Neoconomistas

Andy Robinson ha publicado en La Vanguardia un artículo llamado “Cheney apoya el plan de los ‘neoconomistas’ para acabar con los impuestos progresivos”. El mismo periódico también nos da una definición del término. El debate actual parece estar en:

“… el alcance de la reforma fiscal en Estados Unidos [que] no ha hecho más que empezar tras la segunda victoria de Bush. El vicepresidente, Richard Cheney se alinea con las tesis de los llamados neoconomistas, partidarios radicales de acabar con un siglo de progresividad en el impuesto sobre la renta”.

“Radical”, en el artículo, se entiende como benefactor por lo que a mi respecta, pues intenta disminuir la invasión coercitiva del estado sobre el individuo. Pero, para Daniel Altman —que acuño el término— neoconomista (neoconomist) es la política de Bush. Y tal política sólo hará aumentar las desigualdades entre ricos y pobres según él. El problema que plantea Altman no se debe a la bajada de los impuestos en si, sino a la dimensión del estado. El neoconomista de Altman no es un liberal sino un defensor del estado y de la mayor agresión contra el individuo: los impuestos.

Bajar los impuestos está muy bien, y es preferible a aumentarlos, pero el fin jamás ha de ser ese, sino acabar definitivamente con toda agresión del estado —y los impuestos primero. Lo que suena muy extraño es que los políticos aboguen por rebajar su poder, y aunque lo hagan, nada nos asegura que sus sucesores puedan volverlos a aumentar si les viene en gusto. Igualmente, si bajan impuestos y el gasto del estado aumenta o se queda igual, la financiación estatal vendrá de un mayor endeudamiento del país, y ya tenemos experiencia de eso con la época Reagan. Las consecuencias, siempre son virulentas crisis.

La mejor forma de no pagar impuestos es dejarlos de pagar ya: el mercado negro es un aliado, haga sus transacciones fuera de la vigilancia del estado, declare lo mínimo posible, llévese el dinero fuera del país si puede… La solución al estado omnipotente no viene de términos acuñados por los enemigos del mercado ni la libertad, ni del “esfuerzo” de los políticos, sino de las ansias de libertad y prosperidad de cada hombre que quiere ser libre. Y cuando ocurra, la esperada revolución fiscal por fin se producirá.

Anuncios

5 comentarios to “Neoconomistas”

  1. Pues sí, totalmente de acuerdo. Tener nómina legal en España supone estar pillado, a menos que sea una nómina de miseria supone estar excluido de becas, guarderías públicas, acceso a viviendas de protección oficial, es decir, estar excluido de todo aquello que pagas con tus impuestos. Y otro caso es la jubilación. Nómina en A supone cotizar un montón para, dentro de 30 años, cobrar aquello que el político de turno quiera “magnánimamente” darte, si queda algo, comprando tu voto…., imagino cobrar todo en B, hacerme un plan de pensiones privado fuera del alcance de la hacienda española, comprarme una vivienda de protección oficial y tener sanidad de seguridad social, porque basta estar empadronado, aunque no pagues ni un duro, para tenerla…. y, si no me convence, pues ya contrataré un seguro privado…

    Saludos…

  2. Que correcto y ético es lo que proponéis, me quedo con todos los beneficios del “estado del bienestar”, pero que conmigo no cuente para nada.

    Ya que decís que no hay que pagar nada al Estado, dejad de hacer uso de los servicios del estado voluntariamente, para tener un mínimo de coherencia. Pagaos médico privado, nada de viviendas de v.p.o., colegios privados para vuestros hijos (nada de subvencionados), siempre por autopista de peaje, etc

    Si vuestro “mundo liberal” está formado por “personas” como vosotros… desde luego para mí, la social democracia es el paraiso.

    Siempre habláis de vagos, parásitos y demás, pero… ¿quién es el parásito de quién?

  3. Anonimo.., ni has leído lo que he escrito, te repito: tengo una nomina mediana, lo que implica ->

    – Estoy pillado, entre impuestos directos (robo directo a mi nómina), e indirectos (robo al bolsillo) tengo que pagar todo, al contrario que autónomos que puedan tener ingresos en B, trabajadores en economía sumergida ,etc.., que sólo sufren el robo “indirecto”.

    – No tengo derecho a VPO, “me paso en ingresos”. (Además de los criterios del político de turno, vivir 10 años en tal pueblo, ser padre soltero, etc..)
    – No tengo derecho a guardería pública para mi hija, porque “me paso”.
    – Tengo una sanidad masificada y si quiero una privada tengo que pagarla APARTE, al contrario que los FUNCIONARIOS públicos (MUFACE).
    – Pago un pastón para mi jubilación que, además, no llegaré a cobrar y que estará supeditada a la voluntad e los políticos.

    etc, etc.., sí, qué insolidario soy…

  4. No sé, por lo que veo yo, no siempre es como cuentas, nadie que conozca que tenga una nómina mediana cómo tú comentas, ha tenido problemas para obtener ayudas a la vivienda, o viviendas de protección oficial.

    El tema de las guarderías posiblemente si que está más complicado, al igual que los asilos de ancianos, que normalmente se destinan a la gente más desfavorecida. Otra cosa, es lo de autónomos que cobran en B, y se quedan con tu plaza, pero eso es típico del “pillaje” español y no creo que sea una proporción significativa.

    En cuanto a la sanidad masificada, prefiero tenerla aunque sea masificada, que no tenerla al no poder pagar un seguro si me quedo sin trabajo.

    Lo de la pensión, hombre, yo espero que llegues a cobrarla, y aunque no me gustaría que te pasase, si por cualquier razón tuvieras una invalidez permanente, seguro que agradecerías la ayuda que recibirías.

    Pero bueno, cada uno tiene su historia, y si te sientes tan discriminado, entiendo tus quejas, porque mañana puedo ser yo el que lo haga.

  5. Lo que parece que preocupa a muchos es cómo pillar más al Estado. Votan pensando en quién da más. A mí lo que me preocupa es que me pille menos él a mí. Voto pensando en quién quita menos.
    Tengo una nómina, estoy pillado, y creo que es media-baja. Pero en este modelo económico anquilosado no hay manera de salir adelante.
    Al cuerno con los beneficios sociales. Si los hay es porque los pagamos todos. No son un regalo de nadie. Si los hay es porque unos generan más riqueza que otros y por eso pagan más. Yo prefiero una sociedad de la que tiren éstos, los más capaces y prolíficos, que no una sociedad de al ritmo de vagos y parásitos. Otra cosa, si todos fuéramos receptores netos del sistema de bienestar ¿quiénes serían los dadores?
    Apoyo la propuesta fiscal de Jorge. A declarar lo mínimo para que no te pillen. Y si además estás comprometido con una sociedad libre, a pillarle al estado del bienestar todo lo que puedas que así quebrará antes.
    Visita mi blog: road-to-freedom.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: