Rebelión fiscal en Salamanca

Mientras los líderes del PP prometen menos impuestos si salen en las próximas generales, vemos lo que de verdad ocurre cuando toman el Poder: suben los impuestos al ciudadano. En Salamanca ya están hartos:

“La Policía Local de Salamanca tuvo que desalojar por la fuerza a los vecinos que asistieron al Pleno que se celebra en el Ayuntamiento y en el que se aprueban las ordenanzas fiscales”.

“El Ayuntamiento de Salamanca apareció a primera hora vallado y con un gran despliegue policial para contener al escaso centenar de vecinos que acudieron a presenciar un pleno donde la mayoría absoluta del PP permitió aprobar subidas que conllevarán un desembolso familiar de unos 225 euros más durante el próximo año, según el PSOE, mientras que el PP dice que sus cuentan sólo contemplan un aumento de 65 euros” [Negritas originales]. Más>>

No estaría mal que se extendiese al resto del estado y el ciudadano se rebelara contra el robo estatal.

Anuncios

7 comentarios para “Rebelión fiscal en Salamanca”

  1. Algunos líderes del PP sí han bajado algunos impuestos, pero desde luego he pensado lo mismo que tú: una cosa es prometer y otra, lo que se hace en el poder.A ver qué dicen ahora los que apoyaron tanto al alcalde cuando lo del archivo histórico.

  2. Es que los de Salamanca no aguantan nada.Les cambio yo su alcalde ,sin verlo, por Gallardon para mañana, si se pudiera.

  3. Según leo por ahí Salamanca paga bastante menos en impuestos que muchas ciudades españolas, tal vez estuviera bien hacer una comparativa antes de hablar. Creo además que en León se ha votado subir el IBI bastante más que en Salamanca, asi como otros impuestos y allí ¡oh, casualidad! el movimiento vecinal ha votado no manifestarse ni protestar ¿Tiene que ver con que el gobierno no es pp?Además el principal conflicto en Salamanca era con el bus, por otra parte más barato que en otras ciudades castellanas, y finalmente se sube sólo lo que el IPC, por eso los “miles de manifestantes” que hubo al principio se han quedado en centenar escaso, probablemente todos del partido que os imagináis.

  4. ¿Rebelión fiscal?¡Ja!La reivindicación no puede ser más de agitprop socialista: que saquen dinero de las constructoras pa’ que paguen los servicios que NADIE quiere costear por su cuenta. Las pancartas eran del tenor de “menos impuestos, más política social”, o sea, más dinero en impuestos pero que sean los del PSOE los que los recauden ya que va a ser imposible que las constructoras, amigas del PSOE costeen los gastos.A mi me parece bien que aplaudas, pero ¿tildar de rebelión cuando son los corderos sirviendo al amo como cuando lo del no-a-esta-guerra? Estos, si llegan los suciatas al poder, a tragar como han tragado con la LOE, las subidas de impuestos, la guerra de Afghanistán y el “ejpaña, ejpaña”.¡Por Dios, Valín! arrima el ascua a tu sardina, pero no te equivoques con los adjetivos.

  5. Pues no digamos del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, del PP, y su manía de atacar con impuestos a sus ovetenses. El problema d elos impuestos es general en los partidos aunque haya algún político “popular” menos atracador que sus compañeros y que los socialistas en general. Sería bueno ir montando una p`lataforma anti-impuestos que fuera metiendo miedo a todo político que no los baje.Joaquín Santiago, http://www.asturiasliberal.org

  6. Considero imprescindible que se plantee seriamente una posición irreductible y autónoma en contra de los impuestos. Toda rebelión fiscal es positiva, la impulse quien la impulse. Si se da la circunstancia de que militantes d eizquierda se rebelan contra la subida de impuestos que aplican los socialistas de derechas, hay que apoyarlo. Es más, hay que fomentar que ese movimiento se consolide como plataformas contra las subidas de impuestos. De esa manera, la reivindicación se independiza de los partidos y adquiere autonomía. En esas plataformas hay que incluir, también, a quienes, contradicoriamnte, quieren menos impuestos auque luego exijan más “política social”. Por pedagogía básica y dinámica propia, consolidar el movimiento anti-impositivo acaba exluyendo, de forma natural, al socializante. El movimiento contra los impuestos ha de incluir entre sus acciones la de mostrar los beneficios que los ciudadanos obtienen con las rebajas. Joaquín Santiago

  7. Por desgracia, Jorge, no son liberales los que se manifiestan contra los impuestos. En este país aprovechamos cualquier cosa para agredir a nuestro adversario, y hay algunos, que aun siendo socialistas de lo más rancio, son capaces de criticar la subida de impuestos con tal de desmembrar a la Derecha. Que los liberales nos alegremos, quedándonos en la espuma de la noticia, está bien, pero no lo hagamos demasiado, no esconde un movimiento libertario contra la presión fiscal, sino más de lo mismo, caiga quien caiga, eva hache, progresía altanera, revanchista, subversiva y desleal.Saludos!

A %d blogueros les gusta esto: