El socialista Partido Popular

Según una noticia extraída de Libertad Digital:

“El dirigente popular [Vicente Martínez Pujalte] ha manifestado su preocupación por el futuro de sectores estratégicos en España y ha pedido al Gobierno que defienda a la economía española y no anteponga los intereses de Francia a los de los españoles” Más>>

La economía española no necesita ser “protegida”, sino liberada. ¿Es que si alguna empresa francesa compra a una española significa esto la decadencia de España? Evidentemente que no. Si una empresa de fuera compra una empresa nacional su éxito o fracaso se regirá por el plebiscito que la gente dé a esa empresa. Lo que el Sr. Martínez Pujalte está haciendo es abogar por el intervencionismo y el socialismo.

El Sr. Martínez Pujalte enfoca las relaciones de mercado como si fueran una guerra: ¡Francia contra España! Francia no es nadie en si, y España tampoco. El Sr. Martínez Pujalte no tiene idea alguna de cuales son los intereses de España porque los intereses de España, de Francia, Europa o del mundo entero los forman personas individuales, no naciones ni dirigentes. Cualquier persona sabe mejor que cualquier nación y político socialista (Vicente Martínez Pujalte) qué es bueno para ella.

Si una empresa francesa entra en España (con capital privado o semi público), no será para matar a sus empleados, colocar cañones y una bandera francesa en lo alto de su sede, o tiranizar a los empleados y consumidores; sino para producir un bien que la comunidad necesita, y para eso procurará lugares de trabajo, contratará proveedores, pedirá préstamos… Y si sus esfuerzos no se ponen a la altura de lo que la gente pide, la empresa se volverá a su país otra vez.

Si las empresas francesas se mantienen con dinero del estado francés (si se quiere enfocar así), a quién perjudica directamente será al pagador de impuestos de Francia, no de España. Imponer leyes contra las empresas foráneas es la creación de monopolios por parte del estado. Y eso, es mucho peor que la compra de una empresa nacional por parte de una extranjera; porque la extranjera, sin leyes que la protejan, sólo estará a la merced del consumidor —o de la capacidad del pagador de impuestos francés; al menos hasta que se le acabe el dinero.

Sr. Martínez Pujalte, no se preocupe por las empresas españolas que ya saben defenderse solas. Si una empresa extranjera, bajo su riesgo, o con el dinero de otro estado desbanca a las empresas “nacionales”, no dude que “nuestras empresas” —que no son suyas, ni mías, ni de la nación— se dedicarán a competir o hacer cosas que la gente valora más.

Sr. Martínez Pujalte, el mercado crea. En el libre mercado siempre hay alternativas y nuevas necesidades que descubrir. Los únicos obstáculos para la economía y la prosperidad son la política y las leyes partidistas. Bajo el modelo socialista que usted defiende sólo hay inmovilidad, precariedad y dirigismo. Por eso, ustedes, los políticos, no sirven para nada. Y sus acciones no son para el bien común ni nacional, sino contra el individuo privado. Lo más paradójico de todo es que su partido afirme estar a favor del libre mercado; lo que deja claro que los medios políticos, de cualquier tinte, son el peor enemigo de los medios económicos y la libertad.

Subir

Anuncios

6 comentarios to “El socialista Partido Popular”

  1. Jorge, excelente artículo. ¿Qué tal una “recolecta” de opiniones de socialistas del PP para el Juan de Mariana o L.Digital?Los “socialistas de todos los partidos”…NOTA: Que sí, que ya lo sé, que el PP agrupa muchas tendencias, y un grupo no muy numeroso dentro de él son los liberales (en toda su gama).Saludillos

  2. Jorge, no sé qué beneficio tiene que empresas privadas españolas pasen a manos de empresas del estado francesas. Lo mismo me da el estado español que el francés con lo que tiene de prácticas empresariales viciadas por el dinero público, desde la competencia desleal a maniobras políticas. Me consta que el PP tiene bastante claro este asunto y que si la compra fuera por parte de una empresa privada no habrían dicho nada (lamento no recordar algún ejemplo, pero los hay). Es una irresponsabilidad por parte del PSOE y muy en la línea de zETAp de apostar con lo que no es suyo por sus intereses políticos.

  3. Es que, se supone, que lo más liberal del PP es Aguirre.., la de las 2 Telemadrid, la de la creación de metro, la de la creación de hospitales públicos…, la que no crea cheques escolares ni médicos.. , la de la vivienda subvencinada, la que no libera el suelo, etc…Seguramente, comparada con el resto, ella es una anarcoliberal peligrosa…, pero eso no quiere decir que no sea tan socialista como los demás…

  4. No me he podido resistir yo tampoco a comentar este tema en mi blog.http://estupefactus.blogspot.com/2005/08/despropsitos-liberales.htmlUn saludo,eStupefactus

  5. ” Y si sus esfuerzos no se ponen a la altura de lo que la gente pide, la empresa se volverá a su país otra vez.” No ¿por qué tendría que hacerlo?

  6. Dogson,Sobre lo primero que dices: “no sé qué beneficio tiene que empresas privadas españolas pasen a manos de empresas del estado francesas”. Eso, en sí, no es ni bueno ni malo. Es un acuerdo voluntario. Las dos empresas llegan a un acuerdo y sus acciones cambian de “amo”. No tiene porque tener beneficios ni perjuicios: “e mercado dirá”. Pero el tema no era este. Sino que el gobierno español no intervenga en nada.Respecto al segundo post que has escrito, es evidente. Si no consigue ganarse al consumidor perderá dinero, y cuanto más persista más perderá. Si decide seguir gastando eso no es un perjuicio para “España” (analizando todos los factores productivos puede serlo, pero eso no o he contemplado porque complicaría el tema). En todo caso será un perjuicio para Francia más que para España. Cuando una empresa, en otro país, sea de donde sea, pierde dinero, su tendencia es a concentrarse o replegarse siempre y cuando no reciba subvenciones del estado (país) que lo aloja. A eso me refería.

A %d blogueros les gusta esto: