malo para el subsidiado (ya que con una paga tipo PER de 400 euros, esa persona no vive, sino que sobrevive, salvo que …. entre en el mercado negro). Igualmente es malo para la sociedad, ya que queda hipotecada a pagar a una persona (bueno, a miles de personas), persona que nunca va a salir de su situación ya que se le acostumbra a vivir del estado (es decir, a vivir de otros). El PER andaluz o castellano-leonés es el mejor ejemplo. Lo de que esa persona no sea productiva, pues habrá que ver cada caso. En el tema que cita Alfredo de las minas inglesas, pues obviamente es un negocio no rentable, y en ese caso si prefiero el subsidio, pero hasta que el minero encuentre otro trabajo.
    Sobre el mercado negro (he leído el primer artículo, mañana leo el otro). Yo pienso, como decía antes, que en ciertos negocios el estado (o cualquier entidad “supraindividual”) no debería meterse (si el estado recauda mas o menos, no es mi problema, total para que se lo gasten en chorradas…). Sin embargo,hay otros que no tengo tan claros. Yo siempre he tenido una duda sobre cómo se organizarían en una sociedad anarquista ciertos asuntos. Por ejemplo: ¿cómo se aseguraría la calidad de los productos? O en otras palabras: ¿como se aseguraría que un vendedor no defrauda al comprador en la ausencia de organismos que certificaran unos ciertos parámetros? (reconozco que en la sociedad actual no siempre se cumple esto). Otro ejemplo: en ausencia de normas y organismos normativos, mucha veces sería muy difícil tomar la decisión de qué producir. Me explico. Tomemos un tornillo, un producto que está completamente estandarizado. Eso es muy útil (soy ingeniero, por eso pongo este ejemplo) porque si yo llamo a mi proveedor y le pido un tornillo de “métrica 6 y 5 de largo”, el sabe perfectamente lo que es. Y si llamo a otro proveedor, pues me mandará los mismos tornillos. A nadie se le ocurre fabricar tornillos no estandarizados, porque no venderá ni uno. Este ejemplo del tornillo es muy tonto y obviamente el mercado lo arreglaría rápido, pero creo que el ejemplo queda claro. Pero en otros casos, cómo por ejemplo el servicio que da un médico, no me acaba de quedar claro si yo iría a un médico sin título. Ojo, como se que las organizaciones normativas/de certificación/etc también pueden existir en una sociedad anarquista, creo que mi duda es: “¿y a cual le hago caso, a la asociación A o a la B?”.
    Bueno, espero haberme explicado. Resumiendo, quiero decir que hay negocios que por su sencillez, no necesitan de grandes controles ni burocracias (de hecho, si en muchos negocios como los que citaba en el comentario anterior metiera la mano el estado, dejarían de ser rentables, y nos quedaríamos sin clases particulares baratas y sin cortes de pelo a domicilio), pero en otros negocios mas complejos, siempre me queda la duda.
    Saludos

  11. Hola Spartan,

    Respecto a la calidad y fiabilidad de las cosas, es muy sencillo. Lo del médico ya ocurre. Hasta hace poco no se pedía nada dar masajes. Ahora ya sí. Todo y así, sigue habiendo muchos sin ninguna certificación. Lo mismo ocurre en la seguridad. Cataluña, por ejemplo, es el único lugar donde a los guardas de discoteca se les pide certificado. Evidentemente eso no ha mejorado nada el sector, al revés, la oferta ha disminuido y el sector se ha vuelto más rígido existiendo mucho contrato no-legal.

    Para que veas un caso más claro mira la moneda. En la escuela austriaca (ya sea anarquista como no), todos creemos en la moneda privada. ¿Cómo se certifica? Mediante un certificador privado que garantiza que esa moneda vale tanto (en patrón oro si es el caso). Hoy día existen muchas empresas de certificación privada, mira un ejemplo, las auditoras. Estas empresas nos dicen que tal compañía ha tenido los resultados que asegura y le va la fama en ello.

    Los ancap y liberales clásicos, creemos que la certificación de todo producto o servicio es un negocio más donde el factor más importante para no arruinarse es el buen criterio y a nivel industrial la estandarización de seguridad y calidad de los prodcutos.

    Fíjate que cuando el Estado se mete, esto se pierde. El caso más flagrante ha sido el de empresas de calificación como S&P y Moodys que tienen el monopolio por ley. Sólo 8 empresas de calificación están autorizadas en USA para hacer ese trabajo, y sólo 3 tienen el mercado real. En esta crisis se ha visto que son un fraude y que siempre barren para los activos del Estado aún cuando estos son una ruina.

  12. Hola Jorge y cía,

    supongo que la fiabilidad de un organismo (estatal o no, en una sociedad como la actual, en una anarquista o en otra), depende bastante de la confianza que los “usuarios” tengan en ella. En el caso de la moneda, de momento la gente tiene confianza en el dinero estatal, pero puede darse el caso de que el estado deje de ser confiable (cómo los países que se pasan al dólar y abandonan su moneda local).

    Pero en otros casos creo que ya no se trata de la confianza, sino de la simplicidad. En una sociedad ancap, la ley es policéntrica, o sea que las leyes son los contratos de parte a parte (si no entiendo mal el concepto). ¿No es mucho mas sencillo una ley “general”? (a lo mejor para temas mercantiles no, pero si para la parte civil o penal). Al fin y al cabo las personas, aun siendo diferentes unas de otras, también tienen muchos aspectos (intereses, actitudes, comportamientos) en común. Es un problema que tenemos en España con las 17 CCAA y las diferentes leyes que se promulgan en cada una. por ejemplo.

    Perdonad porque creo que me he salido demasiado del tema del mercado negro.

    PD: Jorge, de acuerdo con el ejemplo que has puesto de los masajes, ¿pero tu te operarías del corazón con cualquier médico? Está claro que en otras épocas los médicos no tenían titulación (o el médico era un sacerdote, o un barbero). Supongo que la titulación se debe sustituir por la reputación del médico, es decir, por la confianza que nos ofrezca, como decía yo mas arriba.

  13. Hola Spartan,

    es cierto que la sociedad es diversidad y por lo tanto el mercado también. Todo y así, tanto la sociedad como el mercado se aglomera en mayorias o gustos similares. Todo producto, a través del libre mercado, tiende a unos estándares ya qu el 90% (es un hablar) de la competencia se dedica a copiarse la una a la otra para sacarle un porcentaje de beneficios cambiando algunas cosillas. Cuando la fórmula se acaba, el mercado innova para conseguir mayores beneficios.

    Un estándar, por ejemplo, puede ser la entrada en un cine. Tu ya sabes que no puedes gritar fuego en el cine. ¿Cómo se haría en una sociedad libre donde no fuera punible esta gamberrada? Poniendo en el ticket que es una propiedad privada y no se pueden permitir, por ejemplo, actos que perturben el bienestar ni seguridad de los clientes. Hay muchas opciones.

    A la pregunta “¿pero tu te operarías del corazón con cualquier médico?”. Decididamente, no. Pero yo tampoco volaría de pie como quiere hacer Ryan Air, pero hay gente que dijo que sí si el precio era bajo. El mercado es diversidad. Probablemente, el 90% de los que se tengan que operar del corazón pidan calidad, cuanta más mejor y eso significa precio. Creo que es un ejemplo muy concreto y poco representativo del grueso del mercado. Lo que vengo a decir es que el mercado es diversidad donde cada cual puede medir con su ahorro y esfuerzo en qué medida valora la oferta disponible. Para aquello que más le interese, ahorrará más o encontrará a otros que lo hagan por él de forma asequible (créditos, seguros…).

  14. Stewie,

    la única razón por la que digo que es bueno hasta cierto punto es por lo que representa, esto es, si hay mercado negro es que hay fuertes leyes contra la propiedad y libre elección. No es qeu sea malo el mercado negro en sí, ni mucho menos, sino porque significa que la economía está dominada por dictadores de la producción. De no ser así, no habría mercado negro. A más tiranos de la producció, más merrcado negro.

  15. Bueno, el mercado negro per se no es malo, pienso yo (obviamente un burócrata dirá lo contrario). La única diferencia entre un mercado negro (siempre que no sea violento, o sea, lo que llama Stewie mercado rojo). La única diferencia con el mercado “blanco” es que el estado no se lleva ni un euro y que no hay controles “oficiales”, no hay garantías, y al no estar respaldado por el estado, en caso de fraude, no se puede reclamar mas que al mismo vendedor.

    Creo que cabría estudiar cada caso: donde hacen falta controles, donde no son tan necesarios, cómo asegurar la calidad sin un organismo certificador, etc. Todo esto, suponiendo que el estado nos dejara operar en tal mercado (con lo cual dejaría de ser negro) o que seamos lo suficientemente astutos o discretos para no dejarnos pillar.

A %d blogueros les gusta esto: