El pagador de impuestos y consumidor de impuestos

Merlin H. Hunter y Harry K. Allen fueron los primeros economistas en definir cómo se organizaba una sociedad con estado intervencionista: entre los “pagadores de impuestos” y los “consumidores de impuestos”:

The necessary result, then, of the unequal fiscal action of the government is to divide the community into two great classes: one consisting of those who,in reality, pay the taxes and, of course, bear exclusively the burden of supporting the government; and the other, of those who are the recipients of their proceeds through disbursements, and who are, in fact, supported by the government; or, in fewer words, to divide it into tax-payers and tax-consumers.

¿No lo habéis visto claro? Pues leer esta noticia y lo veréis mejor. Pero añadamos una pregunta a posteriori. ¿Qué le pasa al “consumidor de impuestos” cuando entra un mayor consumidor de impuestos? Pues que, evidentemente, el primero deja de ser consumidor para volverse el “pagador de impuestos”.

Si esto lo relacionamos con la anterior noticia… Al ingresar en la UE los países del este, España pasará, un día u otro, de ser el mayor “consumidor de impuestos” a ser uno de los pagadores de impuestos. En ese momento al menos podremos decir que ya tenemos algo en común con los luxemburgueses… Sólo hay un problema adicional. Y es que España es incapaz, con este estado intervencionista (PSOE o PP), de generar la capacidad productiva de Luxemburgo…

Si alguien va a votar en el referéndum de la constitución de la UE, antes de hacerlo, al menos que tenga en cuenta esto entreotrasmuchascosasmás

Anuncios

6 comentarios para “El pagador de impuestos y consumidor de impuestos”

  1. No me acuerdo de quién. Pero leí un artículo hace muchos años proponiendo conceder el voto en exclusiva a los tax payers. Desde entonces me sumo a la petición.

  2. Efectivamente José Carlos. Esa es una idea del <>Public Choice<> sobre todo. Uno de los precursores del <>Public Choice<>, Gordon Tullock, lo defiende.

    Tullock, por ejemplo, mantiene que los funcionarios no han de tener derecho a voto ya que su voto ya está dado de antemano. Pero recordemos que es una idea de Tullock, ya que la mayoría de los pensadores del <>Public Choice<> consideran esta idea “radical”. Como sino lo fuera otra propuesta, de esta escuela económica también, de convertir Estados Unidos en una empresa llamada “USA Inc.”…

    Jorge.

  3. Al respecto también es muy interesante la reelaboración hoppeana del concepto marxista de clases sociales en función del pago y consumo de impuestos.

    http://www.mises.org/journals/jls/9_2/9_2_5.pdf

  4. John Leo Keenan septiembre 7, 2004 a 23:51

    Hola Jorge,
    Interesante. Es cierto todo esto. Mas hay ciertas verdades fuertes que son como tragos muy fuertes incluso para los pagadores de impuestos. Esta verdad me parece un ejemplo. Creo que está bien para el análisis científico pero este enfoque en la política puede alinear a mucha gente (por ser algo demasiado fuerte para demasiada gente).

    Yo sé q

    Ayn Rand se acerca a algo así con su presentación de los parásitos con respecto a los productores. Sin duda, existe esa relación.

    Hay otro enfoque, que lo he visto a Mises usar y que me parece mucho más efectivo. El habla de productores por un lado y de aquellos que se benefician de la producción sin haber hecho absolutamente nada por crear esos bienes y servicios. Nadie queda mal. Todos comprendemos que no hemos hecho la mayor parte de las cosas que consumimos, ya sea, la cocina, el reloj, el auto, tantas cosas, y podemos comprender que alguien las ha hecho y que son muy beneficiosas para nosotros y que no nos conviene detener, obstaculizar a esos productores.

    Y hay muchas maneras de explicar con efectividad que el Estado tiene que ser disminuido drásticamente por el bien de todos.

    Como ha ciertas medicinas, a esto hay que ponerle anestesia. Si no, es demasiado duro y hasta puede ser contraproducente.

  5. John Leo Keenan septiembre 8, 2004 a 00:00

    Hola nuevamente.

    Se me fue el documento sin acabarlo, cuando estaba todavía viendo cómo enfocar el asunto, accidentalmente aprete el botón que no debía.

    Bueno, ni modo, me río aquí, qué le vamos a hacer.

    Creo que está lo suficientemente claro. Lo que quisiera añadir es que obviamente tú no estás buscando votos con la declaración y explicación sobre los pagadores de impuestos y los consumidores de impuestos. Mi nota de cautela se refiere al uso de está lógica cuando de conseguir votos se trata o incluso cuando se trata de un programa educativo para un principiante.

    Recuerdo que una cautela semejante la aplican muchos cristianos con sus estudios bíblicos. Uno no empieza con el dragón del apocalipsis. Eso es verdad cristiana pero puede asustar. Se empieza con los evangelios, las profecias se dejan para el final. En, quería compartir esto, a ver si vale.

    Saludos.

  6. Hola John,

    entiendo lo que dices. Mi intención, y lo digo en serio, no es convencer a nadie. Ya hay otros economistas más interesados, que no yo, en convertir a los no–liberales en liberales. Personalmente creo que es una labor inútil.

    Yo sólo me dirijo a los liberales. Mi único propósito es mostrar qué es, y qué efectos positivos tiene la libertad absoluta, así como mostrar los negativos efectos de lo contrario. Si tenemos que ir con “esto no será aceptado hoy día”, o esto “suena demasiado liberal” al final sólo estaremos defendiendo una forma más de socialismo.

    Inevitablemente el liberal (<>libertarian<>) acaba siendo provocativo dependiendo en la materia que se pronuncie. Otros ya < HREF="http://www.blogger.com/r?http%3A%2F%2Fwww.karendecoster.com%2Fbio.html">lo expresan directamente<>:

    “<>I am a paleolibertarian CPA/freelance writer who is devoted to the causes of liberty, individualism, and the free market. I embrace the right to keep and bear arms; recognize the superiority of the Articles of Confederation; subscribe to a motley assortment of conspiracy theories; and believe that government is evil, immoral, corrupt, and unnecessary in a free society. I am also an ardent lover and student of Austrian economics, the pro-market, anti-statist school of economics which exalts the accountant as being necessary to capitalism. Also, I proudly wear the title “<>Queen of Political Incorrectness<>”, given to me by my friend Tom DiLorenzo.<>“

A %d blogueros les gusta esto: