Un hombre evita un acto criminal en su casa con su arma cuando los asaltantes agredían a su hijo

Un hombre de la población de Lérida, Cataluña, ha repelido la agresión de unos criminales que pretendían robarle con su arma de fuego. Los asaltantes iban armados también:

“Alertado por el ruido, el dueño de la vivienda, que estaba durmiendo en la planta superior de la casa, ha bajado las escaleras con un arma de fuego para la que dispone de licencia, ya que es aficionado al tiro olímpico”.

“En el interior de la casa se ha producido entonces un intercambio de disparos entre el propietario de la casa y las personas que estaban intentado reducir a su hijo, que se ha saldado con dos heridos de gravedad, uno de los cuales ha muerto posteriormente”.

“Tras el suceso, el propietario de la casa ha salido semidesnudo, pantalón de pijama y torso desnudo, y se ha dirigido al ayuntamiento para denunciar los hechos”.

“A raíz del tiroteo, han resultado heridos de gravedad dos de los jóvenes que habían entrado en la casa mientras que un tercero, que levaba una pistola, ha sido detenido por los Mossos d’ Esquadra poco después en un pueblo cercano Albatàrrec, gracias a la colaboración ciudadana”. Más>>

Las leyes de desarme civil (control de armas) sólo benefician a los criminales, pero esta vez los cacos no contaban con que el propietario fuese armado. Más armas de fuego en casa de la gente honrada disminuyen los crímenes y ponen las cosas más difíciles a los asaltantes que no entienden de leyes y siempre van armados, éstos no entran en las casas ajenas para demostrar su hombría, sino para robar, y si las cosas se ponen feas, se van a otra casa. Si en la ventana de su hogar advierte que la casa está protegida por un Smith & Wesson por ejemplo, ningún ladrón le entrará. Aunque aquí en España nadie se lo creerá. En este sentido, según recomiendan, si alguien posee un arma de fuego es recomendable tener la primera bala de fogueo, al primer disparo los cacos salen por patas. Es evidente, no son héroes de la patria, sino vulgares ladrones.

En este sentido, John Lott, en su libro More Guns, Less Crime, compara los allanamientos de morada de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, este último a propósito, es uno de los países donde los crímenes más han aumentado de forma más evidente cada vez que los políticos han restringido el acceso a las armas de fuego a la población civil —ver Guns and Violence: The English Experience de Joyce Lee Malcolm. Desde la última restricción de 1.997, la criminalidad ha aumentado un 40% en Reino Unido.

Según Lott, los criminales en Estados Unidos no tienden a entrar en las casas de noche porque saben que un porcentaje alto de la población americana está armada, de todos los asaltos, sólo el 13% se producen en hogares de noche. Pero en Reino Unido y Canadá por ejemplo, donde hay un fuerte control de armas, estos representan el 50% de los asaltos totales. En estos países, como en España, los ladrones saben que tienen un trabajo fácil y seguro: las víctimas duermen, están desarmadas y la ley encima les protege.

Ahora falta ver si la víctima, el propietario de la casa, será enviado a la cárcel por defenderse y hacer uso legítimo de una herramienta de la que disponía. Sin duda, sería la mejor noticia para la delincuencia, les ratificaría que Cataluña y España son el paraíso de todo caco violento. El lugar donde sólo los criminales van armados, y las víctimas siempre son las culpables.

Actualización:

Y hablando de Reino Unido, Public fear of violent crime fed by rise in robberies with guns:

“Robberies at gunpoint increased by 10 per cent last year in England and Wales, according to Home Office figures published yesterday”.

“The figures include armed robberies in the street, which rose by 9 per cent, and armed robberies in homes, which almost doubled”.

“The total number of robberies at gunpoint rose to 1,439 and the number of gun robberies at residential properties jumped by 46 per cent to 645, an increase of 204 and more than five times the level recorded when Labour came to power”.

Prestando atención al último párrafo, el crimen se ha disparado desde el 97, año en el que endureció el control de armas. Que le den otra vuelta de tuerca a la ley de armas. El crimen se les disparará aún más.

Subir

Anuncios

4 comentarios para “Un hombre evita un acto criminal en su casa con su arma cuando los asaltantes agredían a su hijo”

  1. Florecilla Silvestre enero 26, 2007 a 18:11

    A diferencia del caso de la furgona robada por los etarras, en esta situación sí que un arma de fuego resulta muy práctica.

    Con lo que discrepo es con la temeridad de la bala de fogueo. Y coincido en que a este pobre hombre lo van a empapelar por defender su vida

  2. Ese es el precio de defenderse en España, la cárcel!!

    Que triste…

  3. Ni que decir tiene que este seÑor ha demostrado una conducta claramente antisocial y ha hecho un uso no autorizado de su arma de fuego. Para loúnico que está autorizado es para usarla en campos de tiro. En casa debería haber guardado su arma en un armero homologado y separada de su munición para que no le entraran tentaciones de usarla en situaciones así.

  4. Anónimo,

    Todos nos conocemos el reglamento, y como sabrás, lo de la caja homologada es una tontería de las grandes, cada vez que homologan una nueva no se hace, por ejemplo, con carácter retroactivo; cosa que es inexplicable porque si una deja de ser “lícita” no se entiende por qué no lo es para los que ya poseen la antigua. Son tecnicismos carentes de fundamento racional.

    Por la misma regla de tres, los cuchillos de la cocina, taladradoras sin cables, tenedores, palos de escoba… también tendrían que estar en una caja fuerte homologada. Ya que son peligrosos.

    El crimen lo cometieron los encapuchados y el propietario de la casa hizo lo único que se puede esperar de un buen padre y persona honrada: defenderse con los medios de los que disponía. Por lo que abogas tú es por la aniquilación de la individualidad, la libertad y sumisión a los criminales y al estado; algo que me parece perfecto si así quieres aplicarlo tú. Pero obligar al resto a que actúen de esta forma no es más que un acto despótico y totalitario. En este sentido, las leyes son el único enemigo del hombre libre, más que los encapuchados armados, que a propósito no llevaban las armas en ninguna caja fuerte, entraron en una propiedad privada ajena y agredieron a un joven. La víctima no son los encapuchados, éstos son agresores; las víctimas fueron el hombre que disparó y su hijo. No hay más.

A %d blogueros les gusta esto: