Otro mundo es posible

En la versión digital elmundo.es ha salido una noticia titulada “La fiesta contra el capitalismo estallará en Londres” haciendo referencia al Forum Social Europeo (FSE). Evidentemente la nota estaba dentro de la sección “Solidaridad”, que podrían pasar a llamar sección “Anticapitalismo”, sección “pro–pobreza”, o sección “odio al mundo”.

Según la editorial de este diario, la manifestación del FSE será “una multitudinaria cita que reunirá, […] a cuantas personas quieran acercarse hasta la capital inglesa para mostrar su repulsa a la “guerra, el racismo y el poder de las multinacionales”.

El lema nos puede resultar algo ambiguo. La guerra, para los liberales, la crean los estados y es una agresión en toda regla. El racismo es un acto personal que no entraña violencia por si mismo (como el feminismo o el machismo), y sobre el “poder de las multinacionales” ya hablé en otra ocasión. De hecho, el lema, a parte de un tópico, es bastante ambiguo. Leyendo la Carta sobre los Principios de la FSE las ambigüedades aún se acentúan más tomando ideas esquizofrénicas que se pueden aplicar a muchas otras ideologías:

“El Foro Social Mundial se opone a toda visión totalitaria o reduciente de la economía, del desarrollo y de la historia y al uso de violencia como medio de control social por el Estado. Propugna el respeto a los Derechos Humanos, la práctica de una democracia verdadera y participativa, relaciones igualitarias, solidarias y pacificas entre las personas, etnias, géneros y pueblos, condenando todas las formas de dominación o de sumisión de un ser humano sobre otro.”

Si excluimos lo de “reduciente de la economía”, que no se qué significa, podría ser la declaración de un liberal. ¿Qué liberal no se “opone a toda visión totalitaria”? ¿Qué liberal no está en contra del “uso de violencia como medio de control social por el Estado”? ¿Qué relación más pacífica existe que la del libre intercambio del Capitalismo? Y ¿qué liberal no está en contra también de “todas las formas de dominación o de sumisión de un ser humano sobre otro”?

La diferencia entre esta organización y los liberales es la que apunta el periódico:

“Génova fue el punto de inflexión dentro de las movilizaciones antiglobalización, la cumbre del G-8 acabó con un activista muerto, casi un centenar de heridos y decenas de detenidos. Policías y manifestantes convirtieron las calles de la ciudad italiana en una batalla campal”.

Los antiglobalización —como la FSE— se basan en la agresión y la violencia. Todo lo contrario ocurre con los principios liberales, la no–agresión. Los antglobalización, destrozan las vías públicas, comercios privados, coches, molestan a los viandantes, sus destrozos obligan a gastar y recaudar más dinero por parte del estado… Son parásitos que, aún criticar al estado, ¡viven gracias a él! Es el estado quien les consiente y subvenciona.
No hay más paz que la que otorga la libertad individual y la del libre mercado. Reducir, estos dos principios, aún en pro de un “mundo mejor”, sólo es mentir y llegar a sus objetivos contrarios. El camino a la paz y bienestar es ni estado, ni grupos de presión.

PD: en su Web hay una página destinada a preguntas generales en castellano. Sería muy interesante informarles que realmente sí que existe otra alternativa: Libertad Individual y Laissez-Fair radical.

Anuncios

2 comentarios to “Otro mundo es posible”

  1. (en relación a las preguntas) ¡¡Pero si da igual!! Lo que importa es que el malvado capitalismo es el responsable de todos los males de la humanidad y de las que quedan por venir (Apocalipsis bíblico incluído)… Por lo tanto, mucho me tema que sea lo más parecido que pueda haber con hablar con una pared… bueno, miento, la pared te responde con su indiferenica… ellos me llamarán fascista totalitario…

    < HREF="http://www.blogger.com/r?http%3A%2F%2Fserleve.blogia.com">The happy butcher<>

  2. jajaja… Eso también es cierto. Con gente de izquierdas es imposible discutir. Todo es cosa del corazón; del suyo claro.

A %d blogueros les gusta esto: