Una imagen mejor que mil palabras. Gasto público

El Acton Institute ha publicado un artículo llamado “Addition by Subtraction: Placing Limits on Government” donde sale un gráfico espectacular. El gasto federal americano desde 1789 hasta el 2003.

Gasto federal americano desde 1789 hasta el 2003

Este super-robo estatal no ha impedido que aumente el paro, la contaminación, la injusticia, que existan menos accidentes de coches, laborales, ni convertir a los pobres en ricos. Más bien, ahora hay más desempleados, más pobres, más injusticia y un largo etcétera.

A mayor estado; mayor malestar económico y social.

Anuncios

15 comentarios para “Una imagen mejor que mil palabras. Gasto público”

  1. el estado no gastaba ni un $ hasta 1939? no me lo puedo creer……………

  2. <>No. Pero en la escala del gráfico no se puede apreciar<>. Durante el S. XIX la recaudación del estado era pequeña comparada con los niveles acutales, por eso no se ve en el gráfico y parece que sea cero. Pero no lo es.

    Sí que había impuestos y emisión de dinero sin sostenimiento productivo antes de 1939 (en general gasto público). Por ejemplo, la Revolución Americana vino a raíz de la creación de un impuesto adicional del Reino Unido (<>Stamp Act<>) a los colonos americanos. Hasta Abraham Lincoln los impuestos eran muy reducidos (no superaban el 1% de la renta media anual) en Estados Unidos y Europa también.

    Precisamente David Ricardo, y la mayoría de economistas del S. XIX, atacaba “La ley de pobres” y “alto gasto” del estado. Evidentemente, esa ley se financiaba con dinero que el estado sacaba por medio de los impuestos a los ciudadanos y empresas o también imprimiendo más “papel” (dinero).

  3. Libertarian, la verdad, yo llamaría a usar cifras absolutas de gasto en una escala lineal “un truco barato”. Sería más informativo usar cifras absolutas en escala logarítmica, o cifras relativas al PIB, o ambas.

    Eso sí, también sería menos “espectacular”.

  4. John Leo Keenan septiembre 15, 2004 a 22:33

    Esto no es un truco de magia. Significa una inflación increíble y un gobierno fuera de control.

  5. Vale, John. Ahora ponme en ese mismo gráfico a la misma escala y en otro color el PIB a lo largo de ese período, y tal vez entiendas lo que quiero decir. O si el PIB te parece algo muy artificial, alguna cifra más real y más fácil de medir o estimar: el gasto de los estados, el valor de las exportaciones, el de las importaciones…

  6. Mayo,

    Para empezar, usar “<>cifras absolutas en escala logarítmica<>” es imposible en un gráfico temporal. En todo caso será semi–logarítmico. Pero usarlas no “<>sería más informativo<>” como mantienes. ¿Qué tiene que ver el aumento del gasto estatal con su relación anterior? Ninguna (las funciones semi–logarítmicas sólo expresan eso). Realmente no depende de él mismo, ni tampoco de ningún otro elemento productivo, sino de la decisión unilateral e impuesta de un conjunto de políticos, es decir, de lo que quieran robar a las empresas y particulares. A nivel “formal”, o estadístico puede parecer más elegante, pero no informa de ninguna realidad.

    Podría mostrarlo, como dices, en una magnitud relativa al PIB (nominal o real), o incluso deflactándolo con el CES si quieres también, o podría hacer un desglose por sectores deflactándolo con cada una de las relaciones imputables a los mismos en la matriz de Leontief (en caso que fuese posible conseguir tal información), o cualquier otra medida “productiva” o de distribución. ¿De qué nos serviría? De nada.

    El gasto gubernamental no es un factor, o variable, homogénea o harmoniosa a la producción porque, entre otras cosas, no nace del mercado sino de un zar de la producción, es decir, de un político o tecnócrata que aplica el gasto según su moral más elevada sin tener en cuenta las decisiones del mercado ni diferencias productivas que se producen en el tiempo. Es más, la producción nacional puede caer y el gasto estatal aumentar. De hecho, es algo frecuente. O también puede pasar lo contrario. Pero en ambos casos ¿Y?

    ¿Qué relación tiene que un político otorgue más subvenciones al tabaco como ocurre en la UE —crea más gasto público— y a la vez restrinja su producción por ley —sigue aumentando el gasto público ya que tal restricción ha de ser creada, mantenida y supervisada— y el PIB, PNN… suba o baje? ¿Realmente nos está informando de algo que podamos usar? No, ya que numéricamente no podemos ver las disfunciones que ha creado el estado en la estructura vertical del sector ni horizontal; es decir, las relaciones subjetivas que mantiene el sector con el resto de la economía (no sabremos cuánto se ha dejado de ganar o perder en cualquier término). <>Y estos dos últimos puntos (la coordinación subjetiva horizontal y vertical) son lo fundamental y no las relaciones cardinales y arbitrarias macro<>. (Que por otra parte, no llegan ni a ser enteramente “brutas” en su definición; tal y como ocurre con el PIB).

    El gráfico muestra algo muy claro. <>El robo del estado no hace más que aumentar<>, pero no en términos de impuestos en si mismos, sino en otro factor que no se ve; la creación de nuevos activos del estado para compensar sus pasivos. Precisamente hoy a salido un artículo sobre este tema de Laurence Kotlikoff llamado “< HREF="http://www.blogger.com/r?http%3A%2F%2Fwww.sfgate.com%2Fcgi-bin%2Farticle.cgi%3Ffile%3D%2Fchronicle%2Farchive%2F2004%2F09%2F12%2FMNG2S8NOI21.DTL"><>Speeches ignore impending U.S. debt disaster. No mention of fiscal gap estimated as high as $72 trillion<><>”. Pero aún no creyéndote lo que mantiene Kotlikoff ¿Realmente el “gap”, o continuo gasto público, será cubierto con impuestos compensatorios? No. Sino que será “soportado” con nuevas emisiones en el mercado sin que haya existido una compensación o “soportamiento” productivo real. Dicho de otra forma, no se está inyectando liquidez al “sector productivo” directamente (como pasó en los días del keynesianismo y reventó en la crisis de los años 70), sino que se está creando sobre–inversión en el “sector financiero” (mercado de capitales y monetario. No vale la pena explicar ahora la relación de los flujos de uno al otro según su sobre–inverisión porque son bien conocidos).

    En realidad es lo mismo, se crea inflación en los dos casos (una visible y otra invisible) y el fin será el mismo; una crisis cuando existan fuertes descompensaciones de “sobre–producción” —en este caso financiera en “primer término”, y productiva en “segundo término” y no productiva en “primer término” como pasó en los años 30 ó 70.

    ¿Qué relación tiene medir esto con una magnitud macro tal y como propones? Ninguna otra vez porque ni siquiera entra en tal magnitud. ¿Qué muestra el gráfico? Otra vez: <>el robo del estado sigue aumentando por un camino u otro<>. Eso, y no otra cosa, es lo que está mostrando ese gráfico.

    Jorge.

  7. Pastor:

    Para empezar reconozco que, como lo que quieres comunicar es simplemente “el gasto federal ha aumentado una burrada” y en los términos gráficos más evidentes, enérgicos y aun aplastantes, te da lo mismo e incluso te viene muy bien que, en el gráfico, el gasto no se pueda distinguir de cero antes de lo que parece ser 1945 (excepto por los minúsculos piquillos hacia 1861 y 1922). Pero esto es equivalente a positivar un negativo dejando uniformemente negra la mayor parte de la foto, una zona más oscura que las luces pero en la que en realidad sí había detalle. En ambos casos se pierde información que está en los datos; en el que nos ocupa, casi todas las variaciones del gasto federal en el 70% del período que cubre el gráfico. ¿Que esa información te sobra por ser irrelevante para tu propósito, pues de lo que se trata aquí no es de mostrar toda la información posible sino de ilustrar un panfleto? Pues vale; pero sigo sosteniendo que omitir información puede razonablemente considerarse menos informativo que no omitirla.

    Y, puesto que a mí sí me suele interesar representar la mayor parte posible de la información que haya en los datos, propuse lo primero que se me ocurrió, pobre no-economista como soy aunque no completamente ignorante de la representación gráfica de datos. Y allí me encontré entre los cuernos de un dilema.

    Una escala logarítmica (para los dólares, obviamente, con una lineal para los años, o sea un gráfico semilogarítmico en conjunto) permite representar variaciones a lo largo de un rango más amplio de valores, sin necesidad de compararlos con otra cosa, y por eso la propuse. Mas, ay, que esto no te parece sino vacuamente elegante.

    Buscando otra posibilidad que conservase la linealidad se me ocurrió comparar el gasto federal a lo largo de ese período con alguna magnitud conmensurable, algo contado igualmente en dólares, y significativo. Mas, doble ay, que esto es aún peor en tu concepto.

    Pero permíteme explicarme. Ya sé que el PIB es un constructo artificioso, pero tengo la vehemente impresión de que el gasto público ha de salir de alguna parte (¿o hay alguna manera de que el gasto federal de 1790 hubiera sido de un billón (<>trillion<>) de dólares, aun dólares de 2003?) y no me pareció absurdo intentar compararlo con ese “algo” del que ha de salir. Suponiendo por simplicidad dos países con el mismo gasto público absoluto sufragado exclusivamente con un impuesto sobre las compraventas, no ha de ser lo mismo que en el uno la tasa del impuesto sea del 1% y en el otro del 20%. O tal vez sí, según creo entenderte.

    Marzo

  8. Marzo,

    No creo que se pueda decir “panfleto” al gráfico. El gráfico es una realidad. Hasta la llegada de Lincoln un ciudadano americano pagaba menos del 1% en impuestos. Incluso <>una gran parte de la gente no pagaba nada<>. No es el caso hoy día precisamente. En Europa fue diferente, pero la baja presión del estado en este tema era muy parecida. A los que no pagaban los impuestos, que generalmente eran la gente pobre, no se les solía perseguir como hoy día. Curiosamente H. Thoreau en Estados Unidos fue encerrado por no pagar un impuesto que curiosamente pocos pagaban. Por eso algunos historiadores mantienen que su encarcelamiento fue injustificado e incluso ilegal. Lo de ilegal lo dicen por la forma en la que se hizo.

    Ningún sentido tiene intentar hacer un análisis de datos de un solo gráfico. Los gráficos de precios son representaciones gráficas de unos datos muy concretos (precios), y es con los datos, y no gráficos, con los que se trabaja. Pero es que aún más, para hacer análisis económicos se suele trabajar con otros conjuntos derivados de los datos. Cualquier economista y analista lo tiene siempre muy presente. (Pero si quieres datos aquí hay una buena fuente < HREF="http://www.blogger.com/r?http%3A%2F%2Fwww.census.gov%2Fgovs%2Fwww%2Findex.html"><>Census of Governments<><>, también puedes perdidos al BCE, FMI, etc. Sólo hace falta que te los den. Recientemente pedí una evolución histórica al INE sobre el desempleo y tras 3 e–mails aún estoy esperando a que me digan algo; aunque sólo sea “no nos obligues a trabajar pesado! Que somos funcionarios”).

    ¿Pero por qué los analistas ponemos gráficos en nuestros informes? (fui analista financiero, pero ya no). Para guiar mejor al lector en lo que queremos decir. Incluso los gráficos de los informes bursátiles basados en análisis técnico que se entregan a los clientes no muestran todo el estudio, esa labor la ha realizado el analista previamente con más datos.

    Lo importante aquí es cuando dices “<>Ya sé que el PIB es un constructo artificioso, pero tengo la vehemente impresión de que el gasto público ha de salir de alguna parte<>”. Pues bien, no es así del todo. Esto es fundamental: el gasto público puede salir de otra parte que no sea la “producción del PIB”, y de hecho así ocurre. Gran parte del gasto público (estatal en agregado) no sale de la producción real, ni del “fondo de subsistencia” creado por los medios de producción privados que se han generado, sino del aumento de la oferta monetaria sin producción que lo sustente. Si quieres decirlo más técnicamente, ampliando la M3. Como suelen decir los austriacos “parte del gasto estatal sale literalmente de la nada”. (Esto, y lo que viene, responde por encima al último párrafo de lo que has posteado: “<>Pero permíteme explicarme… según creo entenderte<>”).

    Esta creación de dinero —que cuando lo practica un particular la llaman “falsificación”, pero cuando la hace el estado lo llaman “estabilidad de precios”— no ocurre desde ahora, sino desde la época de los romanos incluso. <>Esto es lo que provoca las grandes crisis<>. A principios del S XIV Dante llamó a Felipe el Hermoso de Francia “<>il falsificatore di moneta<>” porque creó monedas con menos oro del que informaban: aumentó lo que se llama “el señoraje”; la herramienta de medio de pago no estaba sustentada por su subyacente y en último término producción. Hoy día es diferente esta falsificación, pero tiene los mismos efectos: ciclos y crisis económicas. Otra vez “parte del gasto estatal sale literalmente de la nada”.

    El estado no sólo expropia y gasta lo que la economía privada ha producido en el pasado y presente —robo que practica bajo amenaza de multas, cárcel, o incluso asesinato si persistes en defender lo tuyo— sino que además gasta lo que no tiene y no puede poseer ni recaudando más impuestos. En este sentido espero que veas la no, o más bien, relativa importancia de la producción y gasto estatal. El efecto de recaudar y “crear dinero” es el mismo (sólo me refiero al efecto teleológico, no a las fases intermedias como la reducción del tipo de interés que se genera, inflación crediticia… Explicar esto complicaría el tema ahora). Es decir, el estado directa o indirectamente amplia la oferta monetaria sin que haya habido un sustento productivo. La mejor fuente histórica reciente —y que se repetirá— es la crisis Argentina. Este proceso es lo que crea las “burbujas”. Un claro ejemplo lo tenemos también en el sector de la construcción de España, Reino Unido y Estados Unidos.

    Ahora, si a ti sólo te “<>’suele’ interesar representar la mayor parte posible de la información que haya en los datos<>” jamás serás buen economista porque esos datos de poco informan. Los análisis inductivos extremos (como la econometría, econofísica, etc.) no permiten hacer teorías atemporales ni ciertas por su propia esencia. Sólo la lógica deductiva lo permite. ¿Por qué se empieza a hablar de una crisis del paradigma neoclásico? Porque el tiempo ha demostrado que tales teorías no sirven de nada. El discurso del método, y la arbitrariedad de los datos agregados es bien conocido y no creo necesario exponerlo ahora.

    Pero siendo así, ¿qué muestra el gráfico, y cuál es la intención del mismo? Simplemente una cosa que bien has apuntado: “el gasto federal ha aumentado una burrada”. Y como ya dije, esto significa que “el robo del estado sigue aumentando por un camino u otro” creando pérdidas netas totales a toda la sociedad.

  9. Hola, Jorge.

    -No llamaba panfleto al gráfico sino a la obra en que se incluye (tu entrada o el artículo del Acton Institute), en el sentido de obra breve de intención polémica; sin acritud (la Real Academia dice “de carácter agresivo”, pero eso me parece un tanto fuertecillo para este caso).

    -“<>Hasta la llegada de Lincoln un ciudadano americano pagaba menos del 1% en impuestos.<>“, me dices tú. Pero no me lo dice el gráfico, porque 1) muestra valores <>absolutos<> de gasto federal y 2) por la escala elegida no permite apreciar diferencia alguna entre antes de Lincoln y después de Lincoln.

    -“<>Esto es fundamental: el gasto público puede salir de otra parte que no sea la “producción del PIB”, y de hecho así ocurre.<>” Estoy de acuerdo; y, nuevamente, el gráfico tampoco muestra eso ni puede mostrarlo, porque no compara el gasto federal con aquello de donde supuestamente sale, ni con nada. Pero ya me dices que no era esa su intención.

    Caí después de enviar el comentario anterior en que no hace falta comparar dólares con dólares para que la comparación signifique algo. Me pregunto qué mostraría un gráfico de gasto público <>per capita<>, y si no te parecería significativo y contudente. (Creo que debería: sin duda la población de los USA no se ha quintuplicado desde 1982).

    Ah, y yo no soy neoclásico ni keynesiano; no soy economista, pero por donde tiro es por la escuela austríaca.

  10. Hola Marzo,

    El objetivo del gráfico lo he dejado muy claro. Pero mira algo más reciente (1er gráfico). Aquí tienes algo que colgué hace un tiempo: “< HREF="http://www.blogger.com/r?http%3A%2F%2Fwww.jorgevalin.com%2Fweblog%2F2004%2F05%2Fdeuda-pblica-y-dficit-federal.html">Deuda pública y déficit federal americano<>”. A eso añade el último presupuesto extra que Bush pidió al Congreso. No recuerdo bien si fue aprobado o no, pero igualmente se está gastando el dinero.

    Desde el punto de vista económico da igual lo que el estado se gaste o no. El problema es que al intrometerse crea grandes fricciones en la estructura productiva. Y esa intervención, a la vez, es un robo ya que nadie paga al estado voluntariamente.

    Pero insisto, estos “datos” no son más que juegos de economista. Es más, para mi sólo son información útil para el periodista. El economista de verdad ha de estar interesado en la búsqueda de teorías reales y que expliquen todos esos procesos.

  11. El otro día encontré un artículo (ahora no lo encuentro, debo una referencia) en castellano de James Buchanan (public choice) donde relataba las razones por las que el Estado del Bienestar acabaría yéndose a pique… Entre ellas, por supuesto, estaba la costumbre de los estados de ir aumentando constantemente los gastos públicos, “mejorando” los proyectos de intervención y demás historias…

    Personalmente, no creo que el Estado lo haga tan mal en todo… pero sí creo que tiene una tendencia innata a desangrar los bolsillos del ciudadano con demasiado entusiasmo…

  12. El comentario anterior (si es que sale) era mío.
    The happy butcher

  13. ” Anonymous said…

    This post has been removed by a blog administrator.”

    ¿Y tú te consideras liberal?

  14. <>Este blog es de mi propiedad<>. Liberal no es consentir todas las ofensas que otros puedan decir o hacer otros. Eso es ser idiota y no liberal.

    En este blog sólo acepto comentarios con sentido común y no divagaciones dignas de un niño de 6 años.

    <>Cualquier otro comentario ofensivo será borrado<>.

  15. “En este blog sólo acepto comentarios con sentido común y no divagaciones dignas de un niño de 6 años.

    Cualquier otro comentario ofensivo será borrado.”

    Creo entender que comentarios con sentido común deben ser aquellos que piensen como tú, el resto son divagaciones.

    De acuerdo, mírate un poco de teoría sobre cómo realizar una gráfica correcta y te darás cuenta de los errores de la gráfica que has mostrado. Entonces llegarás a la conclusión que llegué yo. No la expongo otra vez, no vaya a ser que alguien se sienta ofendido… símplemente decir que lo que dice esa gráfica es una información falseada por defectos en la forma de realizarla, y no se puede extraer ningún tipo de conclusión válida.

    ¿Sigue siendo un comentario ofensivo?

    Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: