La SEC Prohíbe vender

Realmente hay cosas absurdas, pero lo que ha hecho hoy la SEC es de escándalo. La medida es a la desesperada y no va a servir de nada. Según Cárpatos:

“Ya no saben qué inventar, ahora la SEC sale con que va a poner trabas a la venta en corto de acciones en peligro como Freddie Mac y Fannie Mae, y puede que de algunos brokers. De chiste auténtico. Que pongan un decreto ley que impida al mercado bajar y en paz. ¿Dónde estaba la SEC cuando un churro de acción cotizaba a 72 veces sus beneficios si es que hubieran existido alguna vez mientras se creaba una burbuja tras otra? Entonces nadie prohibía comprar. Estoy viendo comentarios de grandes operadores y hedges realmente muy duros contra la SEC. Se suponía que esto era un mercado libre”.

“Según la SEC a partir de ahora quien quiera comprar Fannie Mae o Freddie Mac, lo puede hacer, y será bendecido por la SEC, pero quien quiera vender será considerado un mal chico, y le obligarán que pida a préstamo antes los títulos, y sólo entonces podrá vender corto para tener que entregar los títulos en cuestión. Yo soy el primero que quiero que acabe la crisis, pero si le quitan la libertad al mercado, nos lo quitan todo, por ese camino no”.

Más claro el agua.

Anuncios

Una respuesta para “La SEC Prohíbe vender”

  1. Pues yo estoy a favor de medidas como estas, y de algunas todavía mucho más drásticas. Los derivados financieros han perdido absolutamente su naturaleza primigenia de cobertura de riesgos para convertirse en un gigantesco casino global y el auténtico cáncer del sistema financiero mundial. Desde el momento en que podemos convertir 1 dólar en 10 o en 100 como por arte de magia gracias al fantástico apalancamiento financiero, tenemos un problema; el dinero deja de tener el valor que debería tener. Si usted quiere comprar un barril de petroleo o una tonelada de trigo, páguela íntegramente, no sólo una décima parte de su precio, y si quiere venderlos, pues deposite garantías por el 100%. Así se evitarían buena parte de las sucesivas burbujitas y los consecuentes descalabros financieros con que nos obsequia el sistema capitalista periódicamente. Lo que resulta grotesco es que la economía real, la productiva, haya acabado siendo secuandaria de la peligrosísima fantasía de los derivados, mangoneada sin escrúpulo alguno por 4 sujetos de Londres y Nueva York a los que les da igual el resultado de sus delirantes artes financieras, ya que son ricos y siempre lo serán, y si son despedidos, pues casi mejor… que la indemnización es muy generosa. Y si la cosa se pone muy fea, todavía tienen el cuajo de irle a llorar al Papá Estado, aterrorizado por que todo el tinglado no se les venga abajo y la economía se colapse, para que les devuelva el dinero que han perdido especulando o que se haga cargo de las entidades financieras que han arruinado a base de hipotecas basura e ingeniería financiera. ¿Que se quejan de la SEC los grandes operadores y hedge funds? Hombre, claro que se quejan, les quieren quitar su magnífico negocio de especulación salvaje. Yo abogo por una estricta regulación de los derivados y una vuelta a la economía real, a la verdaderamente productiva, donde un individuo produce un bien o un servicio y lo pone a disposición del público, y éste lo adquiere (o no…), y no un fantasioso sistema donde se juega con dinero que no existe y que está abocado al desastre.

A %d blogueros les gusta esto: