Estado policial en las carreteras

Esta semana en Libertad Digital he escrito sobre la campaña anti–accidentes de Semana Santa que ha realizado la DGT en la que, como era previsible, no ha servido de nada excepto para tirar el dinero del pagador de impuestos. También señalo una alternativa.

Los muertos en la carretera han superado los del año pasado. Ahora sólo cabe esperar por parte del gobierno más represión contra la libertad individual, como el carné por puntos, en nombre del bien común para conseguir lo imposible: prohibir los accidentes. Como siempre eludir responsabilidades y sembrar el miedo entre la gente es la mejor arma del estado para robarnos la libertad y el dinero.

Leer artículo>>

Subir

Anuncios

4 comentarios para “Estado policial en las carreteras”

  1. Siempre que veo en los paneles electrónicos la frase “NO PODEMOS CONDUCIR POR TI” pienso, “solo les faltaba¡¡”, pero su intención está ahí, si pudieran lo harían, como lo hacen con cada pequeña parcela de libertad que nos van quitando. PD:ayer si que me dieron ganas de que condujeran por mi, 5 horas tardé en recorrer 70 kilómetros…y a nadie se le cae la cara de vergüenza, es más, la culpa siempre es nuestra…Un saludo.

  2. Unas cuantas cosas:1. Pásate por Malaprensa para una discusión sobre los muertos por millones de kilómetros recorridos, que si han disminuido. Si bien parece que hay más muertes, se conduce muchísimo más, así que en términos relativos están descendiendo.2. Lo que defiendes en el artículo ya existe, se les llama autopistas de peaje :-). Son las carreteras más seguras, con diferencia, de la red. La pregunta es sin embargo si algún inversor privado vería rentabilidad en las carreteras secundarias, ya que por su propio trazado causan más muertes…3. Sobre los atascos, no se pueden hacer infraestructuras pensando en los picos de demanda que ocurren cuatro veces al año. Aparte que nadie te obligaba a estar en el coche.

  3. Egocrata,En ningún momento discuto el punto 1. Es más, como apunto directamente en el artículo si el estado prohíbe los coches las estadísticas por muertes bajará a cero, pero no creo que eso sea deseable (menos para los ecologistas). De muertes en la carretera siempre habrá, no es cuestión de estadísticas sino de sentido común. Por más medidas restrictivas que tomes siempre alguien morirá, aunque pongas límites de velocidad de 30 Km/h. o instaures la pena de muerte para aquellos que pasen de 100 Km/h. Algunos lo incumplirían y tendrán accidentes.Creo no has entendido lo de carreteras privadas. Las autopistas de peaje son concesiones, no hay es un sistema de aplicación recurosos–necesidades del mercado. El cálculo económico (coste y valor en sentido austriaco) se vuelven imposibles de medir. Todo y así en el artículo creo que pasé una reflexión de por qué las autopistas (casi)privadas no son rentables. Creo que era el artículo de Gene Callahan.El punto tres que comentas es una de las típicas acusaciones. Yo lo dudo mucho. Pero todo y así, este es un problema que el alto burócrata jamás podrá solucionar, sino una enorme cantidad de empresarios ansiosos para que sus empresas funcionen bien y atraigan el dinero del consumidor y accionista. Muchas de las propuestas que se han barajado es que para el uso de autopistas privadas se creen contratos con indemnizaciones por incumplimiento de calidad en el billete o resguardo de pago (eso lo decidiría el mercado). ¿Sería posible eso? Sinceramente creo que eso es economía–ficción y ya nos metemos en el terreno del <>management<> del cual el economista ha de huir porque sino ya se convierte en planificador. Esa es función del empresario. Pero una cosa es segura, con autopistas privadas al 100% y sin leyes antimercado, al menos, alguien se preocuparía de verdad por el cliente (“usuario” según la nomenclatura del estado). El gobierno no tiene ningún incetivo para hacerlo, y para muestra la historia.

  4. En cuanto a la privatización tengo una duda, ¿como se evitan las situaciones de monopolio? Lo digo porque no veo muy factible la existencia de, por ejemplo, tres autopistas Madrid-Valencia que compitan en cuanto a precios y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: