Los intelectuales y sus fallos

Mi último artículo sobre los fallos de los ingenieros sociales e intelectuales. Su lema puede resumirse en:

Cuanta menos libertad tenga el individuo, y más burócratas nos digan qué hemos de hacer, mejor funcionaremos como conjunto. El individuo no importa ya que, propiamente, no existe en el modelo”. Más>>

Anuncios

3 comentarios to “Los intelectuales y sus fallos”

  1. <>Recientemente Blanca García, presidenta de la Asociación de Profesores de Secundaria, dijo: “la principal razón [del actual] fracaso educativo, del que además los peor parados son los alumnos de la escuela pública, no ha sido la falta de dinero. [La culpa] es de un sistema educativo elaborado en despachos de personas que no han pisado un instituto en su vida y que tienen unas teorías muy bonitas, pero que luego en la aplicación práctica son un desastre”.<>La experiencia dice que la mayoría del profesorado es de izquierdas, probablemente esta señora lo es, pues es poco probable que hubiera sido elegida en otro caso, ¿y se suelta con esta perla?
    Sería bueno saber qué propone la señora, aunque hay que reconocerle una cierta honestidad al reconocer que no es un problema de dinero. ¿Propone que sean los profesores, como ella, quienes decidan caprichosamente sobre el destino del dinero? ¿sobre lo que enseñar o no?
    En USA la mayoría de los profesores también son de izquierdas y los puñeteros dedican buena parte del tiempo de la clase en adoctrinar a sus alumnos.
    ¡Qué poca fe tengo en profesores y periodistas!

  2. John Leo Keenan diciembre 28, 2004 a 21:52

    Muy buen artículo y la última frase apunta a una gran verdad. Es mejor para todos que cambien de laburo.

  3. Hmmmmmmmmmm… el problema que actualmente tenemos los psicólogos es que nos creemos que, por descubrir unas reglas que rigen el comportamiento humano, podemos manipular todo lo demás a nuestro antojo y hacer cálculos futuros, lo que es un verdadero disparate. Una cosa es que hallemos normas de comportamiento capaces de explicar tal o cual fenómeno psicológico y otro muy distinto que hacer cálculos hacia al futuro, algo a lo que estamos a galaxias. En comunidades reducidas y voluntarias, se pueden conseguir consensos, pero hoy por hoy no se puede llevar a cabo, y defender lo contrario (no digamos aplicarlo) es absolutamente contraproducente.

    Pero hay un debate que está aún más por encima de que esto pueda ser plausible o no… y es la libertad absoluta de las personas y su derecho a que nadie se entrometa por lo que se considera el “bien común”, incluyendo el suyo propio. Eso es algo de lo que todavía algunos no se han enterado.

A %d blogueros les gusta esto: