Tres años de cárcel para los sindicalistas de ‘Los lunes al sol’

¿Es que ya empiezan a actuar los jueces contra la recurrente y endémica violencia gratuita de los sindicatos? Los sindicalistas detenidos inspiraron la película ‘Los lunes al sol‘. Así, según El Mundo:

“Los sindicalistas Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero fueron detenidos el sábado por la Policía para dar cumplimiento a un auto del juzgado número 1 de lo penal de Gijón que ejecuta la sentencia que les condenó a tres años de cárcel por los daños causados durante una protesta laboral”.

“Los sindicalistas fueron condenados a tres años de prisión por destruir la caja de conexiones del sistema de control de tráfico por vídeo en marzo de 2005 durante una manifestación de trabajadores de Naval Gijón que reclamaban carga de trabajo para el astillero”.

“Los dirigentes de la CSI [Corriente Sindical de Izquierdas] fueron juzgados en primera instancia por la destrucción de una cámara de vídeo […] y por el incendio de una furgoneta abandonada, hechos que se remontan a los años 2004 y 2005”. Más>>

Anuncios

3 comentarios para “Tres años de cárcel para los sindicalistas de ‘Los lunes al sol’”

  1. ¿Película del 2002 inspirada en hechos ocurridos en el 2004?

  2. No. Los delitos de los que se les ha acusado pasaron después de la peli. Después de la peli siguieron en sus trece…

  3. Mira los diputados asturianos del PP como han actuado ante este tema: http://www.asturlink.com/aknoticia.php?not=21093Ya han hablado los jefazos del partido haciéndose los guays.Y los demás denunciando las coacciones de estos mafiosos ¿para qué? ¿De qué nos ha servido?Aquí cada vez que quieren más pasta con la que seguir ahogando la región y evitando reformas, todos a cortar Asturias por la mitad con piquetes y encima los perjudicados se dicen unos a otros como borregos “están luchando por lo nuestro” y si discrepas pobre de ti.. La policía llega y corre unos metros cuesta arriba detrás de los huelguistas, estos escapan, los otros abren la carretera y a los pocos minutos otra vez lo mismo y vuelta a escenificar el teatro. Al final del día se aceptan las demandas y todos tan amigos a sus casas, unos diciendo que han hecho “cumplir la ley”, otros que han luchado por la clase obrera “como en los viejos tiempos” y los otros pensando que acaban de ganar unos cuantos votos.

A %d blogueros les gusta esto: