Ni Arán es Cataluña, ni Villamayor Zaragoza

He visto hoy una noticia donde Villamayor de Gállego quiere hacer un referéndum para convertirse en pueblo y conseguir la independencia de Zaragoza. Me ha recordado otra noticia mejor de hace un año aproximadamente donde unos cuidadnos de la Vall d’Aran, los aranistas, querían la independencia de Cataluña(noticia que no debió gustar mucho a los independistas catalanes).

Los que hayan leído Power and Market de Murray Rothbard (ahora reunido en un solo volumen junto con Man, Economy, and State) recordarán cuando el autor decía:

“Desde el momento que un gobierno mundial no es necesario, entonces ¿dónde nos hemos de parar de forma lógica para separar lo estados? Si Estados Unidos y Canadá son estados separados sin ser acusados de vivir en una inadmisible “anarquía”, ¿por qué no puede el Sur separase del Norte? ¿Por qué no Nueva York de la Unión? ¿Por qué no la ciudad de Nueva York del estado [de Nueva York]? ¿Por qué no puede separase Manhattan? ¿Por qué no cada vecindario de Manhattan, y cada manzana, cada casa, cada persona? Por supuesto, si cada persona se independiza del gobierno, entonces habremos llegado a una pura situación de sociedad libre donde la defensa será proveída igual que el resto servicios por el libre mercado y donde el estado agresor habrá dejado de existir.” (PP. 1050–1051 de la actual edición).

Efectivamente la independencia del individuo frente al estado es el último paso para la libertad y prosperidad.

Anuncios

2 comentarios para “Ni Arán es Cataluña, ni Villamayor Zaragoza”

  1. Exacto 😀 (PD: Veo que los catalanes tenéis manía con decir proveído en vez de provisto jeje)

  2. Lo irónico es que los que dicen querer la independiencia apuestan por más y no por menos Estado, lo que, en definitiva, no es otra cosa que aumentar la dependencia de los ciudadanos con respecto al Leviatán, anular su responsabilidad y por tanto su libertad.Pues la independencia y la libertad, en el extremo, son lo mismo, como acertadamente señala Rothbard.Si los nazionalistas fueran mínimamente coherentes no me cabe duda de que llegarían a la misma conclusión que Rothbard. Pero para impedir ese exceso de racionalidad siempre podrán tirar de su polilogismo y cambiar de registro cuando se acercan peligrosamente a la incongruencia.

A %d blogueros les gusta esto: