Armas, homicidios, suicidios y muy poca información

Clicar para ampliar

La tabla superior está extraída de la Commission on Crime Prevention and Criminal Justice, de Naciones Unidas y muestra la relación de varios países entre armas, suicidios y homicidios. Como se puede apreciar, no parece haber mucha relación entre la tenencia de armas y los homicidios. Por ejemplo, países como Canadá, que tiene un nivel armas similar al de Estados Unidos comparativamente, muestra una tasa de homicidios con arma de fuego baja.

Este documento fue muy famoso cuando se presentó (1997) y hubo una revisión posterior en 1999. De los 11 “expertos” elegidos para realizar el estudio, 6 (3 canadienses, 2 japoneses y 1 ruso) eran reconocidos activistas antiarmas, algo que no dice mucho de la imparcialidad de Naciones Unidas.

Los expertos, se olvidaron de mencionar países donde hay un alto número de ciudadanos civiles armados y bajos niveles de crimen, como por ejemplo Suiza, donde hay una tasa de ciudadanos armados más elevada que en Estados Unidos y no está en la tabla. Sí que mencionan, pero: Suecia, Canadá, Finlandia o Alemania que tienen un alto nivel de ciudadanos armados (algunos comparables porcentualmente a los que hay en Estados Unidos) y las muertes por armas son mucho menores.

El informe favoreció a Japón, ya que el documento concluía que el país a imitar era ese precisamente. Sí, en Japón hay pocas armas de fuego (legales) y aunque también hay numerosos crímenes en números absolutos producidos —el último caso fue el asesinato del alcalde de Tokio hace pocas semanas— el terror viene provocado en el país asíatico por una fuerte represión estatal; y es que el control de armas no deja de ser control sin más. De hecho hay muchas estadísticas que el país no hace públicas a nadie, como por ejemplo, aún no sabemos que pasa exactamente dentro de sus cárceles y ya acumula diversas denuncias de organizaciones humanitarias, como Amnistía Internacional, por su continua represión contra los derechos civiles, libertad de expresión, o sus curiosos estudios semestrales sobre el comportamiento sexual de sus mujeres y cosas así. Es el país ideal para cualquier amante de la represión como los favorables al control de armas.

David Kopel escribió un ensayo sobre la “seguridad” de Japón que ha traducido A.N.A: El Control de Armas en Japón.

Hay otros datos curiosos, que se podrían estudiar en otro momento, como el de Australia. En la tabla se ve que hay un alto número de armas, en cambio el número de homicidios y accidentes producidas por las mismas es bajo. El gobierno de Australia, a raíz de un loco que se lió a tiros, empezó en el 1999 un fuerte control de armas, la consecuencia fue evidente: en los dos años siguiente los robos a mano armada aumentaron un 73%, los cometidos sin armas de fuego un 28%, los secuestros un 38% y un largo etcétera. Los datos son de la Australian Bureau Statistics, enero año 2000.

En reino Unido ocurrió algo similar, pero de forma mucho más pronunciada. Desde 1997, con la aprobación de la Firearms Act, el crimen se disparó. Si en 1997 el número de crímenes era de 4.904, en 2002 ya era de 10.023. A finales de 2004 se denunciaron 10.964 según el informe del House of Commons de 2006. El año 2006 fue peor aún. Los robos a punta de pistola aumentaron un 10% y los atracos a viviendas un 46% respecto al año anterior. Las estadísticas de ese país dan miedo.

Volviendo al tema principal, a pesar de las exclusiones, exageraciones a favor del desarme civil del informe y demás, vemos cómo las armas no son la causa del terror y la muerte como dicen los políticos, prensa y los criminales, que por supuesto, son los más interesados en que se haga una fuerte restricción de armas.

El documento que contiene la tabla, se llama Cross Sectional Study Of The Relationship Between Levels Of Gun Ownership And Violent Deaths de Colin Greenwood del Firearms Research & Advisory Service (UK). Un documento muy interesante. Via FDV y A.N.A. Como apunta la introducción del estudio:

“La propuesta de que ‘los lugares con los ratios más altos de tenencia de armas y los más opuestos al control de las mismas son los lugares con los ratios más altos de muertes por arma de fuego’ es frecuentemente citada como una inmutable ley de la naturaleza, una aseveración parecida a que el sol siempre sale por el este y se esconde por el oeste”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: