Las mentiras de Zapatero

Esta semana he escrito en Libertad Digital sobre el Informe Económico del Presidente del Gobierno que hizo Zapatero el lunes y los logros económicos inspirados en su modelo cortoplacista:

Anuncios

14 comentarios para “Las mentiras de Zapatero”

  1. Siempre he tenido una duda respecto a tus artículos en LD, ¿los vas a seguir publicando cuando deje de gobernar el PSOE? Entiendo que los de LD aplaudan tus diatribas en contra del maligno estado y el maligno gobierno cuasi comunista de ZP, pero si algún día gobierna el PP y se dedica a hacer exactamente lo mismo (porque lo hará y lo sabes), me pregunto si seguirás escribiendo tus artículos.Un saludo

  2. jejeje. Cuando gobierne el PP?? Eso sabes que nunca ocurrirá 8-0Y sí, salga uno u otro, los dos harán lo mismo como bien apuntas.

  3. Saludos. No señores, no creo que el PP haga lo mismo. La política migratoria del PP no es de favorecer una inmigración desquiciada como la auspiciada y promovida por el PSOE, sino mucho más restrictiva y, por decirlo así, proteccionista para con el capital humano nacional. Lo cual está muy puesto en razón y es muy conveniente. El PP cree en el Estado la Nación política españoles y los defiende, el POSE no. Por ello promueve una liberalización “sui generis”, no jurídico-mercantil, del mercado laboral español, consistente en dinamitar la norma que favorece al trabajador ciudadano frente al extranjero. Mantiene así, en efecto, el crecimiento a corto plazo, a costa del sostenimiento a más largo plazo como bien señala el artículo, y aún -lo que es peor -a costa de debilitar al Estado en tanto Sociedad política fuerte y cohesionada, no en tanto Sector Público de la Economía, el cual sigue siendo rígido y aparatoso en sus efectos sobre el mercado laboral.

  4. “jejeje. Cuando gobierne el PP?? Eso sabes que nunca ocurrirá 8-0”Cosas más raras se han visto xDD“Y sí, salga uno u otro, los dos harán lo mismo como bien apuntas.”Anda, la primera vez que coincido contigo en algo, jajaja“La política migratoria del PP no es de favorecer una inmigración desquiciada como la auspiciada y promovida por el PSOE”Jajajajaja, cuélgale a otro burro esas alforjas, la inmigración masiva y permitida llegó a España cuando gobernó el PP, y conste que no me parece el terrible fenómeno que muchos dicen, lo dice alguien en cuya pequeña ciudad hay más de 2/3 de población inmigrantes.Había pensado en seguir respondiéndote punto por punto, pero es que eso que dices no se sostiene, las políticas económicas del PSOE han sido tan intervencionistas o liberales (según se quiera ver) como las del PP, incluso en general, saliendo de la economía, yo diría que muchas medidas han sido más “liberales” frente a las más conservadoras del PP.

  5. Anónimo, saliendo ya un poco de tema.Lo único liberal, por así decirlo, del PSOE a mi ver ha sido la legalización del matrimonio homosexual y la retirada de Irak, que quedó empañada con la permanencia en de tropas en Afganistán, Bosnia y el posterior envío de tropas a Haití (después retiradas) e Irán.¿Cuáles más ves?

  6. “¿Cuáles más ves?”Pues ahora que lo dices no caigo, tenía en mente alguna cosa más pero no la recuerdo. Hay medidas que quizás más que liberales estrictamente se podrían considerar como conservadoras fiscales, como la eliminación de ciertos gravámenes fiscales sobre inversiones en bolsa y demás. Ultimamente también ponen el grito en el cielo por el elevado endeudamiento y subida de impuestos en Madrid, por la obra de la M-30 o el desvío de endeudamiento a Mintra, etc.Pero vamos, que en cualquier caso no creo que en una escala de “liberalidad” haya grandes diferencias entre el PP y el PSOE

  7. Pues Anónimo podría explicar porqué no lo “cree”. Sobre todo después de reírse y proclamar pomposamente que lo que digo (sic) “no se sostiene”. ¿”Se sostienen” en opinión de Anónimo las cifras disponibles sobre entrada de inmigrantes en los últomos ejercicios? ¿”Se sostienen” las inferencias que extraigamos de su cotejo, por breve y general que éste sea? ¿Tiene algún sentido para la carcajeante seguridad de Anónimo el señalar, siquiera, que las “regularizaciones extraordinarias” llevadas a cabo por gobiernos socialistas han sido muchísimo más masivas que las llevadas a cabo por gobiernos del PP? Cuando Anónimo deje de reirse, que heche un vistazo a la siguiente página:http://www.realinstitutoelcano.org/documentos/252.asp A ver si después de hacerlo la satisfecha incredulidad de Anónimo (“no me parece el terrible fenómeno que muchos dicen”) se sigue traduciendo en carcajadas o se le congela en una “terrible” mueca. En cuanto a Jorge Valín, dice:“Lo único liberal, por así decirlo, del PSOE a mi ver ha sido la legalización del matrimonio homosexual y la retirada de Irak” Por así decirlo, está claro que aquí entiende uno por liberalismo lo que le da la gana, y así nos va. Resulta que eliminar trabas a la entrada masiva de mano de obra aún a costa de la eficacia del propio Ordenamiento laboral, no es liberal. Y sin embargo, la promoción -a base de dinero público -de la homosexualidad desde el poder, y el apaciguamiento de, y claudicación frente a, el enemigo externo declarado, sí, ese sí es liberal. En fin.

  8. Sí Martín, “por así decirlo”, porque no creo que fuese la intención de ZP:El liberalismo ha estado siempre contra cualquier tipo de intervencionismo del estado, la guerra es uno de ellos, y uno muy importante.Respecto a la homosexualidad una cosa es que este tipo de personas se puedan casar, y eso está bien. Lo que sí es despreciable porque constituye un robo del estado al hombre es sacarle su dinero para “promocionar” cualquier cosa. Una cosa no quita la otra.¿Qué entiendes por liberalismo? A qué tipo de liberalismo te refieres dentro del pensamiento. ¿La escuela escocesa, la francesa, alemana, americana…? ¿Alguna corriente en particular?Soy de la Escuela Austriaca. No he dicho nada que sea incoherente con tal escuela del pensamiento.

  9. Respecto al tratamiento de la homosexualidad por parte de ZP, sí existió promoción con dinero público pues para cambiar el lenguaje hace falta promocionar los nuevos significados; porque no consistió en una extensión de derechos, sino en la restricción de los mismos (a saber, los de los matrimonios heterosexuales), vía imposición legal de un significado nuevo del vocablo “matrimonio”, que en la Historia del Derecho jamás ha sido homosexual, porque eso es absurdo: la finalidad del matrimonio como norma jurídica es la producción y sostenimiento de una prole y la recurrencia futura de esta producción y sostenimiento en nuevas generaciones. A día de hoy no me adscribiría a ninguna de las famosas “escuelas”, dado que en ninguna de ellas he encontrado hasta el momento teoría alguna sobre el principal objeto de su crítica filosófica: el Estado. El pensamiento liberal -por lo que yo sé, que es muy poco -carece de una teoría clara acerca del Estado. Resulta sencillamente indigno de la inteligencia de cualquiera el criticar algo sin dejar bien claro lo que es o pueda ser. Usted mismo en sus artículos -muy bien escritos y además, en mi opinión, ideológicamente acertados en bastantes ocasiones (en otras rotundamente no) -acostumbra a confundir la idea de Estado con el concepto de Sector Público, con el de Sociedad, con el de Ordenamiento Jurídico, con el de Gobierno de la Nación, etc. Ni por un momento estoy quitando mérito o utilidad técnica, ni ideológica, al pensamiento liberal (por suerte y por desgracia soy trabajador autónomo); simplemente hasta el momento no he hallado en el seno del mismo un sólo enfoque crítico mínimamente sólido y bien fundamentado racionalmente; sino sólo ideología (de lo más respetable), periodismo “de opinión”, o bien, finalmente, construcciones realmente inexistentes (modelos) de lo más útil y brillante, pero críticamente hueros a la hora de sostener posturas últimas sobre, en primer lugar, la mera existencia del Estado. ¡Y aún no he dejado de buscarlo! Qué quiere que le diga. Señale, si lo tiene a bien, alguna obra liberal de cualquier “escuela” donde se aclare específicamente qué es o pueda ser realmente el Estado, y de paso reléasela usted. Quiero decir, si tal obra existe, cosa que dudo. Porque vd en su último comentario dice “intervencionismo”, pero entiendo que realmente quiere decir “mera existencia”. Si me equivoco, por favor, aclare su postura. Tiempo habrá -supongo, espero -para discutir más a fondo estos y otros muchos temas, pues no soy el único de sus lectores al que ese punto, “por así decir”, <>anarcoliberal<> de su discurso, le tiene perplejo. Bueno, hasta otro “post”, y perdón por la extensión de mi mensaje. Atentamente,Martín(PS: me gustaría aclarar que cuando yo hablaba en mi último comentario , ayer, de “liberalismo”, me refería simplemente al carácter “liberalizador” de las transacciones de capital humano -además de traidor a la Patria y por tanto al Estado -presente en ciertas medidas políticas del gobierno ZP; no me refería al pensamiento liberal de ninguna de las “escuelas”.)

  10. Martín,No ha de pedir excusas por su largo comentario, al revés. Hay números libros sobre el tratamiento del estado desde un punto de vista liberal. Desde los de los padres fundadores de Estados Unidos hasta hoy. Destaco los más conocidos como el tratado de Rothbard, < HREF="http://www.amazon.com/Economy-State-Power-Market-Scholars/dp/0945466307/ref=sr_1_1/104-0390048-0817534?ie=UTF8&s=books&qid=1177250273&sr=1-1" REL="nofollow">Man Economy & State<> (el más fundamental de todos aunque son 1.500 páginas y hoy día esto frena a muchos creo). También de Franz Oppenheimer < HREF="http://www.amazon.com/State-Franz-Oppenheimer/dp/1551643006/ref=pd_bbs_1/104-0390048-0817534?ie=UTF8&s=books&qid=1177250658&sr=1-1" REL="nofollow">The State<>, de Albert Jay Nock. < HREF="http://www.amazon.com/Our-Enemy-State-Albert-Nock/dp/0873190513/ref=pd_bbs_sr_1/104-0390048-0817534?ie=UTF8&s=books&qid=1177250702&sr=1-1" REL="nofollow">Our Enemy the State<>. De los Tannehill: < HREF="http://www.amazon.com/Market-Liberty-Morris-Tannehill/dp/0930073088/ref=sr_1_1/104-0390048-0817534?ie=UTF8&s=books&qid=1177250504&sr=1-1" REL="nofollow">The Market For Libery<> o de Hoppe < HREF="http://www.amazon.com/Democracy-God-That-Failed-Economics/dp/0765800888/ref=pd_bbs_sr_1/104-0390048-0817534?ie=UTF8&s=books&qid=1177250800&sr=1-1" REL="nofollow">Democracy the God that Failed<>.Y evidentemente le animo a que siga mis escritos así como los que también realizan compañeros mios como los escritos en el < HREF="http://www.juandemariana.org/" REL="nofollow">Inst. Juan de Mariana<>.

  11. No he visto referncia alguna al mosntruoso déficit por cuenta corriente y eso que está estrechamente relacionado con nuestra competitividad (no solo vía precios) y por ende de la productividad total de los factores. Estamos avocados a una saludable crísis schumpeteriana?

  12. Si bien es posible rastrear el término “neoliberalismo” hasta von Mises, su significado no ha sido siempre el mismo. En Liberalismo (1927)se usó para designar a los socialistas encubiertos y otros enemigos de la libertad; en Socialismo (1922), para designar al liberalismo después de la teoría subjetiva del valor. Por qué ese uso despectivo del concepto “neoliberalismo”?

  13. Hola Anónimo,yo lo apunté en dos artículos: < HREF="http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_36668.html" REL="nofollow">Neoliberalismo y fascismo económico en el PSOE<> (LD) y en < HREF="http://www.juandemariana.org/comentario/854/" REL="nofollow">Liberalismo contra neoliberalismo<> (IJM). Juan Ramón Rayo también dijo algo similar en < HREF="http://revista.libertaddigital.com/articulo.php/1276233222" REL="nofollow">Endesa y el capitalismo de Estado<>. En este tema de Endesa, José Carlos Rodríguez se pronunció en este artículo: < HREF="http://www.libertaddigital.com/php3/opi_desa.php3?cpn=35756" REL="nofollow">E.On, fascismo y campeones nacionales<>. Expresado de forma breve, el neoliberalismo no es más que capitalismo o estado corporatista. No es cierto que sea ningún tipo de liberalismo, sino intervencionismo en favor de una oligarquía.

  14. Hola Jorge, He leído atentamente tu artículo liberalismo contra neoliberalismo. Estoy completamente de acuerdo pero que pasa entonces cuando existen fallos de mercado, es decir, existencia de bienes públicos, asimetrías informativas o rendimientos decrecientes. No hay un papel para la política económica? Por ejemplo, en el último caso estoy parcialmente de acuerdo con la teoría de los mercados atacables.

A %d blogueros les gusta esto: