Diario Expreso de Perú. Contra la pobreza: Libertad

Patria LibreLa pasada semana el Diario Expreso de Perú lanzo un nuevo suplemento llamado Patria Libre. He tenido el honor de ser uno de los primeros colaboradores y escribí un artículo llamado “Contra la pobreza: Libertad”, que puede ser leído en esta web. Si lo deseáis también podéis leer el encarte entero en formato PDF.

Me han comunicado que el suplemento tuvo una gran acogida y se vendieron más de 30.000 ejemplares en todo el país. Les deseo mucha suerte, al periódico y al Instituto Acción que lo ha hecho posible.

Anuncios

Una respuesta to “Diario Expreso de Perú. Contra la pobreza: Libertad”

  1. Saludos. La línea ideológica del artículo me parece acertadísima. Lástima que como suele ser habitual en los análisis periodísticos sobre la realidad de las economías iberoamericanas, se pasa por encima de la corrupción MORAL, y no meramente procedimetal-normativa que bulle en el seno de aquelloas sociedades políticas, de arriba abajo, a todos los niveles. De nada sirve desregular mercados, de nada sirve liberalizar transacciones, si no se asegura la ejecución de la sanción ante el incumplimiento de las leyes “que quedan” ¡después! de desregular. Por ejemplo, pensemos en una entidad, privada, encargada de gastionar planes de pensiones. En Iberoamérica lo habitual es que a la hora de responder de sus obligaciones, esta entidad admiistradora responda MAL, ¡si es que lo hace! En tales casos, por desgracia, los gobiernos no se limitan a subvencionar el fallo o crimen del empresario -lo que ya es malo de por sí desde un enfoque liberal -sino que no se suele castigar a los gestores responsables ni a la entidadfinanciera en cuyo nombre actuaron. Los Estados iberoamericanos han sido, normalmente, demasiado fuertes a la hora de ahogar su economía Y DEMASIADO DÉBILES a la hora de hacer cumplir sus propias leyes. En cuanto a los prescriptores de recetas liberales en esos Estados, son, a menudo, tan teóricamente enemigos del Estado fiscalmente interventor, como, en la práctica, enemigos del Estado perseguidor y castigador del CRIMEN… porque amenudo son ellos o sus allegados los “perseguidos”, claro. La naturaleza de este problema está mucho más allá de lo méramente económico. Hunde sus raíces en toda una TRADICIÓN, política, de derrotas militares, fracasos educativos, traiciones a la Patria, y perversa división moral de la ciudadanía en clases o facciones inducida y alentada desde el poder criollo, tan amigo luego, a la hora de la sobremesa, del liberalismo.

A %d blogueros les gusta esto: