El Vaticano pide, el estado obliga

¿Qué hay de malo en que alguien de su opinión sobre una postura, idea, forma de comportarse…? Ninguna, la libre expresión es un valuarte de la libertad. ¿Qué hay de malo en que alguien imponga bajo penas de castigo sus ideas? Todo, si favorecemos los decretos de unos en contra de otros, sólo crearemos tensiones aniquilando la libertad.

El Vaticano está bajo el ataque de los estatistas. Muchos medios, favorecidos por el estado, quieren limitar —sino eliminar— la libertad de expresión. Cuando El Vaticano llama a la desobediencia a los funcionarios ante las bodas gays, la Iglesia, no está obligando a nadie a hacer lo que no quiera. En reacción, la ministra De la Vega ha recurrido a la imposición y mandato obligatorio:

“La vicepresidenta dejó bien claro que los funcionarios españoles deben cumplir la ley y, por tanto, oficiar o trabajar en las bodas entre homosexuales [tanto quieran como no].” Más>>

No tengo nada en contra que los homosexuales se casen, pero sí contra los reiterados ataques del estado en contra de cualquiera que no piense como él.

Tal y como plasmó Locke, y muy especialmente Thoreau, el derecho a la desobediencia civil es la garantía de preservar el derecho natural para no convertirse en esclavos de los poderosos (estado, grupos de presión y la Iglesia si cabe). Y es que como bien advirtió el cardenal Trujillo:

“Una ley no tiene razón sólo por el hecho de ser una ley, sino porque sea buena o haga el bien; sería una forma de positivismo jurídico que no tiene sentido. No se pueden imponer cosas inicuas a los pueblos”.

Cada uno ha de ser libre para expresar y hacer lo que quiera mientras no dañe a otro, en una sociedad libre la conjunción de estos dos fenómenos es perfecta. En una sociedad gobernada por la omnipotencia y amenazas del estado, la disparidad se puede volver infinita.

Anuncios

7 comentarios para “El Vaticano pide, el estado obliga”

  1. ¿Tendria el Estado derecho a preguntarte cual es tu credo religioso?¿Tendria el Estado derecho a discriminarte segun tu credo?Lo digo porque si el Estado te contrata para oficiar matrimonios de todo tipo y tu discriminas y te acoges a tu libertad de conciencia para no hacerlo,quizas el Estado debria contar con esa infromacion por adelantado antes de contratarte.¿No?Me da la impresion de que crees que es aceptable la objecion de conciencia para casar gente del mismo sexo porque lo dice el Papa ,pero ¿Que pasa si se excusa en la objecion de conciencia para casar personas de distinta nacionalidad o raza?¿Seria aceptable esa objecion de conciencia?¿Por que?

  2. Sí, cada uno debe ser libre de actuar en función de su conciencia siempre que no perjudique a otro. Si lo hace, también debe atenerse a las consecuencias, como perder su puesto.

  3. Del texto: “Cada uno ha de ser libre para expresar y hacer lo que quiera mientras no dañe a otro”Pues eso, a ver a quién hacen daño los homosexuales casándose. No sé por qué tiene que venir nadie a prohibírselo.

  4. No es malo que la iglesia sea combativa, de hecho es lo que debería ser, la iglesia tendría que intentar cambiar este mundo tan lleno de injusticias. Lo malo es que ha escogido un mal objetivo, podía haber empezado con llamamientos a los militares católicos que participan en guerras injustas a que se nieguen, a los políticos católicos a que no participen en actos inmorales y se limiten a representar al ciudadano sin beneficiarse por ello denunciando cualquier conocimiento que tuvieren de algo no ajustado a derecho, a los empresarios católicos a que paguen legalmente sus impuestos y no participen en negocios no justos. En fin desgraciadamente hay demasiados ejemplos, a pesar de todos ello la iglesia lo que quiere cambiar del mundo es el matrimonio entre homosexuales.

  5. La Iglesia no está prohibiendo nada porque no puede, solamente pide a sus fieles que actúen en conciencia y quien pretende prohibir a la gente actuar en conciencia es el gobierno. sinoldigoreviento, ¿te enteraste de que la Iglesia se opuso a la guerra de Iraq?

  6. Muy acertado el primer anónimo. El Estado tiene derecho a saber quién va a contratar. Así, a lo mejor el Estado puede discriminar y saber qué funcionario va a cumplir mejor con sus obligaciones. Por ejemplo, no creo que Sanitas no contrate a alguien que no sepa de medicina a no ser que quiera perder su dinero con alguien incapaz de hacer algo en un hospital. Los funcionarios tienen un trabajo: aplicar las leyes. Si el funcionario no la cumple deberia de perder su puesto de trabajo por dejadez en sus funciones.

  7. No existe “un derecho privado aislado del derecho colectivo”, ningun acto de la realidad es independiente de la influencia del todo.Por lo tanto (no es correcto premiar la filosofia economica de M.Friedman, ni la filosofia social del libre albedrio como defensa del derecho individual), toda manifestación provoca una variación en el universo real, la cual fuera de un “control y de una regulación” a la larga o la corta deteriorara el interés comun en positivo o en negativo.

A %d blogueros les gusta esto: